Opinión

35/19: Mayor acceso a la electricidad, gran victoria de nuestro pueblo

El programa de electrificación que impulsa el Gobierno Sandinista ha llevado bienestar y mayor oportunidad de desarrollo a miles de familias

Energía Eléctrica
|

Vicky Rosales |

A 35 años del aquel julio triunfante, los nicaragüenses continuamos construyendo sendas de victorias y ejerciendo protagonismo en los diferentes programas que impulsa nuestro Gobierno a favor de las grandes mayorías.

Garantizar a todos servicios básicos, seguridad y dignidad personal, ha sido una preocupación constante del Ejecutivo liderado por el Presidente Comandante Daniel Ortega, que hoy vemos concretada en proyectos como el de Electrificación Sostenible y Energía Renovable.

Gracias a esta iniciativa se han iluminado miles de comunidades de todo el país, urbanas y rurales, donde además de proveer bienestar a través de un servicio estable y de calidad, abre las puertas al desarrollo económico local.

Cada obra ejecutada se traduce en inmensa alegría para los protagonistas, especialmente aquellos que quizás nacieron y crecieron sin luz, y que hoy por primera vez dejan atrás el candil.

Ahora pueden usar sus equipos electrodomésticos y hasta emprender proyectos beneficiosos para la economía familiar, como la instalación de pequeños molinos, puestos de ventas y talleres.  

Igualmente, la electrificación ha traído oportunidades para las zonas productivas, donde numerosos programas necesitan de energía, además de ahorrar el agotador trayecto hasta otros lugares para acciones tan simples como recargar baterías, o tan necesarias como un tratamiento médico.

De acuerdo con datos oficiales, al finalizar 2013 la cobertura eléctrica nacional alcanzó el 76.2 por ciento de la población, una gran diferencia con la realidad que vivía nuestro país en 2006, cuando apenas la mitad de las familias tenían acceso al servicio.

Eran entonces los “restos” de más de una década de gobiernos neoliberales que se hartaron de pisotear los derechos del pueblo, y presumir de una democracia que nunca integró a la principal protagonista de un país y su desarrollo: la gente.

Ahora, con el apoyo de autoridades locales y la comunidad organizada, técnicos e ingenieros de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica llevan cada día luz a comunidades, barrios, casas, cumpliendo con la orientación de nuestro Comandante y evidenciando también la fortaleza del modelo de alianzas y responsabilidad compartida que impulsa el Gobierno Sandinista.

En total, ya suman más de 62 mil viviendas rurales y más de 12 mil en las zonas urbanas las beneficiadas con la normalización del servicio.

Los avances son palpables y vamos por más. Ya para este año las previsiones apuntan a que más de 18 mil casas serán conectadas a líneas de transmisión, un paso alentador en esa gran meta de cumplir con el 90 por ciento de cobertura nacional para 2017.

Como parte de ese esfuerzo, desde mayo hasta finales de este mes se inauguran proyectos de energía en más de 90 comunidades a nivel nacional, de ellos 13 en la ciudad de Managua, donde casi la totalidad fueron concretados.

Otro de los factores que contribuye a la ampliación de las redes de distribución es el cambio de matriz energética, utilizando fuentes renovables de energía como la eólica, hidráulica, solar, biomasa y geotérmica.

Estas no solo son limpias, sino que resultan más baratas porque el país puede desarrollarlas, además de que a través de su explotación se contribuirá a la reducción del impacto ambiental y se generarán empleos locales.

En 2013 Nicaragua produjo 51 por ciento como promedio de electricidad a partir de fuentes renovables, en tanto que el año precedente fue del 41 por ciento.

Se prevé que a finales de 2014 el país llegue a 54 por ciento de energía limpia y se trabaja para que en 2020 alcance el 90 por ciento.

también te puede interesar