Salud

¿Puede un beso provocar caries?

Existen diferentes tipos de caries, la coronal y la radicular son las principales

Beso
¿Puede un beso provocar caries? |

B. García |

La caries se caracteriza por generar un desgaste progresivo en los tejidos de los dientes y una desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana. Muchas personas tienen la creencia de que esta se puede contagiar a través de la saliva, compartiendo algún alimento o incluso por tomar del mismo vaso. ¿Tendrá esto algo de cierto?

Las bacterias que las provocan fabrican ese ácido destructor a partir de los restos de alimentos que puedan quedar entre los dientes luego de ingerir cualquier alimento, especialmente azúcares y almidones. En gran medida, la aparición de la caries se asocia a la mala higiene bucal, desde la falta del cepillado diario hasta el mal movimiento del mismo y la ausencia del hilo dental.

Existen diferentes tipos de caries, la coronal y la radicular son las principales, ellas afectan desde el esmalte dental, la dentina, y el cemento radicular hasta la pulpa dentaria y el periodonto, la estructura más importante que da soporte y sustentabilidad al diente.

A pesar de que pensemos que esta enfermedad únicamente está vinculada a la higiene bucal individual, según algunos especialistas, esto no es así, pues la caries también es contagiosa, al igual que muchas otras enfermedades que tenemos dentro de la boca. Insisten en la necesidad de cuidarnos de todas estas bacterias porque de manera muy fácil pueden proliferarse dentro de la boca y producir así más caries.

Según los dentistas, existen casos de pacientes que nunca han tenido enfermedades bucales o caries. Sin embargo, cuando tienen una pareja que sí padece de alguna de estas, las bacterias proliferan gracias a que utilizan la saliva como medio de transporte. Pero ¿cómo ayudamos a prevenir las caries?

-Cepíllese los dientes por lo menos dos veces al día, utilice hilo dental y enjuague bucal diariamente para eliminar la placa depositada entre los dientes y debajo de la encía.

-Sométase a revisiones dentales periódicas. La atención preventiva ayuda a evitar que ocurran problemas y que los problemas menores se conviertan en mayores.

-Lleve una dieta equilibrada restringida en alimentos con almidones o azúcares. Cuando ingiera estos alimentos, intente hacerlo junto a una comida y no entre comidas para minimizar así la cantidad de veces que expone sus dientes al ácido que producen las bacterias.

-Utilice productos dentales que contengan flúor, incluida la pasta de dientes.

-En caso de tener hijos, asegúrese de que el agua que ingieren contenga un nivel adecuado de flúor. La medida masiva para obtener el flúor necesario para los dientes es la sal; que no debe consumirse en zonas donde el agua natural trae cantidades grandes de fluoruro y en ese caso se utilizará sal sin fluoruro. Consulte a la autoridad sanitaria de su localidad para saber qué tipo de sal debe consumir.

Mel/Bga

también te puede interesar