Salud

Los países mejor protegidos contra los infartos

Los problemas del corazón constituyen la primera causa de muerte en algunas regiones del mundo

_m-5659f257-a095-11e2-97ee-a0aa7036bb0a
Los problemas del corazón constituyen la primera causa de muerte en algunas regiones del mundo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Existen algunas naciones que tienen al parecer una protección contra un problema internacionalmente conocido, los infartos del corazón.

Cuando se trata de enfermedades cardíacas, los franceses, japoneses y coreanos tienen las tasas de incidencia más bajas del mundo. Los siguientes hábitos saludables para el corazón que adoptan estos países pueden ayudar a aumentar años de vida.

Comen porciones más pequeñas. Debido a la naturaleza de su día de trabajo, comer en exceso es un problema menor en la cultura japonesa.

Tener que levantarse temprano para ir al trabajo y regresar a casa tarde significa que las comidas tienen que ser rápidas y en porciones más pequeñas. El tamaño de la porción es algo que está arraigado en la cultura japonesa y nunca se llenan al ciento por ciento cuando terminan de comer.

Comen alimentos fermentados. Ninguna comida coreana está completa sin una guarnición de kimchi.

Esta fermentación de comida es elogiada por expertos en nutrición, ya que los alimentos fermentados ayudan a reducir la inflamación, mejorar la inmunidad, favorecer la pérdida de peso, mejorar la digestión y la salud intestinal e incluso reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Eligen el té verde sobre el café. El té verde está lleno de antioxidantes, que pueden disminuir la presión arterial y el colesterol.

Mientras que la mayoría de los estadounidenses toman café por instinto, los japoneses optan por las bolsas de té verde.

Comen mucho pescado. No es ningún secreto que el pescado es realmente bueno para ti, pero integrarlo en la dieta diaria de la misma manera que lo hacen los japoneses y los coreanos ayuda a aumentar la esperanza de vida.

El secreto no radica en la proteína del pescado y la vitamina D, sino en los ácidos grasos omega-3. La explicación número uno de la salud del corazón en Japón y Corea es el mayor consumo de pescado graso rico en ácidos grasos omega-3 como EPA y DHA.

No pasan demasiado tiempo sentados. La TV es mucho menos prevalente en la cultura francesa y japonesa, lo que contribuye significativamente a sus bajas tasas de mortalidad.

Eligen el vino tinto. Si das un paseo por París y podrás divisar fácilmente a un parisino en una cafetería tomando un poco de vino.

Van caminando a todas partes. Las personas de más larga vida del mundo no están obsesionadas con correr maratones o unirse a gimnasios.

En cambio, viven en entornos que fomentan y apoyan la actividad. Por ejemplo, en Francia, Corea y Japón, conducir es menos común. En cambio, las personas caminan, utilizan una bicicleta o toman el transporte público.

Comen menos carne roja. Eliminar la carne roja y curada de tu dieta podría reducir tu riesgo de enfermedad cardíaca. Los japoneses tienden a comer menos carne que las personas en las naciones occidentales.

Por demás, vigilan su peso con frecuencia, fuman menos (el tabaco es verdaderamente dañino), y mantienen sus relaciones sociales, pues las personas de más larga vida del mundo eligieron o nacieron en círculos sociales que respaldan conductas saludables.
mem/rfc

también te puede interesar