Opinión

Derecha fascista rechaza el diálogo con Maduro

Dirigentes de Voluntad Popular apuestan por la desestabilización golpista, las guarimbas y la búsqueda del derrocamiento, por vía violenta, del gobierno bolivariano

maduro
Derecha fascista rechaza el diálogo con Maduro |

Percy Francisco Alvarado Godoy |

Cuando el Vaticano y los cancilleres de Unasur se aprestan a fungir como mediadores entre los opositores de la MUD y el gobierno de Nicolás Maduro, dentro del marco de la búsqueda de la paz en Venezuela, los dirigentes fascistas de Voluntad Popular apuestan por la desestabilización golpista, las guarimbas y la búsqueda del derrocamiento, por vía violenta, del gobierno bolivariano.

La representación opositora que se reunió con el presidente Maduro, integrada por el Secretario Ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, gobernador del estado de Lara, Henri Falcón y Omar Barboza (UNT) se mostraron satisfechos de este primer paso. De hecho, Aveledo reconoció que el primer encuentro “sirvió para poner en agenda los puntos que se discutirán en el encuentro formal”. Aveledo declaró: “Tenemos la satisfacción de informar que esta reunión preparatoria nos encamina a la posibilidad de un diálogo sincero y serio”. La primera reunión será “ante toda Venezuela y ante el mundo, para que queden claras las motivaciones de todos”.

El vicepresidente Ejecutivo venezolano, Jorge Arreaza, expresó que las reuniones continuarán de inmediato, sobre la base de respetar a la constitución y la democracia en el país, al igual que teniendo como base el rechazo a la violencia. En ese sentido, declaró: “Este camino, que es el único camino posible, hacia la paz, que pasa por la justicia, que pasa por combatir la impunidad, que pasa por rechazar la violencia y pasa por supuesto… que en los grandes temas del país dejemos de ser nosotros y ustedes, y nos convirtamos en nosotras y nosotros”.

En la continuación de la Conferencia nacional por la paz, pactada para mañana, estarán presentes como testigos de buena fe los ministros de Relaciones Exteriores de Colombia, Ecuador y Brasil. Hoy también dio a conocer el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, la invitación cursada al Secretario de Estado del Vaticano y ex Nuncio en Venezuela, Cardenal Pietro Parolin, para integrarse como testigo de buena fe. En horas de la noche de ayer, el Presidente dio a conocer en su programa radial “En contacto con Maduro” que la primera reunión pública entre el gobierno y la oposición será transmitida en vivo para que “Venezuela vea ese debate”.

La agenda presentada por la oposición pide la amnistía para los presos políticos, la creación de una comisión de la verdad independiente y el desmantelamiento de los llamados “colectivos” chavistas.

Ante estos pasos constructivos, los dirigentes de extrema derecha Leopoldo López y María Corina Machado se mostraron reacios a participar, usando argumentos extemporáneos y sin fundamentos, en un claro intento de apostar por la hostilidad, la violencia golpista y exacerbar los odios entre venezolanos. Voluntad Popular se desmarca de las otras formaciones políticas como Primero Justicia, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, Copei, Avanzada Progresista y Movimiento Progresista de Venezuela.

Mientras tanto, Estados Unidos dice cínicamente que espera por ver los resultados de la gestión de Unasur, mientras es hartamente sabido que sus intenciones son el derrocamiento por vía violenta del gobierno de Maduro, al estar implicado en el financiamiento de continuados planes desestabilizadores, en unión con la derecha internacional. John Kerry, secretario de Estado, al responder al ultraderechista Marco Rubio en el Congreso norteamericano, dijo al respecto: “Dejemos que esta reunión se celebre, vamos a ver qué pasa y ya habrá tiempo para que usted, otros y yo trabajemos en este tema y ver si tenemos que cambiar de rumbo”.

La posición de Leopoldo López y María Corina Machado, confabulados con la ultraderecha norteamericana, no tiene otro objetivo que torpedear cualquier acuerdo para lograr la ansiada tranquilidad ciudadana en el país. También es conocido que algunos de los participantes por la MUD traen como uno de sus objetivos retrasar la adopción de los compromisos al intentar plantear inaceptables demandas al gobierno. Todos estos escollos serán vencidos por aquellos que honestamente ansíen una convivencia pacífica para los venezolanos.

también te puede interesar