Opinión

LOS OBSTÁCULOS SON INDISPENSABLES PARA SALIR ADELANTE

La superación de obstáculos te hará más fuerte y tendrás la mente más clara después

obstaculos
Superación de obstáculos |

Moisés Absalón Pastora |

Los problemas, las crisis, los obstáculos, pueden surgir, se pueden crear o los podemos encontrar en el camino porque la vida es así para la mayoría de la humanidad pues son pocos los privilegiados que naciendo en cuna de oro jamás supieron lo que es pasar una necesidad y por lo mismo que tengan una idea, aunque sea mínima, por saber lo que cuesta alguna cosa porque tienen tanto que solo deciden adquirirlo y ya.

Por ese tipo de personas, faltos de sensibilidad humana, el mundo llora la concentración de la riqueza en manos de unos pocos que tienen todo lo material que se les ocurra, pero sin lograr la felicidad porque nunca les costó nada, porque jamás experimentaron luchar por algo, que sintieran la satisfacción de pelear con el alma algo que no representara la compra o de ser capaz de medir el esfuerzo por una victoria tejida con el corazón.

Cuando las circunstancias adversas llegan, por supuesto sin avisar, la incertidumbre embarga a cualquiera y nosotros los nicaragüenses tenemos mucho que decir sobre eso porque nuestra historia está cargada de episodios ensangrentados, unos más grandes que otros, que nos han tirado al piso, pero al final siempre logramos levantarnos, ponernos de pie y con la frente en alto siempre hemos vencido.

De esa realidad, de esos obstáculos en la vida nacional, siempre hemos podido tomar lecciones y de la misma forma retomar el camino corrigiendo lo que estuvo mal y replanteando la ruta hacia el mañana y nosotros que venimos de una crisis que nos fue creada desde afuera sabemos perfectamente bien lo que tenemos que hacer para no dejarnos vencer y eso implica que tenemos nuevas oportunidades para crear las condiciones que desarrollen un país con mejores condiciones que el que teníamos antes del 18 de abril cuando los ricos, los que tienen sus capitales fuera, los que no tienen nada que perder, los que no tienen idea del valor de las cosas, nos hicieron lo que nos hicieron a nombre de la libertad.

Soy un devorador de historias y artículos que tienen que ver con las reflexiones que la vida misma nos pone todos los días en el camino y me encontré con unos axiomas para compartir con ustedes, que son grandes verdades y que debemos hacer propios no para llorar por la leche derramada sino para ir al encuentro de nuestras nuevas victorias.

Un gran filósofo comentó una vez que el único obstáculo que tiene el águila para volar con mucha mayor velocidad y más fácilmente, es el aire; pero si suprimiera el aire caería instantáneamente a tierra, sin poder volar en absoluto. El mismo elemento que ofrece una gran resistencia al vuelo es a la vez, su condición indispensable.

El principal obstáculo que tiene que superar un bote de motor, es la resistencia del agua a la revolución de la hélice del motor; pero si no fuera por esa resistencia, el bote no se movería de su lugar. Esa misma ley, también tiene una aplicación en la vida humana del hombre; los obstáculos son indispensables para lograr el éxito y en consecuencia son más que necesarios, es más son imprescindibles.

Una vida libre de todos los obstáculos y dificultades reduciría en su mínima expresión todas las posibilidades y potencias a cero. Los obstáculos nos despiertan de esa letanía, y nos llevan a nuestras grandes habilidades humanas. El esfuerzo nos comunica nuevo poder, de suerte tal, que de las dificultades nace de las cenizas una nueva fuerza. De un obstáculo derivamos una gran fortaleza; de la desilusión, crecimiento, de la privación, deseo.

Hoy más que ayer en Nicaragua sabemos quién es quién y donde está cada quien, a que responde, que hizo o que no hizo que logró o que echó a perder, que tanto aportó o que tanto estorbó. Lo que cada quien hizo en lo positivo o negativo por ser un parcial de la paz no lo voy a determinar ahora porque sobre el tema ya escribí antes, pero en el análisis es un buen punto de partida para los que deseamos ir hacia el futuro y no quedarnos en el pasado.

En Nicaragua hay una voluntad que gobernando en paz hizo milagros con poco y hay otra que hizo terroristamente desastres con mucho. Para los primeros el obstáculo que surgió fue impactante y doloroso porque vio afectada su obra, pero para los segundos, para el terrorismo que hizo caer nuestro desarrollo económico, lo único que sacan de todo esto es la búsqueda de imposibles que los hagan salir del estercolero al que cayeron porque si antes de asaltar la paz ya sus números estaban en rojo, después de su criminal embestida su mejor escenario es la del zombi, la del muerto vivo, que anda buscando a quien inyectar, que hiede y atemoriza a una población que huye espantada de su maldad y de la impresionante capacidad de odio que destilan.

En síntesis, debo decir que, de los obstáculos, independientemente de que sean creados o inducidos desde afuera, debemos asumir una voluntad de hierro para levantarnos y con mucha mayor celeridad que antes del 18 de abril porque ahora sabemos dónde están y quiénes son los alacranes que hipócritamente decían acompañarnos en el desarrollo y que con solo el chasquear de los dedos del Tío Sam se lanzaron como perros rabiosos a la yugular de nuestra amada Nicaragua.

La vida está llena de momentos en los que se ponen a prueba nuestra fuerza y coraje. Momentos en los que debemos demostrar que somos capaces de salir adelante a pesar de lo que nos pueda ocurrir y no bajar los brazos ante nada. Tenemos que tener la seguridad en que siempre podremos seguir y aprender de las experiencias, pues a veces es necesario que las cosas se pongan mal para que después sepas apreciar las buenas cosas que perdimos.

La superación de obstáculos te hará más fuerte y tendrás la mente más clara después. Te impulsará con más fuerza para continuar caminando por el sendero de tu vida sin que nadie te impida continuar. A veces necesitas detenerte a descansar y aprender una lección, pues la vida está llena de enseñanzas y no hay mejor forma de aprender que viviendo una experiencia que te ponga al límite y te ilustre qué es lo que sucede y cómo debes actuar la próxima vez. No importa si caes, pues de seguro te levantarás con más fuerza nuevamente. No le temas a la caída, pues de seguro podrás impulsarte a la superficie con más fuerza nuevamente.

QUE DIOS BENDIGA A NICARAGUA.
mem

también te puede interesar