Salud

Psicópata y sociópata: ¿conoce la diferencia?

Se cree que hasta un tres por ciento de la población puede sufrir este diagnóstico que afecta más a hombres que mujeres

foto
Psicópata y sociópata: ¿conoce la diferencia? |

B. García |

En novelas, películas, artículos de diarios, etcétera, no suele quedar clara la distinción entre los trastornos conocidos como psicopatía y sociopatía cuando los aplican a personas concretas. Estos términos pertenecen a la psicología común y se refieren a lo que en psiquiatría se conoce como “trastorno disocial de la personalidad”. Existen similitudes, pero también diferencias entre ambos. Acompáñanos a conocer las diferencias entre psicópata y sociópata.

Es importante resaltar aquello que ambos trastornos disociales de la personalidad tienen en común, tal como se puede ver en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales:

• No cumplen regularmente las leyes.

• Mienten y engañan a los demás asiduamente.

• No planean nada con anticipación y actúan por impulsos.

• Pueden tener tendencia a la agresividad y ser propensos a las peleas.

• No les importa la seguridad del prójimo.

• Son irresponsables en lo que respecta a las obligaciones financieras.

• No tienen sentimientos de culpa o remordimiento por sus actos. Los psiquiatras indican que, salvo excepciones, si se cumplen por lo menos 3 de estos puntos se tiene una personalidad antisocial. Es importante saber que no son necesariamente violentos y que los signos o síntomas ya suelen estar presentes cuando el individuo tiene alrededor de 15 años de edad.

Diferencias entre psicópata y sociópata:

El Psicópata

Los investigadores psicológicos creen que el psicópata nace con una predisposición genética mientras que el sociópata tiende a ser creado por el entorno. Algunos estudios psiquiátricos han detectado algunas alteraciones fisiológicas en los cerebros de las personas con psicopatía en las áreas responsables del control de los impulsos y de la regulación de las emociones.

Los psicópatas presentan dificultades para establecer vínculos emocionales verdaderos con otras personas pero tienen facilidad para las relaciones superficiales que les permitan manipular a los demás. Ven a los otros como peones para conseguir lo que quieren y nunca sienten remordimientos por mucho daño que haya causado su conducta.

En sociedad suelen ser encantadores, tener trabajos normales e incluso pareja y familia. Tienden a ser educados o aprenden rápidamente a serlo ya que les beneficia en sus objetivos. Si han de cometer algún acto delictivo siempre lo planean de manera que ellos asuman el menor riesgo posible y confeccionan planes exhaustivos para cualquier contingencia.

El Sociópata

De las investigaciones realizadas los psicólogos deducen que la sociopatía, en general, es resultado de factores ambientales como puedan ser abusos emocionales y físicos, crecer en un hogar desestructurado y negativo o algún tipo de trauma infantil.

A los sociópatas se les adjudica un comportamiento más impulsivo y errático que a los psicópatas. A diferencia de estos tienen dificultades para establecer vínculos sociales o personales exceptuando en algunos casos con personas que tengan ideas afines a las suyas. No suelen tener trabajos duraderos ni tener vidas familiares de las consideradas “normales”.

En cuanto a las conductas delictivas, no planean ni intentan minimizar riesgos o consecuencias de aquello que hacen. Suelen enojarse e incluso tener arrebatos violentos con lo que es más fácil que sean capturados. Según estudios, hasta un tres por ciento de la población puede sufrir este diagnóstico que afecta más a hombres que mujeres y se detecta en mayor grado en personas que abusan del alcohol u otras sustancias.

Mel/Bga

también te puede interesar