Salud

Menos VIH en el Planeta, pero solo menos

El número de personas que viven con VIH es significativamente menor que el estimado de hace dos años, pero aún las cifras son muy alarmantes.

VIH y el SIDA
|

Redacción Central |

Se han registraron unas 1,8 millones de nuevas infecciones y unas 1,3 millones de muertes durante 2013, algo más bajo que el estimado un año atrás y aún mayor si se conoce que “en el pico más alto de la epidemia fue en 2005, cuando el VIH causó 1,7 millones de muertes”, indica ONUSida en un artículo publicado en la revista The Lancet.

Las epidemias concentradas en Latinoamérica y Europa Oriental son sustancialmente menores que lo calculado anteriormente, mientras que las tasas son más altas en la región de Asia Pacífico, especialmente en Tailandia y Papúa Nueva Guinea, indica este artículo liderado por la Universidad de Washington.

El factor clave del declive en el ámbito mundial es el tratamiento efectivo contra el VIH porque “hemos visto un despliegue de tratamientos en los últimos seis o siete años, particularmente en lo que se refiere a los procedimientos con retrovirales y la prevención de la transmisión de madre a hijo”, Allen Lopez, de la Universidad de Melbourne, que también intervino en la investigación.

El estudio se titula “Incidencia y mortalidad del VIH, tuberculosis y malaria a nivel nacional, regional y global durante 1990-2013: un análisis sistemático de la carga mundial de la enfermedad 2013”, y fue presentado en una conferencia sobre el tema efectuada en Melbourne, Australia.

En ese mismo encuentro, un grupo de científicos internacional anunció que trabajan en el uso de medicamentos contra el cáncer para hacer emerger los depósitos de VIH escondidos en el organismo humano, con el fin de combatirlos.

“Se trata de la primera evidencia clara que muestra que podemos atacar al virus escondido”, comentó el profesor Steven Deens, del Instituto de Investigación sobre Sida de la Universidad de California, Estados Unidos.

La idea consiste en activar el virus del VIH con el medicamento anticancerígeno Romidepsin y trasladarlo al flujo sanguíneo en grandes cantidades, lo que permite detectarlo para intentar eliminarlo, dijo el profesor Ole Schmeltz Sogaard, de la Universidad Aarhus de Dinamarca, jefe de esta investigación.

El Romidepsin abre una esperanza para erradicar el virus mediante tratamientos o vacunas existentes y el eventual fin de los retrovirales, que mantienen al paciente en buen estado sin causar efectos secundarios.

“Esto supone un paso hacia la dirección correcta, pero hay un largo camino por recorrer y muchos obstáculos por superar antes de que podamos hablar de la cura del Sida”, subrayó el científico. (Redacción Central-Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar