ALBA-TCP

ALBA desconoce elecciones espurias en Honduras

La VIII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América denunció que el propósito del Imperio es ahogar los derechos de los pueblos y apuntalar los intereses de las fuerzas de la reacción

Cumbre del Alba
ALBA desconoce elecciones espurias en Honduras. | Jairo Cajina

Redacción Central |

La VIII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América denunció  que el propósito del Imperio es ahogar los derechos de los pueblos y apuntalar los intereses de las fuerzas de la reacción

La VIII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos para Nuestra América (ALBA) ratificó  la más enérgica condena al golpe de Estado en Honduras y al proceso de legitimar esa asonada mediante las elecciones espurias del 29 de noviembre.

La declaración final de la reunión efectuada en La Habana expresó la más firme convicción de que el cuartelazo, perpetrado con el apoyo de Estados Unidos, ha tenido como propósito frenar el avance de las fuerzas del progreso y de la justicia social en ese país y en América Latina y el Caribe.

El documento condena la intención de legitimar, a través de los comicios, el golpe militar, el secuestro del Presidente, la violación de la Constitución, el atropello contra el pueblo, la muerte, detención arbitraria y desaparición de personas, y al régimen de facto que usurpó el poder.

Esto es un ejemplo manifiesto de que las nociones de democracia, derechos humanos y respeto a la ley tienen para algunos gobiernos y sectores políticos de la región un valor llanamente utilitario, expresa el texto.

Los países del ALBA llamaron la atención a los gobiernos y pueblos de la región sobre el peligro que plantea el propósito de regresar a la región a la época de los Golpes de Estado, con el objetivo de ahogar nuevamente los derechos de los pueblos y apuntalar los intereses de las fuerzas de la reacción y del imperialismo.

El bloque saludó la actitud de los países que mantienen una posición de rechazo al régimen golpista e ilegítimo de Honduras, en particular aquellos que han sido consecuentes con las posiciones adoptadas y reiteradas por el Grupo de Río, y coherentes con el compromiso a favor de la democracia, los derechos humanos y el respeto a la ley.

En este contexto, llamaron a los pueblos y gobiernos de América Latina y el Caribe a impedir que los perpetradores del golpe militar del 28 de junio del 2009 gocen de impunidad en sus países.

Expresaron su solidaridad y apoyo a la resistencia pacífica del pueblo hondureño y al Frente de Resistencia Nacional y respaldaron el clamor popular a favor de un proceso político constituyente que contribuya a la estabilidad, seguridad, progreso y democracia en el país.

La declaración final reconoció la actitud firme y valiente del presidente Manuel Zelaya,subrayó la difícil situación humanitaria que enfrenta el pueblo hondureño y llamó a la adopción de todas las medidas posibles a fin de aliviarla, en plena aplicación del principio de solidaridad que aúna a los países integrantes del ALBA.

también te puede interesar