Salud

No salarse la vida, recomienda la ONU

Si se consume menos sal, el corazón será más saludable y se podrán salvar millones de personas. Menos de cinco gramos de sal al día, para vivir más días.

Limitar el consumo de sal es indispensable para la buena salud.
Limitar el consumo de sal es indispensable para la buena salud |

Redacción Central |

La reducción de la hipertensión arterial, como resultado de una dieta con menos sal, podría salvar unas 8,5 millones de vidas en todo el mundo en unos diez años, aseguran expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y Organización Mundial de la Salud (OMS) en la sede de la ONU en Nueva York.

“Los beneficios cardiovasculares de reducir la ingesta de sal están a la par con los beneficios por reducir el consumo de tabaco, la obesidad y los niveles de colesterol en la población”, dijo la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

A tal efecto, está en marcha la campaña Smart Salt Ameritas que se aplica en una docena de países de las Américas para estimular la reducción del consumo de sal, que equivale a disminuir el peligro de padecer de hipertensión arterial, el principal factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares y el segundo a nivel mundial para discapacidad.

El hecho de que esta campaña tome fuerza en la región se debe a que aquí el consumo promedio de sal por habitante supera el límite recomendado de 5 gramos al día y a que un tercio de los adultos sufre de presión arterial alta.

Los casos más críticos están en Brasil con 11g/día/persona, Chile (9), y Estados Unidos (8,7).

Distintas investigaciones muestran que las personas generalmente no son conscientes de la cantidad de sal que consumen. La mayoría de la sal en la dieta no proviene de la sal agregada en la mesa o en la cocina, sino de los alimentos procesados, entre los que figuran las comidas pre-elaboradas, pan, carnes y cereales para el desayuno.

El objetivo de la iniciativa Salt-Smart Americas consiste en reducir el consumo de sal gradualmente hasta alcanzar en el 2020 el objetivo recomendado internacionalmente de menos de 5 g /día/ persona.

Si se analiza también desde el punto de vista netamente económico, la reducción del consumo de sal en la población de tan solo 1 gramo por día per cápita en 10 años sería más rentable que utilizar medicamentos para bajar la presión arterial en las personas con hipertensión, advierten los estudios. (Redacción Central-Voz del Sandinismo-Agencias de Noticias)

también te puede interesar