Salud

La fobia ¿Miedo a qué..?

Existen varios tipos de fobias a las cuales se aplican algunos tratamientos para ayudar a controlarlas

Miedo
|

Redacción Central |

Las autoridades del aeropuerto de Ámsterdam, Holanda, tuvieron que socorrer a un pasajero a quien le dieron náuseas y mareos mientras le chequeaban el equipaje y los documentos, debido a que sintió temor por la proximidad del vuelo.

Este tipo de conducta a veces se manifiesta cuando las personas no se pueden controlar en presencia o cercanía de lo que las atemoriza, en el caso del viajero sentía aerofobia, un comportamiento que tienen algunos pasajeros debido al miedo a viajar en aviones.

Criterios médicos señalan que la fobia produce una ansiedad desproporcionada con respecto a la realidad y que se manifiesta como un miedo persistente hacia un objeto, situación o actividad específica, que hace que los afectados lleven una vida limitada.

Otros de los síntomas fisiológicos que provoca la fobia, además de los que sintió el viajero son la aceleración de los latidos cardíacos, molestias gástricas, diarreas, micción frecuente, sensación de ahogo, así como sudoraciones, temblores y desmayos.

Aunque algunos fóbicos son capaces de enfrentar sus miedos, la mayoría trata de evitar el objeto, la situación o condición que les impide sentirse libres, obligándoles a actuar de forma llamativa.

De acuerdo a los psiquiatras, hay tres tipos de fobias: las simples, en las que los afectados se manifiestan hacia objetos y situaciones específicas, que incluyen el miedo a ciertos animales, a espacios cerrados y a las alturas.

La agorafobia, que es el miedo  a los espacios públicos abiertos (centros comerciales, incluidas grandes tiendas), de los que resulta difícil escapar o en los que se experimenta  agobio, temor que aumenta hasta que la persona es incapaz de salir a la calle.

Las terceras son las fobias sociales que es el miedo de sentirse ridículo o tener algún tipo de vergüenza en público.

Fobias y terapias 

La palabra Fobia se usa como sufijo para expresar el miedo a, en palabras como claustrofobia: miedo a los espacios cerrados,  aracnofobia: miedo a las arañas, hidrofobia: horror al agua que sienten los que han sido mordidos por animales rabiosos.

También está la trezidavomartiofobia: temor específico de algunas personas al martes 13, la xenofobia: horror o rechazo a los extranjeros, palabra que tiene un antónimo en xenofilia, que significa simpatía por los extranjeros.

Las fobias simples como el miedo a algunos animales comienzan en la niñez y pueden persistir hasta la edad adulta, en cambio la agorafobia y las sociales, generalmente aparecen al final de la adolescencia o en la primera juventud.

En cuanto al tratamiento médico de la fobia, existe la terapia de conducta, un método que ha mostrado su eficacia para tratar estos trastornos, en ella los fóbicos enfrentan el estímulo temido, analizan lo injustificable de su miedo y tienden a disminuir su temor.

También se aplica la técnica de modificación de conducta, que es la denominada desensibilización, mediante la cual los psiquiatras tratan de que las personas aprendan a relajarse, en situaciones que le producen ansiedad.

En algunos casos, los especialistas recomiendan la utilización de medicamentos ansiolíticos o antidepresivos, los cuales pueden resultar eficaces en su tratamiento.

también te puede interesar