Salud

La celulitis, ¿enfermedad solo de algunos?

Este problema lo ocasiona el desbalance entre la fabricación y la eliminación de las grasas en el organismo

 celulitis
mujeres con celulitis |

Redacción Central |

La presencia de la llamada piel de naranja alarma a las mujeres desde la pubertad porque es el signo principal de que están afectadas por la celulitis, un padecimiento desagradable, relacionado con la glucosa y la grasa.

Uno de los factores decisivos en la formación de la celulitis es el desequilibrio entre los procesos de acumulación (lipogénesis) y eliminación de grasas (lipolisis), un problema que se localiza en el tejido adiposo.

En el 95 por ciento de las mujeres, el exceso de glucosa en la alimentación se almacena en los adipocitos del organismo, donde al asociarse con los ácidos grasos libres, forma las grasas.

Los endocrinos señalan que existen tres fases de acumulación de la glucosa en forma de grasas, que sobreviven después de cada comida y este fenómeno de almacenamiento hace crecer los adipocitos que pueden aumentar hasta 27 veces su tamaño.

Estas sobrecargas locales producen obstrucción de vasos sanguíneos, retención de agua y la formación de nódulos que confieren a la piel un aspecto de piel naranja, visible sobre todo, en los muslos, las caderas y las nalgas.

Según los especialistas, las mujeres deben saber diferenciar la piel de naranja reciente de la ya instalada: la reciente no se encuentra siempre relacionada con un problema de sobrepeso y es fácil de suprimir.

En la ya instalada: las fibras de colágeno comprimen los vasos, por eso se produce la retención de agua y la formación de edema. Inclusive pueden comprimir las terminaciones nerviosas y producir dolor.

No importa el peso sino los hábitos de vida

La celulitis no siempre está relacionada con un problema de peso pues más del 90 por ciento de las mujeres –delgadas y gruesas- tienen piel de naranja, y para la gran mayoría, las grasas tienden más a almacenarse localmente, que a eliminarse.

Fuentes médicas destacan que el trastorno se produce debido a un desequilibrio entre la fabricación y la eliminación de las grasas, por ello recomiendan mantener buenos hábitos de vida.

Indican que para lograrlo es necesario controlar la alimentación, evitando la ingesta excesiva de grasas, sal y azúcares de absorción rápida e ingerir alimentos ricos en fibra, como las frutas y las verduras.

Asimismo recomiendan la práctica de un ejercicio suave y aeróbico -con bicicleta, nadar o caminar- así como no usar ropas apretadas ni tacones muy altos, y evitar el estrés y el insomnio.

Los endocrinos destacan que las etapas que favorecen más la formación de la celulitis ocurren en los momentos en que la actividad hormonal de la mujer se encuentra sometida a variaciones.

Entre esas etapas está la pubertad, debido a los estrógenos, los tejidos grasos se desarrollan en algunas zonas típicamente femeninas (las caderas, los glúteos, el vientre y los muslos).

Otra etapa favorable para la aparición del problema es durante el embarazo, como la cantidad de estrógenos aumenta, se puede formar la piel de naranja. En la menopausia, algunas mujeres que nunca tuvieron piel de naranja anteriormente, la empiezan a tener.

también te puede interesar