Opinión

ECHELON. La red de espionaje más amplia que se haya conocido jamás (SEXTA PARTE)

También la mejor oculta, la de mayores recursos tecnológicos, financieros y humanos. Un hijo del gobierno de los Estados Unidos. Esta vez, echamos una mirada a la NSA por dentro

espionaje
Espionaje Global |

Redacción Central |

De ECHELON, la red, ya conocemos un poco. Y desde la primera parte nos hemos referido a veces a la Agencia de Seguridad Nacional del gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica. Hoy vos conocerás un poco más de ella.

Los Estados Unidos, desde hace más de 60 años escuchan al planeta entero. Tanto a amigos como a enemigos. Algunos eventos oscuros (y a veces muy opacos) de la historia del mundo moderno se aclaran cuando descubrimos los secretos de la National Security Agency.

La NSA es una agencia de inteligencia adscrita al Departamento de Defensa de los Estados Unidos y fue creada el 4 de noviembre de 1952 durante el segundo mandato de Harry Truman, uno de los presidentes más impopulares de la historia norteamericana, que fue granjero en su juventud y  más tarde político. Murió en diciembre 1972 a los 88 años de edad. La mencionada agencia nació de una decisión secreta de la presidencia: la directiva n° 6 del entonces llamado Consejo Nacional de Seguridad. El texto de su creación es aún  “secreto de Estado”.

Su objetivo inicial era el de interceptar las comunicaciones de otros países y asegurar las comunicaciones del Gobierno de Estados Unidos, tanto internas como externas.

A pesar de no tener existencia jurídica, la NSA es la más delirante y  tentacular creación de espionaje moderno. A finales de los años 60, más de 8 mil millones de dólares de presupuesto anual de los Estados Unidos permitían a más de 100.000 personas decodificar todo tipo de mensajes secretos y también interceptar toda circulación de noticias, fueran éstas diplomáticas, o militares, que estuvieran relacionadas con el mundo de los negocios o revelaran simplemente la vida privada de los individuos, transmitidas éstas por teléfono o satélite.

No debemos olvidar que si el nombre de la NSA es bien conocido por muchos, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos es una agencia de inteligencia cuyas operaciones son secretas y de la que no se conocen muchos detalles. Para el gran público esta agencia de inteligencia es un misterio, en todos los sentidos.

Muchos de los datos que circulan sobre la NSA se basan, principalmente, en rumores y filtraciones, puesto que se trata de una organización de inteligencia cuyos proyectos rara vez trascienden y están catalogados como secretos. Aun así, vale la pena poner encima de la mesa algunos datos curiosos y hacernos una idea de lo que es y lo que hace la NSA.

Igual que el Pentágono, que tiene su propia estación de Metro solamente para sus empleados, la NSA tiene una salida propia en la carretera que une Baltimore con Washington D.C. donde, como nos podemos imaginar, se indica que su uso está acotado “Sólo para empleados de la NSA”.

En Fort Meade, además de estar la sede central de la NSA y el Museo Criptológico Nacional (que es gestionado por la NSA) se comenta que también existe una planta de fabricación de circuitos integrados que pertenece a la Agencia y que sería el lugar en el que fabrican, ad-hoc, la base para su tecnología (aunque también firman acuerdos con empresas privadas para dotarse de material tecnológico).

Según las fotos que hay del exterior de la sede central, se estiman alrededor de 18.000 plazas de aparcamiento en superficie, pero se cree que también hay aparcamientos subterráneos, un dato que se toma como referencia para estimar el personal civil y militar que tiene la NSA en Fort Meade  y que se estima, a nivel global, en alrededor de 36.000 efectivos.

Junto al Departamento de Seguridad Interior (aunque la NSA lidera el proyecto), se está construyendo en Utah un enorme centro de datos ubicado en una base de entrenamiento de la Guardia Nacional del Estado. Utah está localizado en el Oeste del país. Es uno de los más importantes centros de transporte y telecomunicaciones del oeste estadounidense. Aproximadamente el 88% de la población de Utah vive en una concentración urbana denominada Wasatch Front, con la capital y mayor ciudad del estado, Salt Lake City. La construcción del mencionado centro, conocido como Bumblehive tiene un presupuesto estimado de 1.200 millones de dólares y será capaz de procesar cantidades de datos del orden del yottabyte (billones de Terabytes de información).

Es probable que el presupuesto de la Agencia haya aumentado estos últimos años. Se tienen estimaciones que éste sería de más de 20 mil millones de dólares, es decir la mitad del presupuesto anual chileno, y que su personal sea superior a 120 mil funcionarios.

Aunque su presupuesto es secreto, se estima que destinan alrededor de 21 millones de dólares al año en electricidad para alimentar sus instalaciones. De hecho, tal es su consumo eléctrico, que la compañía Baltimore Gas & Electric no es capaz de suministrar más electricidad al complejo sin poner en riesgo el suministro al resto de los consumidores, y la NSA ha tenido que abrir una oficina satélite adicional y construir un nuevo centro de datos en Fort Meade, ubicado cerca de Odenton, Maryland, al noreste del país con un presupuesto de 860 millones de dólares.

La NSA busca siempre “talentos” para la agencia, y se imparten conferencias dentro de un plan de captación entre los expertos en seguridad que asisten a las mismas.

Veamos a qué se dedica y de qué presume la NSA. Al principio, cuando recién se estrenaba, computadores gigantes eran programados para detectar las frases, los nombres y apellidos y/o las palabras claves de millones de personas. En esta época, y solamente en Estados Unidos, eran interceptadas y grabadas más de 400.000 conversaciones cotidianamente.

Hacia el año 1984 las súper computadoras Cray de la NSA eran capaces de transferir 320 millones de palabras por segundo. Eso significa aproximadamente, 2.500 libros  de 300 páginas por segundo. Hoy día la NSA puede tratar toda la información de la biblioteca del Congreso norteamericano (la más grande el mundo) en sólo algunos minutos.

La NSA y el gobierno norteamericano piensan que las negociaciones y las relaciones políticas son diferentes cuando se sabe lo que piensa el enemigo (o el amigo). La perspectiva de enfocar la política mundial de esta manera, sitúa a los Estados Unidos en una situación de poder por sobre todos los otros países del mundo.

La NSA sabe lo que pasa en la vida íntima de los mandatarios del planeta (incluso sabe lo que pasa en la cama), ellos estuvieron al corriente de la caída del muro de Berlín, tenían un seguimiento exacto de los hechos que acontecieron durante la desintegración de la Unión Soviética en 1991. Esta operación de intercepción de informaciones de funcionarios del Kremlin llevaba por nombre de código “Gamma Guppy”.

El gemelo británico de la NSA en Inglaterra es el GCHQ, que no es más que el  Government Communications Headquarters (Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno). Esta agencia conocía toda la vida sexual de los políticos de Europa (opción sexual, amantes, pedofilia, etc.), lo que le aporta un medio de presión y chantaje político de primer orden.

La NSA estuvo al tanto del arresto en 1985 de los participantes palestinos de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) en el secuestro del Barco italiano Aquiles Lauro, crucero italiano  construido en 1947 y considerado como un símbolo precioso del antiguo imperio napolitano. El buque fue secuestrado el 7 de octubre de 1985, cuando acababa de salir del puerto de Alejandría (Egipto). El día 11 de octubre, EEUU ordenó interceptar el avión Boeing 737 egipcio de la compañía Egypt Air que transportaba a los cuatro secuestradores. Aviones F-14 de la US Navy le obligaron a aterrizar en la base de la OTAN de Sigonella, en Sicilia, con la intención de detenerlo. También tenía la NSA conocimiento de la operación “Libia” que fue un ataque terrorista a una discoteca norteamericana en Berlín Oeste en 1986.  Esta acción se conocía, pero el gobierno dejó actuar y en represalia, el 14 de abril lanza una operación de bombardeo sobre las ciudades de Trípoli y Benghazi. Alrededor de 200 libios mueren en este bombardeo.

La “Agencia” se vanagloria de haber participado en el desarrollo mundial de la era informática. No es extraño que Microsoft sea acusado actualmente de prestarse al juego de la NSA vendiendo en todo el mundo computadores pirateados. Es decir, todo ser humano en posesión de un PC es susceptible de ser observado y seguido por esta Agencia a través de un mecanismo instalado en ellos llamado “porte dérobée” (puerta escondida o de escape).

Los diarios The Guardian y The Washinton Post han revelado en su momento la existencia del proyecto PRISM, un proyecto de la NSA según el cual la agencia tendría acceso a los datos que almacenan Facebook, Google y hasta Dropbox entre otros servicios.

PRISM es sin duda una de las noticias más impactantes de los últimos tiempos. Lo mismo que se hace con los datos espiados de las redes sociales también se habría estado haciendo con las conversaciones y datos de los clientes de los operadores de telefonía móvil de EE.UU. como Verizon, un  hecho bastante grave.

Además del espionaje y descrifrado de comunicaciones extranjeras y nacionales, esta agencia civil y militar dependiente del Departamento de Defensa de Estados Unidos también se encarga de la seguridad de los sistemas de información del Gobierno de Estados Unidos y del cifrado de sus comunicaciones (en coordinación con otras agencias y con el Cibercomando de Estados Unidos).

Dentro de esta labor enfocada en la seguridad de los sistemas de información, la NSA ha hecho algunas aportaciones a Linux y es la impulsora de SELinux (Security-Enhanced Linux-Seguridad Mejorada Linux), un paquete de utilidades y complementos que mejoran la seguridad de los sistemas GNU/Linux. También ha hecho aportes a sistemas basados en Windows, tanto para escritorio como para servidores. Son curiosos sus aportes a Android, concretamente, con una distribución propia llamada SE Android que toma como base el trabajo de SELinux y lo porta a Android para obtener una versión mejorada y, según dicen, mucho más segura para que ellos, por supuesto, puedan tener un acceso más confiable a la información de los usuarios.

La Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) espió incluso a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) con autorización de la Administración de EEUU según ha citado el diario austriaco Die Presse. Esta información se conoce gracias a las filtraciones del ex técnico de la inteligencia estadounidense Edward Snowden.

Uno de estos documentos, con fecha de abril de 2013, revela que la OSCE fue uno de los objetivos de la NSA, que se interesaba por la actividad internacional de la Organización y recogía información sobre el control y comercio de armas. Esos datos tenían el tercer nivel de prioridad, y significa que el jefe del Pentágono y el secretario de Estado estaban al tanto del espionaje a la OSCE.

Así que la NSA vela por la seguridad de la nación norteamericana, según ellos, aunque nosotros no nos dejamos engañar y sabemos que espían y controlan a amigos y enemigos, escuchan conversaciones ajenas, se interesan por lo que ocurre y se habla en empresas, organizaciones y embajadas.

Ante tamaña y grosera manera de inmiscuirse en la vida de nuestros pueblos, América Latina debe unirse para desarrollar sistemas eficaces que impidan y contrarresten este tipo de acciones.

también te puede interesar