Opinión

El día que Cuba se hizo rebelde

Este sábado 26 de julio se cumplen 61 años de la gesta del Moncada, acción militar liderada por el entonces abogado Fidel Castro, que inició el camino de la verdadera y definitiva independencia para la Mayor de las Antillas

cuartel moncada
El 26 de julio de 1953, jóvenes de la llamada generación del centenario –por cumplirse ese año un siglo del nacimiento del Héroe Nacional Cubano, José Martí- decidieron asaltar los cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, para enfrentarse a la tiranía de Fulgencio Batista |

Alejandro Guevara |

Si la Revolución Cubana triunfó el primero de enero de 1959, su génesis se forjó unos años antes, cuando en la madrugada del 26 de julio de 1953 un grupo de jóvenes liderados por el entonces abogado Fidel Castro decidió asaltar el cuartel Moncada, ubicado en la ciudad de Santiago de Cuba, la segunda fortaleza militar del país antillano en ese tiempo.

De forma paralela, esa misma noche otro grupo más pequeño trató de tomar el cuartel Carlos Manuel de Céspedes en la ciudad de Bayamo, también en el oriente de Cuba.

La intención era apoderarse de estos puntos militares estratégicos por sorpresa en la madrugada, para luego llamar a la insurrección desde ese lado de la Isla, alejado de la capital, y derrocar al tiránico gobierno de Fulgencio Batista, títere de los yanquis y opresor de su pueblo, al estilo de los Somoza.

El plan del Moncada se vio frustrado cuando una patrulla policial interceptó el convoy cerca de la fortaleza y se perdió el factor sorpresa. En Bayamo tampoco pudieron tomar el control del fuerte.

Pero aunque esa acción militar fracasó, prendió una llama entre los que la sobrevivieron y toda esa generación de cubanos que el año del Centenario de su Apóstol, José Martí, comenzaron el largo y difícil camino hacia la libertad.

Luego vendría el juicio a los sobrevivientes —Batista mandó a masacrar a la mayoría de ellos y la prensa los reportó como bajas del enfrentamiento—; su tiempo en prisión, su exilio en México, la expedición del yate Granma de forma clandestina hacia Cuba con solo 82 hombres, multiplicados después en un pueblo que formó el Ejército Rebelde y logró el triunfo definitivo de la Revolución Cubana con el Comandante Fidel Castro al frente.

Tras esa clarinada de libertad —que despertó no pocos procesos revolucionarios en Nuestra América—, cada año se conmemora en Cuba el 26 de julio con un cariño especial, y el agradecimiento de todo un pueblo a los héroes de la gesta.

Este sábado la Mayor de las Antillas celebra la efeméride en la provincia de Artemisa, en el occidente del país. Fue allí donde entrenaron buena parte de los “moncadistas”. El territorio está lleno además de historia, pues de los más de cien asaltantes, al menos el 20 por ciento de ellos fueron de Artemisa.

Será una velada histórica, donde uno de sus protagonistas, el Comandante Ramiro Valdés, tendrá a su cargo las palabras centrales del acto nacional.

A 61 años de aquella gesta, los cubanos se sienten eternos rebeldes. Los hoyos de bala que aun muestran las paredes del cuartel Moncada y el mausoleo donde descansan los héroes en la provincia de Artemisa, les recuerdan cada día el precio que tiene la libertad y la paz.

también te puede interesar