Salud

¿Comer hielo hace daño?

Aunque parezca algo inofensivo, el hielo es bastante duro incluso para nuestros dientes

foto1
|

B. García |

La respuesta es sí. Aunque parezca algo inofensivo, el hielo es bastante duro incluso para nuestros dientes.

Si lo mastica con frecuencia corre el riesgo de que sus dientes se debiliten, astillen o fracturen, también puede dañar el esmalte dental, dejándolos expuestos a las caries y bacterias, y causando hipersensibilidad dental.

Se recomienda que en vez de triturar el hielo con los dientes, se deje derretir en la boca como un caramelo. Algunos dentistas sugieren consumir zanahorias pequeñas o trozos de manzana si lo que se quiere comer es algo crujiente y más sano.

La pagofagia es la enfermedad producida por comer hielo o bebidas heladas. Los afectados no pueden evitar masticarlo, sufriendo ansiedad y malestar cuando no lo hace. La palabra deriva del griego pagos “hielo” y phagō “comer”.

Las personas que ingieren hielo compulsivamente también presentan otra sintomatología como: gases, hinchazón y dolor de estómago. Incluso algunos adictos prefieren ciertos tipos de hielo y lugares específicos donde adquirirlos, presentan antojos durante todo el día y estarán de mal humor si no lo consumen.

Esta fagia –sufijo de origen griego relativo al comer o a la comida- puede deberse a varias causas como alteraciones neurológicas, deficiencias mentales, esquizofrenia hereditaria, por el placer que le produce al que lo come o por el síndrome de Pica; un trastorno de la conducta alimentaria en el que existe un deseo irresistible de comer o lamer sustancias no nutritivas y poco usuales como tierra, tiza, yeso, virutas de la pintura, bicarbonato, almidón, pegamento, moho, cenizas de cigarrillo, papel o cualquier otra cosa que no tiene ningún valor alimenticio.

Mascar o chupar hielo comúnmente está relacionado con la anemia ferropénica, que ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente cantidad hierro. Este tipo de anemia ocurre ante la ausencia del hierro necesario para producir hemoglobina, la proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno por todo el cuerpo.

Generalmente la causa de la anemia ferropénica es simple y las reservas de hierro pueden volver a su nivel normal mediante una dieta o tomando suplementos de hierro. Sin embargo, puede ser síntoma de algo más serio como una hemorragia intestinal, por lo que nunca debe ser ignorada.

Mel/Bga

también te puede interesar