Salud

Superación y fases de una ruptura

La ruptura sentimental es uno de los acontecimientos más estresantes de cambio que vivimos

4i6Eq_2S_lw
Superación y fases de una ruptura |

B. García |

“Besos que vienen riendo, luego llorando se van y en ellos se va la vida, que nunca más volverá”.

Aunque a veces parezca que ahogue o apriete demasiado, dicen que de amor ya no se muere. Que todos y hasta en las peores condiciones posibles, podemos superar una ruptura sentimental, sólo hay que aceptarlo y decidir empezar de nuevo.

El dolor no es proporcional a los años de relación, tiene que ver con otros factores como el grado de enamoramiento, complicidad y adoración hacia la otra persona, los recursos y experiencias que los sujetos posean. Si algún individuo ya ha pasado por una situación similar, sabe que la vida continúa: tengo familia, amigos y recursos suficientes para poder superarlo, no hay por qué deprimirse.

Las fases de una ruptura con sus matices y distancias según los expertos son similares a las de un duelo. En ocasiones, es incluso más doloroso, pues cuando alguien muere, la carpeta se cierra, mientras que en la ruptura sabe que la persona está ahí, pero que ya no quiere o no puede estar junto a usted.

Algunos autores y manuales hablan hasta de cinco fases de ruptura:

-Primera fase: la de negación, donde no aceptamos que la relación se haya terminado y tenemos todavía esperanza de poder recuperar a esa persona.

– La segunda fase: la de enfado, rabia e ira, en la que se buscan las razones de lo ocurrido, tanto en usted (qué habré hecho mal) como en la otra persona.

-Tercera fase: nuevamente la de negociación, pero en esta ocasión se empieza ya a buscar soluciones.

– La cuarta fase: abarca un periodo donde se experimenta la tristeza y el dolor en sí y se quiere llorar ese dolor.

– Quinta fase: La de aceptación, en la cual se asume lo que ha pasado. Algunos autores exponen también una sexta fase: la asimilación: en ella, todo está superado, asimilado y puede hablar de ello sin emocionarle.

Según los manuales de psiquiatría o psicología, efectivamente hay un tiempo de duelo que puede durar hasta dos años, pero realmente, ese tiempo es muy relativo y personal. Sin embargo, usted puede adelantar ese proceso, manteniendo una actitud activa y no dejando que lo sucedido bloquee su vida.

La clave está, sobre todo, en aceptar la situación, en reconocer que la historia ha terminado y saber poner el punto final. No fije su objetivo en recuperar, sino en aceptar. No suplique jamás amor a la otra persona, no pida amor a quien no le apetezca entregarlo, porque las parejas son para disfrutarse, no para sufrir.

La ruptura sentimental es uno de los acontecimientos más estresantes de cambio, que vivimos.

En general, es más complicado cuando la ruptura es algo brusco y una de las partes no espera que suceda. Por ejemplo: hay parejas que se dan un tiempo, un respiro, segundas y tercera oportunidades, con lo que en estos casos, la ruptura definitiva no le toma tan de sorpresa, porque ya hay indicios que sugieren que puede tener cabida.

¿Cuáles son las claves para querer volver de nuevo a recuperar su vida?

El objetivo principal no es el de enamorarse otra vez, sino el de saber vivir con usted mismo, saber disfrutar y sentirse bien. Si desea tener una pareja, luche por ello, pero salga, conozca personas, cree situaciones, aumente su grupo de amigos y de actividades. Esto le ayuda igualmente en el tiempo de transición entre una pareja y otra, a que aprenda y sepa disfrutar de usted mismo.

Lo fundamental es atreverse a hacer cosas que antes no hacía, claro está que sean sucesos que no transgredan su integridad física o emocional, ni la de otros, aumente sus fuentes de bienestar, invierta tiempo en usted, apóyese en las personas que le quieren.

Siga activo, haga cosas, no se quede viendo la vida pasar. No se trata de ser un superhombre o una supermujer, simplemente poner de su parte para que el dolor desaparezca cuanto antes y fluya su vida con felicidad como usted se lo merece.

también te puede interesar