Salud

Bagazosis, el sabor amargo de la caña de azúcar

La falta de cuidado al manipular el bagazo puede afectar la salud de los trabajadores azucareros

cañero
La bagazosis. Enfermedad pulmonar producida por la inhalación del polvo seco de bagazo de caña enmohecido |

Redacción Central |

La manipulación del bagazo -un producto derivado de la caña de azúcar- demanda mucho cuidado para evitar que los trabajadores azucareros sufran bagazosis, una enfermedad que acecha en el medio ambiente de los bateyes e ingenios, ligados a esta actividad productiva.

El bagazo es el residuo del tallo o cuerpo seco de la caña de azúcar.

Ese tallo tiene dos partes: una esponjosa central de donde se extrae el jugo en el ingenio o en el trapiche para elaborar el azúcar y otra fibrosa que se almacena.

Esa parte que se guarda para otro fin, se comprime con presas para que ocupe menos espacio y se forman pacas que se apilan en las afueras del ingenio. Entre las pilas se deja un espacio, para que circule el aire y se sequen las pacas.

El bagazo fresco y húmedo no causa daño, pero apilado a la intemperie produce un residuo de jugo que es fácilmente fermentado por levaduras.

Allí, favorecidos por la temperatura, crecen muchas especies de hongos.

La contaminación se produce porque una parte de las enormes cantidades de esporas de los hongos se liberan hacia el ambiente, penetran en los pulmones de las personas y les causan insuficiencia respiratoria.

Esa incapacidad respiratoria por fibrosis pulmonar origina la llamada bagazosis, que forma parte de un conjunto de enfermedades de características clínicas, inmunológicas e histopatológicas semejantes.

Esta enfermedad no sólo afecta a los trabajadores azucareros expuestos a la inhalación de polvos de bagazo de caña enmohecido, sino a las personas que viven o trabajan en zonas próximas a las instalaciones de las empresas que utilizan el bagazo.

Características y cura de la bagazosis

En 1941, los científicos estadounidenses Jamison y Hopkins documentaron los primeros casos de la enfermedad en el mundo. En 1942, los especialistas Castieden y Hamilton Patterson identificaron los primeros pacientes en Inglaterra de esa enfermedad pulmonar que daña el árbol respiratorio.

Tanto los especialistas norteamericanos como los ingleses afirmaron que la bagazosis, llamada por su característica alveolitis alérgica extrínseca o neumonitis por hipersensibilidad, generalmente duraba menos de 24 horas.

Indicaron que la enfermedad se detecta por la presencia de síntomas respiratorios, molestia en la faringe, tos seca con accesos, disnea ligera, cianosis y síntomas generales como astenia, cefalea, escalofríos, fiebre, sudoración, dolor torácico y malestar general.

El cuadro clínico desaparece en unos cuantos días, debido a que es una enfermedad de corta duración, generalmente inadvertida y raras veces es de gravedad. El aspecto exterior del paciente es similar al que sufre alguien con un estado gripal intenso.

El sabor amargo que provoca este derivado de la dulce gramínea se combate con un tratamiento a base de corticoides por vía oral y si las personas no vuelvan a inhalar el polvo de bagazo enmohecido, la recuperación es rápida y total.

La bagazosis está incluida dentro de las enfermedades laborales y es identificada internacionalmente como enfermedad pulmonar alérgica profesional de aparición nocturna, posterior a la jornada de trabajo.

también te puede interesar