Salud

Enfermedades mortales, genes y aspiraciones humanas

Los padecimientos mortales están en la primera mina de los médicos con la finalidad de alargar la vida humana

research-lab
cientificos laboratorio |

Oliverio Celaya |

Las enfermedades mortales están en la primera línea de los científicos. Esta afirmación tiene mucho que ver con genes y estudios para alargar la vida humana y, sobre todo, mejorar su calidad.

De ahí que unos reportes británicos actuales den cuenta de detalles sumamente interesantes al respecto, lo que pone una nota de esperanza tanto en los estudiosos como en los pacientes.

La búsqueda para entender cómo funcionan nuestros genes comenzó seriamente a mediados del siglo XIX cuando un biólogo y monje llamado Gregor Mendel quien llegó a una sorprendente conclusión sobre las características de las plantas.

Después de cruzar una planta de guisante de flores púrpuras con una de flores blancas, encontró que todos los descendientes resultantes eran de color púrpura. Sin embargo, notó que la tercera generación produjo descendientes de ambos colores.

De manera casi increíble este fue el inicio del camino hacia la cura de las enfermedades más mortíferas

Esto reveló que una característica como el color puede ser heredada, con un rasgo más dominante que el otro. De cierta forma, Mendel descubrió lo que los genes hacían, pero no supo lo que eran ni qué aspecto tenían.

Este conocimiento llegó mucho más tarde. Fue en el siguiente siglo cuando se descubrió la estructura del ADN. Basándose en el trabajo de Rosalind Franklin y Maurice Wilkins, en 1953 James Watson y Francis Crick concluyeron que nuestro ADN se forma en una doble hélice.

China dice que usó por primera vez la revolucionaria Cirugía química, un enorme avance. Conocer esta estructura ayudó a desvelar más secretos. Cuando el ADN se replica, esta hélice se divide en dos, se descomprime.

Esto significa que pueden introducirse mutaciones a medida que nuestras células se dividen. Incluso un pequeño error genético puede causar una enfermedad devastadora.

En otras palabras, el exclusivo libro de las letras que nos forman puede ser impreso o reescrito con errores. Pero ahora tenemos las herramientas -incluida la capacidad para analizar grandes series de datos- tanto para leer nuestro libro de forma más rápida y barata como para corregirlo.

Pero hay mucho mas en este sentido, pues –por ejemplo- comencemos con la gente que está interesada en hacer estas correcciones. Los científicos ahora son capaces de editar genes de organismos.

La edición genética ya lo utiliza para algunas enfermedades devastadoras, con enorme éxito. Sin embargo, es un proceso a menudo largo y costoso.

Hace sólo cinco años una forma de edición genética fue descubierta. Se llamaba CRISPR Cas9 o CRISPR. En términos simples, CRISPR utiliza “tijeras moleculares” para alterar una cadena de ADN, ya sea eliminándola, reemplazándola o corrigiéndola.

Esta se utiliza ahora en laboratorios en todo el mundo, que alteran y manipulan los genes de plantas y animales con la idea de que pronto se pueda utilizar la técnica en enfermedades humanas.

Intellia Therapeutics es una de varias compañías que están desarrollando esta tecnología para usarla en humanos. El presidente ejecutivo de la empresa, Nessan Bermingham, cree que la CRISPR tiene el potencial de revolucionar completamente la atención a la salud.

La esperanza es que ésta pueda atacar tanto enfermedades causadas por un solo gen defectuoso como enfermedades causadas por más de una mutación genética. “Esta tecnología podría permitir dirigirnos a múltiples regiones del ADN al mismo tiempo”, asegura Bermingham.

Ya pasó mucho tiempo desde Mendel y sus plantas de guisantes, cuando el rápido avance del conocimiento del genoma significa que estas compañías y otras parecidas, ayudarán a los humanos a entrar a un mundo donde la medicina personalizada, hecha a la medida de los genomas individuales, será la norma.

Para ese entonces, las enfermedades mortales podrán controlarse de la mejor manera posible, y de ahí alargar el ciclo vital de la humanidad.
mem/rfc

también te puede interesar