Salud

¿Es usted un workaholic?

Este cuadro se da mayormente en hombres entre 35 y 50 años de edad

foto (1)
Workaholic es el término que se utiliza para nombrar a una persona adicta al trabajo |

B. García |

El vocablo fue empleado por primera vez en la década de 1990 en relación a teorías de autoayuda, adicciones y conductas sociales. Se usa generalmente como una connotación negativa, pero también se asocia a personas con una gran motivación hacia su carrera.

Workaholic es el término que se utiliza para nombrar a una persona adicta al trabajo, que requiere estar constantemente sumida en sus funciones y tiene una excesiva necesidad de realizar tareas laborales. Generalmente la persona no puede controlar esta sensación o desconoce los límites por lo que no se coloca ninguno. Tiende a ser perfeccionista y se vuelca tanto a sus obligaciones que termina dejando por fuera otras facetas de su vida como el tiempo libre y el trato interpersonal. De hecho, en reiteradas oportunidades el trabajo se torna un refugio e incluso el centro de su vida.

Lo normal es que el adicto niegue tener algún problema al respecto. El workaholic no se reduce solo a quienes laboran en oficinas, sino también a aquellos que se desempeñan en áreas como los deportes, música, artes o todo lo que tenga que ver con Internet.

Según la psicóloga Marisa Bosqued, en el libro “¡Que no te pese el trabajo!”, los síntomas más usuales son: ansiedad, depresión, excesiva dedicación al trabajo, preocupación persistente, agobio, estrés, actitudes compulsivas e irritabilidad.

Este cuadro se da mayormente en hombres entre 35 y 50 años de edad, quienes se manejan en un ambiente urbano de clase media. Los profesionales más proclives a sufrir esta adicción son los periodistas, abogados, médicos y grandes ejecutivos, dueños de empresas y freelancers.

Para Bosqued, existen tres tipos de workaholics:

-El complaciente, considerado como una persona sociable y menos ambiciosa que los otros tipos. La aprobación de su trabajo por el entorno laboral le es de gran importancia.

-El controlador, que es independiente y ambicioso. Cuando baja su rendimiento, se vuelve ansioso e irritable.

-El narcisista, se cree superior a los demás, ansían el poder y dinero. En situaciones de estrés puede tener la sensación de percibir el entorno y lo que sucede dentro de él como un sueño o de no conocerse a sí mismo.

¿Cómo saber si es un workaholic?

-Si prefiere hacer todo el trabajo por sí mismo, antes que confiárselo a alguien más. Generalmente no confía en que otra persona lo haga tan bien como usted.

-No hay conversación que no trate sobre trabajo.

-Suele llevarse tareas o informes a casa para terminarlos.

-Aprovecha el fin de semana para adelantar trabajo.

-Le llaman con frecuencia desde el trabajo o relacionado con él.

-Siente ansiedad e intranquilidad si falta un día o sale más temprano que los demás.

-Generalmente le falta tiempo para todo.

Entre las consecuencias más frecuentes se encuentran el deterioro de las relaciones sociales, el aislamiento, malhumor, ansiedad, intranquilidad, problemas para conciliar el sueño así como abuso de alcohol y tabaco.

Mel/Bga

también te puede interesar