Opinión

35/19: Nuevos techos dignifican la vida de miles de nicaragüenses

Con el impulso del programa Plan Techo, el Gobierno Sandinista garantiza a las familias condiciones dignas de vida, mayor salubridad y seguridad física

Plan Techo
Plan Techo |

Vicky Rosales |

“Esta es una bendición que hoy nos cumple nuestro Gobierno, pues ninguno antes se había preocupado por garantizarnos un techo digno”. “Ahora estamos más seguros, sobre todo para cuando venga la lluvia”. Estas son expresiones que se multiplican en nuestros barrios y comunidades con cada entrega del Plan Techo, un programa que llegó para quedarse en el corazón del pueblo.

Desde su inicio en 2009, cientos de miles de familias nicaragüenses en condiciones de vulnerabilidad han podido dejar atrás las cubiertas de plástico y cartón, para disfrutar ahora de un hogar con mejores condiciones de seguridad y salubridad.

Con techos nuevos, cambia la realidad. Adiós a las molestas goteras y también a la preocupación de cómo obtener los materiales, que a través de esta iniciativa se garantizan totalmente gratis a los protagonistas. Diez láminas de zinc y clavos forman el módulo que el Gobierno Sandinista facilita a las familias para que con sus propios esfuerzos puedan reponer esa parte de sus casitas.

Por eso se respira alegría y agradecimiento cada vez que jóvenes de la Promotoría Solidaria y representantes de los Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida inundan las calles para concretar esta voluntad de nuestro Gobierno de restituir al pueblo su derecho a vivir mejor y en condiciones dignas.

Experiencias que se repiten cada semana, como en la más reciente entrega de estos materiales en el Distrito V de Managua, donde otras 400 familias fueron beneficiadas. Con estos, ya suman más de 10 mil los núcleos atendidos este año en la capital mediante el Plan Techo, uno de los programas de mayor impacto social entre los impulsados por el ejecutivo del Presidente Comandante Daniel Ortega para llevar bienestar a nuestros hogares y acabar con la pobreza.

La primera entrega de esta iniciativa, que hoy goza del respaldo de más de 80 por ciento de la población, ocurrió como parte de una donación de cinco mil láminas de zinc del hermano pueblo de Brasil, y luego nuestro Presidente la elevó a la categoría de programa de Gobierno, con la intención de beneficiar a todos, sin ningún tipo de distinción.

Y tal ha sido, que solo el pasado año se entregaron 530 mil 200 láminas de zinc a más de 53 mil familias y se prevé durante 2014 llevar esta realidad a los miembros de otras 75 mil viviendas.

Pero, además de mejorar la calidad de vida, el Plan Techo fortalece el espíritu solidario entre las personas e impacta en su salud de manera positiva, ya que ha logrado protegerlas exitosamente de enfermedades como el dengue y las respiratorias, que se acrecientan especialmente durante la época de lluvias.

Son avances que poco a poco constatamos en esta ruta de restitución de derechos por dignificar la vida de las y los nicaragüenses; un ejemplo que ratifica la naturaleza social de este modelo Cristiano, Socialista y Solidario que hoy celebramos con responsabilidad y orgullo.

también te puede interesar