Salud

Desviaciones sexuales

“Pervertidos”, “desviados” o “enfermos mentales”, son solo algunos de los nombres usados para referirse a aquellos que suelen tener un extraño deseo sexual

Sexo, erotismo
|

Redacción Central |

No existe una aprobación científica sobre el verdadero origen de estas desviaciones sexuales, ya que no se ha encontrado una verdadera asociación de causa-efecto entre ninguna de ellas. No obstante, estudios han revelado datos que asemejan cierta relación, por ejemplo, que aquellos que sufrieron del abuso de un pedófilo tienen una amplia posibilidad de caer en estas conductas al alcanzar su madurez.

Existen dos grandes grupos dentro de los trastornos de la sexualidad, ahí observamos las disfunciones sexuales, que se caracterizan por inhibiciones del deseo sexual o de los cambios psicofisiológicos que determinan al ciclo de la respuesta sexual satisfactoria y las parafilias, donde existen problemas en lo referente a la elección de parejas o el modo de satisfacer la necesidad sexual con independencia de la pareja elegida.

Este tipo de trastorno afecta directamente  a la personalidad y la conducta social. Son causa ocasional de suicidios y excepcionalmente, de homicidios.

Ahora veremos las desviaciones sexuales más frecuentes:

Las relacionadas con la elección anómala de pareja u objeto sexual

-Zoofilia o bestialismo: atracción sexual por animales.

-Necrofilia: atracción sexual por cadáveres.

-Gerontofilia: atracción sexual por ancianos.

-Pedofilia: atracción sexual por los niños.

-Urofilia (Urolagnia): atracción sexual por la orina.

-Coprofilia: atracción sexual por las heces fecales.

-Fetichismo: atracción sexual por prendas de vestir u objetos de uso personal de otras personas.

-Transvestismo: utilización de ropas del otro sexo con el fin de obtener satisfacción sexual.

Las relacionadas con el método de satisfacción sexual

-Sadismo: satisfacción mediante la provocación del dolor, generalmente físico, a la pareja.

-Masoquismo: satisfacción mediante la experiencia de sentir dolor físico generalmente, provocado por la pareja.

-Escoptofilia (voyeurismo): satisfacción mediante la observación de actividades sexuales de otras personas o actividades íntimas como desnudarse. Esta excitación conduce a la masturbación.

-Triolismo: satisfacción mediante relaciones sexuales con 2 personas del sexo opuesto simultáneamente.

-Frotismo: satisfacción mediante el roce sin consentimiento con una persona del sexo opuesto.

-Exhibicionismo: satisfacción mediante la exposición de los genitales a personas del sexo opuesto.

Las personas catalogadas con trastornos sexuales pueden llevar diferentes estilos de vida. Hay casos en que estos individuos llevan una vida social activa, que no permiten sospechar trastornos íntimos como en otras patologías. Por el contrario otros se aíslan en sus fantasías y comportamientos, con graves repercusiones sobre su rendimiento laboral, estudiantil, su vida conyugal o social, simplemente compran, roban, coleccionan material pornográfico, prendas, películas referidas a su trastorno y eso les basta como toda vida sexual.

Tipos de parafilias como el exhibicionismo, voyeurismo y sadismo pueden llevar a situaciones que violan la ley y generalmente sus portadores terminan encarcelados o procesados; por otra parte sufren un deterioro social progresivo o temporario llevándolos incluso a llevar una doble vida; la privada y la pública. La mitad de los parafilicos están casados, muchos tratan de imponer a sus mujeres sus fantasías o conductas, lo cual conlleva a un peligro de vida o lesiones. Hay parejas de parafilicos que llegan a una transacción de vida muy pintoresca y peculiar, en otros casos se divorcian con frecuencia y se vuelven a casar, buscando comprensión.

también te puede interesar