Salud

¿Estás dispuesto a beber agua en ayunas?

Es un líquido casi mágico para el ser humano, además de significar un elemento indispensable de vida

agua_ayunas
Agua, elemento indispensable de vida |

Oliverio Celaya |

El agua constituye un líquido mágico e imprescindible para el ser humano, de lo que mucho hablan los médicos, pero siempre encontramos una arista nueva que enriquece ese parecer y nos ayuda a tener una mejor calidad de vida.

Reportes de la prensa británica y el conocido sitio web Todo-Mail, apuntan algunos elementos indispensables a tener en cuenta, como la disposición a beber agua en ayunas

Algunos expertos recuerdan el ejemplo japonés sobre mujeres con la piel de porcelana, bellas y de apariencia juvenil, debido en suma a un ritual matutino que es apropiado ponerlo en práctica.

Comentan las fuentes que cierto método relacionado con agua permite más energía, mejorar el cabello y la piel y en general el cuerpo.

Se trata de un tratamiento con agua que realizan las japonesas, que consiste simplemente en beber agua en ayunas durante un mes, si está dispuesto a seguir haciéndolo, mucho mejor.

En cuanto a los beneficios de esta práctica aquí apuntamos algunas:

Mejora y sentirse más fresco y saludable debido a la desintoxicación.

Mejora el metabolismo. Esta práctica hace más llevadera la dieta.

Ayuda a perder peso. Además de sentir menos hambre, las digestiones dejan de ser lentas y pesadas. Y el tener más energía motiva a ejercitarse más y de manera más frecuente.

Alivia la acidez de estómago. De esa manera se combate la indigestión y el reflujo, pues al comenzar a beber agua en ayunas este problema desaparece.

Mejora la apariencia de la piel.

También mejora el cabello.

Previene las infecciones urinarias. Se trata de el mejor antibiótico del mundo para las infecciones de orina, beber agua en ayunas resuelve el problema. En este punto el cambio es rotundo.

También previene las enfermedades en sentido general, pues mejora las defensas corporales.

La recomendación consiste en beber cuatro vasos de agua inmediatamente después de despertar, antes de cepillarte los dientes y con el estómago vacío. Si se te hace difícil comenzar con cuatro vasos, empieza con uno y ve aumentando la cantidad gradualmente.

No comas nada durante los próximos 45 minutos. Bebe agua al menos 30 minutos antes de comer, pero no durante las siguientes dos horas después del desayuno, almuerzo y cena.

El agua es una sustancia líquida sin olor, color ni sabor que se encuentra en la naturaleza en estado más o menos puro formando ríos, lagos y mares, ocupa las tres cuartas partes del planeta Tierra y forma parte de los seres vivos; está constituida por hidrógeno y oxígeno ( H2 O ).

El agua (del latín aqua) es una sustancia cuya molécula está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O).

El término agua generalmente se refiere a la sustancia en su estado líquido, aunque la misma puede hallarse en su forma sólida llamada hielo y en su forma gaseosa denominada vapor. Es una sustancia bastante común en el universo y el sistema solar, donde se encuentra principalmente en forma de vapor o de hielo.

El agua cubre el 71 por ciento de la superficie de la corteza terrestre.​ Se localiza principalmente en los océanos, donde se concentra el 96,5 por ciento del agua total. A los glaciares y casquetes polares les corresponde el 1,74 por ciento, mientras que los depósitos subterráneos (acuíferos), los permafrost y los glaciares continentales concentran el 1,72 por ciento.

El restante 0,04 por ciento se reparte en orden decreciente entre lagos, humedad del suelo, atmósfera, embalses, ríos y seres vivos.

El agua circula constantemente en un ciclo de evaporación o transpiración (evapotranspiración), precipitación y desplazamiento hacia el mar.

Los vientos transportan en las nubes como vapor de agua desde el mar y en sentido inverso tanta agua como la que se vierte desde los ríos en los mares, en una cantidad aproximada de 45 mil kilómetros cúbicos al año. En tierra firme, la evaporación y transpiración contribuyen con 74 mil kilómetros cúbicos anuales, por lo que las precipitaciones totales son de 119 mil kilómetros cúbicos cada año.

Se estima que aproximadamente el 70 por ciento del agua dulce se destina a la agricultura. El agua en la industria absorbe una media del 20 por ciento del consumo mundial, empleándose en tareas de refrigeración, transporte y como disolvente en una gran variedad de procesos industriales.

El consumo doméstico absorbe el 10 por ciento restante.​ El acceso al agua potable se incrementó durante las últimas décadas en prácticamente todos los países.

Sin embargo, estudios de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) estiman que uno de cada cinco países en vías de desarrollo tendrá problemas de escasez de agua antes de 2030; en esos países es vital un menor gasto en la agricultura modernizando los sistemas de riego.

Con estos datos a cuestas, tenemos bien claro entonces la relevancia del agua y en particular los beneficios que nos puede aportar al beberla en abundancia y aprovechar sus ventajas.
mem/rfc​

también te puede interesar