Salud

Depresión postparto

Suele afectar entre un 10 a 15 por ciento de las mujeres que dan a luz

depresiónpostparto
La depresión postparto suele afectar entre un 10 a 15 por ciento de las mujeres que dan a luz |

B. García |

La llegada de un hijo representa para una mujer uno de los momentos más especiales de su vida. Sin embargo, no todas sienten con la misma intensidad esa felicidad cuando son madres. Muchas mujeres sufren la denominada depresión postparto, un estado que les hace sentirse mal, tristes, cansadas, con miedo y solas.

Este proceso fisiológico y psicológico sumerge a quien lo sufre en un estado anormal que puede estar provocado por varios factores.La depresión postparto suele afectar entre un 10 a un 15% de las mujeres que dan a luz. Por lo general, los síntomas aparecen tres meses después del parto, aunque hay mujeres que comienzan a sentirse mal justo cuando son madres o mucho después de esos primeros meses de vida del bebé.

Atender este trastorno es muy importante porque, si no se trata a tiempo, puede acarrear consecuencias dolorosas y peligrosas para la madre. La depresión postparto no es exclusiva de un tipo de mujer, puede afectar a primerizas, madres con varios hijos, jóvenes o maduras.

Las causas de la depresión postparto suelen asociarse a los cambios hormonales que sufre una mujer después de dar a luz. La vida cambia, hay que adaptarse a una nueva situación que genera estrés, por lo que es normal que los sentimientos estén a flor de piel.

La madre experimenta sensaciones encontradas, se siente feliz, se siente triste, se siente inquieta, le puede agobiar la responsabilidad o pueden asaltarle dudas sobre su papel de madre. A todo ello se suma el cansancio acumulado por las horas sin dormir para atender el bebé, por lo que no es nada raro que las mujeres se sientan más irritables durante las primeras semanas de vida de su bebé.

El problema llega cuando estos estados emocionales se prolongan en el tiempo y se complican con la aparición de otros síntomas negativos como sentimiento de culpa, ganas de aislarse, despreocupación por la higiene personal, excesivo cansancio, desmotivación, desapego con el hijo o aparición de pensamientos suicidas.

Cuando aparecen algunos de estos síntomas severos, lo más recomendable es acudir a un especialista para evitar complicaciones futuras que pueden afectar a la madre o también al bebé. Muchas mujeres no son conscientes de que sufren este trastorno emocional, por lo que será fundamental que las personas que están a su alrededor inviertan todos sus esfuerzos en ayudarlas y hacerles ver que necesitan ayuda profesional.

Los especialistas apuntan que la depresión postparto se puede evitar siempre y cuando se inicie el tratamiento cuando aparecen los primeros síntomas. La llegada de un bebé es un momento muy especial, que acarrea un cambio radical de vida. Nadie nace con las instrucciones de madre, es algo que se aprende con la experiencia del día a día. Por lo tanto, no hay que tener miedo a pedir ayuda si lo necesita. La maternidad es una etapa para disfrutar.

también te puede interesar