Salud

Cortadas con papel ¿por qué duelen tanto?

Por lo general ocurren en los labios, lengua o dedos

Foto
Cortadas con papel ¿por qué duelen tanto? |

B. García |

Piense, por un instante, en lo que significa una cortada con papel. A veces hay un momento, entre la conciencia y el dolor, en que usted intenta pactar con el destino, con la esperanza de que todo lo sucedido fuera solo resultado de su imaginación. Pero el dolor está ahí y hay que detener la sangre. ¿Por qué es que duele tanto cortarse con papel?

Las cortadas con papel duelen por varias razones. Por lo general, ocurren en las partes más sensibles del cuerpo: los dedos, los labios o la lengua. Las terminaciones nerviosas de esas partes del cuerpo se pueden diferenciar con excepcional claridad y especificidad, sensaciones de presión, calor, frío y lesiones.

Nuestro cerebro tiene áreas especializadas para recibir señales procedentes de esas partes con perfecta definición. Las exquisitas habilidades sensoriales que ayudan a que nuestros dedos, labios y lengua sean tan buenos en sus funciones, también hacen que las lesiones sean más dolorosas. Además, estas mismas áreas tan sensibles también son partes del cuerpo que utilizamos con mucha frecuencia.

Las cortadas en los dedos, los labios y la lengua tienden a abrirse una y otra vez y esto reaviva el dolor cada vez. Por último, la profundidad de la herida es la ideal para exponer y excitar las fibras nerviosas de la piel sin dañarlas, de la misma manera que una lesión más profunda puede dañar gravemente las fibras nerviosas y afectar su capacidad para comunicar el dolor. La cortada con papel hace que se aviven y funcionen a plena capacidad.

¿Cómo detener el dolor? Primero, lave la cortada lo antes posible con agua y jabón. Esto reducirá la posibilidad de infección y ayudará a que la herida se cure más rápido. Mantenga la herida limpia y, si es posible, cúbrala por unos días con una venda adhesiva para proteger la herida e impedir que se abra de nuevo.

Mel/Bga

también te puede interesar