Salud

Ahora la mantequilla, ¿es sana?

Los debates sobre alimentos en la actualidad a veces generan contradicciones

mantequilla
Mantequilla |

Oliverio Celaya |

La mantequilla, tan criticada en su momento por los médicos, ahora vuelve a la palestra mediante nuevos datos, cuando en su momento fue contrapuesta con la margarina, y luego a ambas se les encimó el no de muchos especialistas.

Todo esto aparece debido a los constantes reclamos del ser humano por tener una alimentación lo más saludable posible, tendencia positiva que existe en el mundo, para lo cual es necesario propiamente tener una carrera universitaria, cuando menos un postgrado, en nutrición.

Vayamos entonces a la mantequilla según ciertos cánones. La mantequilla es un verdadero deleite para nuestras papilas gustativas, pero muchos de nosotros tratamos de mantenernos alejados porque no es recomendable para nuestra dieta.

Sin embargo, cuando se toma con moderación, tiene una riqueza de beneficios para la salud, según nuevas consideraciones médicas.

Contiene grasas saturadas. Las grasas saturadas contienen mucho colesterol bueno y ayudan a disminuir el colesterol malo. Por lo tanto, son buenos para tu corazón y ayudar a prevenir los derrames cerebrales. Además, son uno de los ingredientes necesarios para el desarrollo del cerebro. También ayudan a contribuir a la pérdida de peso.

Poderosas vitaminas. La mantequilla contiene vitamina A, D y K, que pueden ayudar a revertir los efectos de la caries dental. Además, ayudan a mejorar tu vista y mantener tu piel brillante.

Minerales. Importantes minerales como el cobre, zinc y manganeso se pueden encontrar en la mantequilla. Estos son poderosos antioxidantes que ayudan a luchar contra los radicales libres peligrosos.

Tiene ácidos grasos. Los ácidos grasos impulsan tu metabolismo y tu sistema inmunológico. Se cree que la mantequilla contiene cadenas cortas y medias de ácidos grasos.

Contiene Ácido linoleico conjugado. Ácido linoleico conjugado reduce la masa grasa en los seres humanos. Este ácido graso se encuentra en los productos lácteos de los mamíferos que consumen una dieta a base de plantas. El ácido linoleico conjugado ayuda a combatir el cáncer, especialmente el cáncer de mama y de colon.

Contiene Butirato. Alrededor del tres al cuatro por ciento de la mantequilla es butirato, un ácido graso de cuatro carbonos que es responsable de mantener tu tripa funcionando bien.

Contiene calcio. La mantequilla tiene un montón de calcio que es necesario para mantener los huesos y dientes fuertes.

Contiene grasas Omega-3 y Omega-6. La mantequilla se dice que contiene el equilibrio perfecto de ambas grasas omega que son necesarios para el funcionamiento del cerebro y problemas relacionados con la piel.

Tiene buen colesterol. La mantequilla contiene el nivel perfecto de colesterol bueno. Esto es importante para mantener una función celular sana. Además, desempeña un papel importante en el desarrollo del sistema nervioso.

Mantiene la salud de la tiroides. La mayoría de las enfermedades relacionadas con la tiroides se deben a una deficiencia de vitamina A. La mantequilla contiene mucha vitamina A, por lo que ayuda a proteger contra las enfermedades de la tiroides.

Mejora la salud sexual. Los estudios han demostrado que las vitaminas solubles en grasa que están presentes en la mantequilla (A y D) pueden ayudar a aumentar tu rendimiento sexual.

Pero no se engañe. Consulte otros artículos, mantenga la máxima de la moderación al comer cualquier alimento, y tenga en cuenta sus padecimientos y necesidades. De cualquier manera estos datos médicos nos permiten soltar la mano y por lo menos tener un pan con un poco de mantequilla.
mem/rfc

también te puede interesar