Salud

¿Por qué es difícil dejar de fumar?

Un pequeño detalle, los cigarrillos se fabrican de color  blanco para dar la engañosa apariencia de limpieza cuando en realidad son todo lo contrario

cigarros
|

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Numerosas personas que abandonaron el hábito de fumar, consideran que el hacerlo fue de las cosas más difíciles que han enfrentado en la vida. Sin embargo, millones de personas lo han logrado y están cada vez más felices de haber tomado esa decisión.

¿Qué no es feo en los cigarrillos? Las colillas son asquerosas, el aliento que deja es de dragón, el mal olor en la ropa es más que desagradable, la mancha en los dedos y labios resulta horrible, además de delatar a un empedernido fumador.

Obliga a tener a mano fósforos o lo que sea y una cajetilla encima porque si algo falta, incluso de madrugada, el fumador ha de salir a buscar sus dosis.

Pensemos incluso en que los cigarrillos son blancos, para dar la engañosa apariencia de limpieza cuando es todo lo contrario.

Y eso es la marca exterior, por dentro el cuerpo se envenena más de uno en otro, ese humo cocina las entrañas, las pudre.

Entonces, dejemos de fumar y para ello, un importante primer paso consiste en conocer por qué sientes la necesidad de fumar y así, cuando lo descubrás, podrás hallarte en mejor forma para abandonar el vicio para siempre.

Luego, vamos por parte. Uno de los motivos principales por el cual las personas que fuman siguen fumando se debe a la nicotina, esa sustancia química que contienen los cigarrillos y produce adicción.

Con el tiempo, el cuerpo se habitúa a la nicotina y cuanto más se fuma, más nicotina necesitas para sentirte normal, de tal forma que una vez el cuerpo deja de recibirla, ello provoca inquietud y unos locos deseos de encender un cigarrillo, dar unas bocanadas y calmarte hasta nuevo aviso.

A esto se le denomina síntoma de abstinencia y toma algún tiempo superarlos. La mayoría de los síntomas físicos de esta abstinencia desaparecen después de algunos días a una semana, pero los antojos pueden durar más tiempo.

Debemos aceptar que el fumar se convierte en una parte importante de la vida y que algunas actividades, sentimientos y personas se vinculan con el hábito de fumar.

Estas señales pueden desencadenar la necesidad de fumar y el método consiste, entonces, en tratar de anticipar estos desencadenantes y desarrollar formas de lidiar con ellos. Estas son algunas recomendaciones:

–         Vaya a lugares donde no se permita fumar. Hoy en día está prohibido en las tiendas, los cines y en muchos restaurantes.

–         Pase más tiempo con personas que no fuman. No tendrá tantos deseos de fumar.

–         Mantenga las manos ocupadas. Ocúpelas en algún juego en el celular, coma un bocadillo saludable o apriete una pelota para el estrés.

–         Respire profundamente. Acuérdese de los motivos por los que desea dejar de fumar. Piense en las personas importantes de su vida que serán más felices y                 sanas porque decidió dejar de hacerlo.

Luego, propóngase que este sea el último cigarrillo y siga adelante. Las promesas de Fin de Año y Año Nuevo son buenos momentos para la toma de decisiones.

Hl/Mel

también te puede interesar