Salud

Estirarse, estirarse y estirarse

Los estiramientos facilitan el mejor vivir y las actividades diarias que realicemos

ejercicios
Los estiramientos facilitan el mejor vivir y las actividades diarias que realicemos |

Oliverio Celaya |

Estirarse constituye clave para aliviar incluso dolores crónicos y para comenzar un día lo mejor posible. Este consejo lo sustentan muchos médicos e instructores deportivos que recomiendan tal actividad por encima de los medicamentos.

Pese a factores psicológicos en cuanto a dolores, la señal puede ser real y mantenerse viva en un bucle bioquímico que llega a perpetuarse y nos mantiene incómodos.

No obstante, al margen de los analgésicos y otras medicinas lo más importante es resolver el problema de una manera sana que muchos instructores deportivos recomiendan.

El ejercicio es buen comienzo para ello, por ejemplo.

Digamos que están los Pasos de lado a lado. Clasificado para siempre sin dolor busca poner fin a las molesticas crónicas y recupera la vida en 30 minutos al día, con beneficios para los tobillos, piernas y músculos de la cadera, además de mejorar la circulación.

Para ello empieza en posición de pie y dobla ligeramente las rodillas. Luego extiende la pierna izquierda hacia el lado en la medida de lo posible, pisando con cuidado y suavemente sobre tu pie, mientras que tratas de tirar el peso de tu cuerpo hacia arriba y lejos del suelo.

Este método tirando arriba te impedirá descansar con un fuerte impacto en el pie, lo cual sería dañino para las articulaciones.

Otra tarea es llevar los pies juntos y doblar las rodillas. Mantén ambos talones en el suelo, asegurando que tu peso se distribuye uniformemente sobre tus pies.

Asegúrate de que las plantas de los pies no están rodando hacia adentro o hacia afuera (el balanceo causaría dolor en las articulaciones). Alternando de izquierda a derecha de 16 a 32 veces.

Círculos completos de brazos. Mantén tus piernas en una postura amplia, cómoda, las rodillas ligeramente flexionadas. Estira un brazo hacia arriba. Imagínate que dibujo un gran círculo con el brazo y el torso, desde el techo hasta el suelo.

Permanece relajado mientras ejecutas el movimiento, especialmente los hombros y los codos. Y respira profundamente a través de los movimientos. No te apresures, tómate tu tiempo para moverte con cuidado y controlar completamente cada movimiento.

Completa cuatro círculos grandes. Frente a una silla, sostén la parte de atrás con las manos. Acércate lo suficiente para que los codos queden ligeramente flexionados.

Lentamente dobla las rodillas, lo que te permite sentir los músculos de estiramiento. A continuación, levanta lentamente los talones; debes sentir que los músculos elevan todo el peso del cuerpo. Mantén los movimientos lentos para aprovechar los beneficios de fortalecimiento.

Con los talones levantados lo más alto posible lentamente estira las piernas; esto va a estirar activamente las espinillas, ayudando a aliviar el dolor. A continuación, baja lentamente los talones hasta que lleguen al suelo una vez y otra. Repítelo de tres a seis veces.

A ello le sumamos la Secuencia de estiramiento de cadera, para aflojar y estirar una cadena de músculos que conecta el tronco hacia las piernas.

Si están apretados los músculos de la cadera pueden causar tensión hacia abajo en las rodillas y los pies, lo que limita su movimiento y que conduce al dolor.

En el caso del ejercicio uno, colócate en diagonal detrás de una silla, poniendo la parte exterior de tu pierna sobre el asiento. Dobla las dos rodillas mientras sostienes la parte posterior de la silla para mantener el equilibrio.

Levanta y baja las caderas, las caderas balanceándote de lado a lado. Mientras lo haces, es probable que sientas un relajamiento dentro de la cavidad de la cadera.

En materia de estiramientos existe mucha tela por donde cortar, lo importante es saber que estos simples movimientos nos ayudan a vivir mejor.
mem/rfc

también te puede interesar