Salud

Agua embotellada y sus microplásticos

Eso podría ser realmente malo para la salud

Agua embotellada
Agua embotellada y sus microplásticos |

B. García |

El agua embotellada tiene niveles sorprendentemente altos de microplásticos, según un nuevo estudio; eso podría ser realmente malo para la salud humana. Es vox pópuli el hecho que las botellas de plástico son malas para el planeta; usamos un millón de ellas por minuto y la gran mayoría no se reciclan. Como resultado, las botellas se suman a otros residuos para dañar vías fluviales, la vida silvestre y acumularse en ecosistemas delicados.

Los microplásticos son pedazos de plástico que se han roto en un tamaño más pequeño que una uña. Alrededor de 275 mil toneladas métricas de este material ingresan en las vías fluviales cada año.

En un estudio realizado por la Universidad Estatal de Nueva York, se analizó el agua de 259 botellas producidas por 11 compañías diferentes y compradas en nueve países. En ellas dejaron caer un tinte rojo para que se adhiriera a los plásticos, diferenciándolos del agua en la que flotan.

Los científicos contaron un promedio de 10,4 partículas de plástico por litro. Los análisis mostraron que, si una persona bebe de media a un litro de agua embotellada al día-aproximadamente la mitad de lo que necesita una persona-, podría estar consumiendo decenas de miles de partículas microplásticas cada año.

Todavía se desconoce cómo los microplásticos afectan nuestra salud, pero hay motivos para pensar que su acumulación en el cuerpo no es buena. Ya sabemos que cuando los microplásticos son ingeridos por los pescados, sus hormonas son alteradas.

Es difícil pensar una solución para este problema. Las personas, junto con los ecosistemas en los que viven, probablemente estarían mejor protegidos si se reciclara más plástico y se optara por otros materiales a la hora de envasar.

Mel/Bga

también te puede interesar