Salud

¿Le gustaría trabajar de noche?

Muchas personas laboran en horario nocturno, sin conocer los efectos perjudiciales de esa actividad

shutterstock_38544958
Trabajos nocturnos |

Oliverio Celaya |

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a los turnos nocturnos como una causa posible de cáncer debido a que interrumpen los ritmos circadianos. Este es un problema que muchas personas enfrentan desde hace mucho tiempo.

Algunos trabajadores nocturnos, como guardias, médicos, militares y otros, no conocen los perjuicios de los cambios de horarios para los seres humanos, e incluso prefieren estos horarios para realizar sus trabajos.

Los ejemplos son sobrados, como el de la paramédica de Alaska Racey Loscar que tiene un turno de 24 horas, hace cuatro de estos turnos por semana y lleva 17 años laborando por la noche.

Según sus declaraciones a la BBC de Londres, le gusta el ritmo de la noche. Hay menos gente en la calle, las llamadas son variadas, los patrones son diferentes y hay menos negocios abiertos. Pero la noche también tiene sus riesgos.

“Si trabajas de noche, actúa como si estuvieras en otra zona horaria”: dice Michael Young, Nobel de Medicina 2017, quien responde sobre el reloj biológico

“La noche es más peligrosa en varios frentes”, explica, “si tu capacidad de reacción o de observación es un poco más lenta, los riesgos aumentan cuando estás trabajando. Es abrumador”.

Sin embargo, millones de personas trabajan por la noche en todo el mundo. Hay pocas estadísticas oficiales, pero según un estudio de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, entre el siete por ciento y el 15 de la fuerza de trabajo en los países industrializados participa en alguna forma de trabajo nocturno.

La OMS considera a los turnos nocturnos como una causa posible de cáncer debido a que interrumpen los ritmos circadianos, recalcan los expertos.

Los trabajadores nocturnos están expuestos a niveles bajos de luz durante su turno, explican, pero cuando se encuentran con la luz natural brillante al regresar a sus hogares, el reloj interno se acomoda al patrón normal de luz/oscuridad que rige la vida de los trabajadores diurnos.

Russell Foster, Profesor de la Universidad de Oxford, señala que no importa si estás trabajando regularmente por la noche, añade, a menos que puedas esconderte completamente de la luz una vez que terminaste de trabajar y asoma la luz del día.

Foster señala que ignorar al reloj biológico hace que se active el “eje del estrés”, que es la forma en que tu cuerpo reacciona en una situación llamada de lucha o huida.

El científico advierte que los niveles sostenidos de estrés pueden dar lugar a enfermedades cardiovasculares, o anomalías metabólicas como la diabetes tipo 2. El estrés también puede inhibir el sistema inmunológico, que puede dar lugar a altos niveles de cáncer colorrectal y de mama.

Esos son los efectos a largo plazo, pero, evidentemente, la falta de sueño nos afecta también en el corto plazo.

Los efectos más obvios son sentirse cansado, entender la información de forma incorrecta, no comprender los signos de comportamiento no verbal de los demás y la pérdida de empatía.

Advierte que las compañías cuyos empleados hacen turnos nocturnos deberían prepararse para recibir demandas en el futuro si no demuestran que están tomando todas las medidas posibles para tratar de mitigar algunos de los problemas asociados con el trabajo nocturno.

Además de implementar chequeos de salud más regulares para los trabajadores, apunta, deberían asegurarse de ofrecerles durante sus turnos alimentos (como frutas, por ejemplo) nutritivos para evitar los riesgos de enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

La falta de sueño no solo tiene un costo para la salud, sino también uno económico, asegura Marco Hafner, economista del instituto de investigación Rand Europe.

Dice el entendido que en el Reino Unido encuentran que la falta de sueño le cuesta a la economía cerca de 54 mil millones de dólares por año.

Este dato representa aproximadamente el 1,8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del Reino Unido. Es una mezcla de pérdida de productividad y los efectos de la mortalidad.

Así que si está pensando en trabajar de noche, mejor medítelo con más calma, pues puede afectarle en suma a usted y su familia.
mem/rfc

 

también te puede interesar