Opinión

Apuesta al conocimiento

Los diversos cursos que las instituciones del Gobierno desarrollan durante todo el año se convierten en uno de los principales espacios de consolidación del aprendizaje

p76e4ilm
Escuelas de oficios se extenderán a cursos de computación e informática |

Nivaldo Cantero Sardiñas |

El conocimiento es la clave del desarrollo humano. La afirmación es una premisa que ha acompañado la evolución de la humanidad desde sus inicios y hoy es casi imposible la vida sobre el planeta sin el conocimiento de todo cuanto el hombre ha hecho a través de miles de años.

La era de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones ha sido el último eslabón visible de la larga cadena de momentos que el ser humano, en su desarrollo hasta la actualidad, se ha inventado para mejorar la vida y para crear las condiciones idóneas para la convivencia.

No caben dudas, entonces, de que ese conocimiento acumulado nos es imprescindible para aplicar, en nuestros espacios laborales, sociales y familiares, todo aquello que pueda beneficiar los proyectos de vida que cada uno de nosotros se propone para su existencia.

En Nicaragua, desde la vuelta al poder del Gobierno Sandinista en el año 2007 con Daniel y Rosario al frente, han sido múltiples las políticas emprendidas en favor de multiplicar el conocimiento y brindar a nuestros ciudadanos las posibilidades de superarse.

Es así como han aparecido, saldada la deuda de haber declarado al país libre de analfabetismo, gracias a la campaña de Alfabetización, vías, fórmulas, espacios para que quienes lo deseen puedan aprender y aprehender de todo cuanto hoy les puede resultar útil para sus vidas, ya bien el ámbito del trabajo, la escuela y en la convivencia en las comunidades.

Ha sido una práctica constante la promoción de oportunidades para todos por igual durante estos últimos ocho años, bajo el principio de que ofrecer la oportunidad de superación, significa una de las principales acciones a favor del ser humano que puede hacer un gobierno.

Y el nuestro, siempre atento a todo cuanto pueda ser de beneficio popular, no descansa en la búsqueda de alternativas hacia ese objetivo, contando siempre con la participación de quienes entiendan lo favorable que resulta tener conocimientos para nuevos propósitos.

Hay ejemplos en la actual Nicaragua que no podrían haberse imaginado en los tiempos en que los desgobiernos neoliberales sumieron al país en la ignorancia y la tristeza.

Por ello reconforta leer y conocer que a las autoridades sandinistas no la ha bastado incorporar a cientos de familias a programas sociales para mejorarles sus condiciones económicas y sociales, sino que además, les ha facilitado a esos beneficiarios la oportunidad de crecerse, aprender y obtener nuevos conocimientos.

Cuando cada mediodía la compañera Rosario nos informa a través de los medios del Poder Ciudadano, entre otras cosas, que programas como Crissol y el Bono Productivo Alimentario mantienen la capacitación de sus integrantes, uno se da cuenta de que el camino escogido es el adecuado, que no ha bastado ofrecer la oportunidad para que los ciudadanos puedan salir de la pobreza, sino que junto a ello, se les ofrece el momento de obtener una de las cosas más preciadas con las que contamos como seres humanos: el conocimiento. Ese es insustituible y por él debemos apostar, como hace, cada día, el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional de Nicaragua. También es una apuesta al futuro.

también te puede interesar