Opinión

La generación perdida española (+Infografía)

España es el segundo país de la Unión Europea con el mayor índice de pobreza infantil

Niños en basurero, España
Dos niños deambulan entre la basura del poblado chabolista de El Gallinero, en Madrid | Antonio Heredia

Redacción Central |

Las recetas neoliberales están llevando a la población española a pasar hambre. No es metáfora, es la realidad, y afecta a un millón de personas en el país europeo, donde además uno de cada cuatro niños padece desnutrición.

En España existen 2,8 millones de niños que están en riesgo de caer en la pobreza infantil, el 33,8 por ciento de la población menor de edad, sólo por detrás de otro país mediterráneo, Grecia.

Detrás de esos números hay personas con nombres y apellidos, que debido a las dificultades económicas ven como se afectan sus derechos fundamentales, recogidos en la Convención de Naciones Unidas sobre la infancia y que las administraciones públicas españolas están obligadas a garantizar.

En el 24 por ciento de estas familias los niños no comen frutas ni verduras a diario, el 42 por ciento no puede celebrar cumpleaños ni eventos especiales, el 21 por ciento no tienen un lugar adecuado donde hacer los deberes y un 20 por ciento no han estrenado ninguna de sus prendas de vestir ni tienen más de un par de zapatos.

Niños en riesgo de pobreza

Niños en riesgo de pobreza o exclusión social en toda Europa- (SAVE THE CHILDREN)

España encabeza la Unión Europea en abandono escolar temprano, con un índice del 25 por ciento frente a la media comunitaria del 15 por ciento, destacando que existe mayor riesgo de exclusión en hogares cuyos cabezas de familia no pasaron de los estudios secundarios.

El dato es alarmante si se tiene en cuenta que la educación se postula como el sistema capaz de combatir la transmisión intergeneracional de la pobreza.

Además en el aspecto de la vivienda, España es después de Grecia el país con un mayor número de familias que destinan más del 40 por ciento de sus ingresos al sostenimiento de la vivienda. En Europa la media está en el 11 por ciento.

El 12 por ciento de la población española que trabaja no gana suficiente para escapar de la pobreza en un país que, junto con Grecia, ha experimentado el mayor incremento del desempleo desde el inicio de la crisis.

Este es el presente, pero qué futuro se espera de un país donde hay más de 6 millones de personas sin trabajo, en el que los jóvenes que no podrán recibir una pensión adecuada por no haber trabajado el tiempo suficiente serán conocidos como la “generación pérdida”.

también te puede interesar