Salud

Un alimento que no debe faltar en ninguna dieta, el pescado

El consumo de este producto marino beneficia el corazón, la vista y la piel

Pescado
|

Redacción Central |

En los mercados de casi todos los rincones del planeta, hay un espacio reservado al pescado, porque constituye no sólo un rubro económico de fácil acceso, sino por el valor nutritivo -que blanco o azul- aporta a la dieta del hombre.

Este producto está clasificado por especialistas de la gastronomía internacional dentro de las carnes blancas, aunque también existen los pescados conocidos como de carne azul.

El concepto de pescado azul no se refiere a que se vea su carne de ese color, sino a la porción de grasa ubicada entre sus músculos y sólo tiene relación con criterios nutricionales.

Los peces llamados azules, como el jurel, sardina, atún, bonito, pez espada, se diferencian de los blancos -como la merluza, el rodaballo, el rape, principalmente por su mayor contenido de los benéficos ácidos grasos poliinsaturados omega-3.

Este alimento ha ido elevando su importancia en la cocina saludable por lo que consumirlo contribuye a mantener favorables niveles de colesterol, y tiene un efecto cardioprotector, pues los ácidos grasos poliinsaturados del pescado azul previenen enfermedades cardiovasculares.

El pescado es muy rico en vitamina A, imprescindible para la vista y la piel y es portador de las vitaminas D, B1 y B2, contiene minerales como el yodo de gran importancia para regular el metabolismo, por su relación con las hormonas tiroideas.

Todas las fuentes coinciden en que es recomendable consumirlos bien cocinados para evitar la toxinfección por microorganismos tales como: bacterias, virus y parásitos del tipo anisakis, que es un género de nemátodos.

El anisakis es una especie de gusano redondo que infecta con frecuencia diversas especies de pescado, y cuando este no está bien cocinado, el consumidor ingiere esos gusanos que pueden ocasionarle la gastroenteritis.

Los especialistas recomiendan una cocción de unos 10 minutos, de vuelta y vuelta para que sea pareja por ambos lados, mientras que si se preparan en salsa se requieren unos 15 minutos. Si es a la plancha, hay que cerciorarse que no quede semicrudo.

Otra recomendación para que el producto mantenga sus propiedades es que debe conservarse siempre refrigerado-congelado y degustarse con inmediatez, para no perdernos sus proteínas y su rico sabor.

también te puede interesar