Salud

Trastornos de la alimentación

En los últimos 30 años los trastornos de la conducta alimentaria son enfermedades cada vez más frecuentes, sobre todo en los adolescentes

Trastornos de la alimentación
|

Redacción Central |

Recientes estudios sobre la frecuencia de los trastornos alimentarios muestran un aumento preocupante, principalmente en la población de mujeres jóvenes.

La alimentación es una necesidad primaria de los individuos, sin embargo, las exigencias de la vida cotidiana o estilos de vida adoptados pueden influir de modo negativo en la salud y las relaciones sociales.

Entre los trastornos de la necesidad de alimentación podemos observar:

-Anorexia nerviosa: Consiste en el rechazo contundente a mantener el peso corporal por encima de los valores mínimos normales para una determinada edad y talla, miedo intenso a ganar de peso o a convertirse en una persona obesa. Las personas que padecen de este trastorno se consideran obesas cuando en realidad están por debajo de su peso corporal normal. La pérdida de peso se consigue mediante la disminución en la ingestión de comidas, con frecuencia se provocan el vómito, usan laxantes o diuréticos.

-Bulimia nerviosa: La ingestión de alimentos es exagerada. Grandes consumos de comida en un período discreto de tiempo. Falta de control sobre la ingestión, dietas estrictas o ayuno. El vómito es provocado por sí mismo, come vorazmente para después vomitar. Presentan grandes preocupaciones por su peso.

-Coprofagia: Se manifiesta por la ingestión de materias fecales que se amplía a todo producto no comestible, este trastorno es típico de retrasos mentales severos y dementes.

-Pica: Ingesta repetida de sustancias no nutritivas.

Los trastornos alimentarios no afectan únicamente a la manera de comer; en realidad, se desarrollan como resultado de problemas en la percepción, en la forma en que una persona se ve a sí misma y en relación con su mundo. Problemas que son causados por múltiples factores que se vuelven cíclicos y se realimentan a sí mismos, pues los efectos de la desnutrición y semi-inanición agravan los problemas subyacentes e intensifican el problema.

también te puede interesar