Salud

Personalidad múltiple

El comienzo de la personalidad múltiple puede tener lugar durante la primera infancia o más tarde, siendo más frecuente al final de la adolescencia y durante la juventud.

identidades multiples
Personalidad múltiple |

Redacción Central |

La personalidad es el sello de cada individuo, es única e irrepetible, se conoce como la integración más compleja y estable de contenidos y funciones psicológicas, que intervienen en la regulación y autorregulación del comportamiento en las esferas más relevantes de la vida del sujeto.

Es frecuente que se malinterpreten en ocasiones los comportamientos de los sujetos, ejemplo de ello es el caso de personas tranquilas, sosegadas y tolerantes que, en un momento dado, por algún motivo especial, se vuelven bruscas, violentas y coléricas. Se puede pensar entonces que estas personas tienen una doble personalidad, ya que no se comprenden, sino, unos cambios tan radicales en su forma de comportarse. Sin embargo, esto se debe simplemente a su temperamento, a una falta de control emocional o a oscilaciones de ánimo. Lo que se entiende por personalidad múltiple es un fenómeno más grave y mucho menos frecuente.

Se habla de personalidad múltiple cuando se tiene dos o más personalidades, entendidas como unidades distintas totalmente integradas, con pautas de conducta y relaciones sociales propias, de tal modo que determinan un comportamiento diferenciado. Aunque se poseen varias personalidades, éstas no se manifiestan simultáneamente, sino que se alternan entre sí, de tal modo que se pasa bruscamente de una a otra; esta última puede caracterizarse incluso por rasgos totalmente opuestos.

El comienzo de la personalidad múltiple puede tener lugar durante la primera infancia o más tarde, siendo más frecuente al final de la adolescencia y durante la juventud; aparece más entre las mujeres que entre los hombres. Los malos tratos sufridos durante la infancia parecen favorecer este trastorno de la personalidad, al igual que los traumas psicológicos graves padecidos durante esta edad. Su evolución es generalmente poco favorable, por lo que este trastorno suele tomar un curso crónico.

Generalmente, existe una personalidad principal que convive con otras personalidades secundarias o subpersonales, que se caracterizan por tener rasgos opuestos, incluso pueden discrepar en edad, sexo, raza, etc.

En ocasiones a cada personalidad le corresponden nombres y apellidos definidos y distintos a los de la personalidad principal, puede darse el caso de que ambas personalidades dialoguen entre sí, lo que hace difícil distinguir este trastorno de los de tipo esquizofrénico.

también te puede interesar