Opinión

Celac, nuestra obra más preciada

Este sábado inician los segmentos previos a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños con encuentros entre los coordinadores nacionales

II Cumbre Celac Cuba
Sede de la II Cumbre de la Celac | Cuba Minrex

Gaby Ramos |

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) es nuestra obra más preciada, simbólicamente, consolida el concepto de una región unida y soberana, comprometida con un destino común, afirmó el presidente cubano Raúl Castro, en la reunión fundacional del bloque, en 2011 Caracas, Venezuela.

A pocas horas de celebrarse en La Habana la II Cumbre del organismo regional, el ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez expresó que las deliberaciones de la cita estarán centradas en la reducción de las desigualdades, en el desarrollo de política en interés de nuestros pueblos.

Se tendrá en cuenta la diversa realidad de nuestra área, pero apuntando a la igualdad de oportunidades, a la eliminación de la pobreza, en particular, la pobreza extrema, el hambre, a garantizar educación y salud universal para todos, afirmó el canciller cubano.

Tras la inauguración del foro el próximo martes 28 de enero, los jefes de Estado y de Gobierno y los presidentes de las delegaciones de los 33 países pasarán a retiro donde deberán aprobar importantes resoluciones y el Plan de Acción de la Celac durante este año.

La cita continuará con las sesiones plenarias que atenderán también temas sobre la paz y la soberanía en la región, y concluirá el miércoles 29 de enero con la entrega de la presidencia pro témpore a Costa Rica.

El 25 y 26 del presente mes, el recinto capitalino Pabexpo acogerá los segmentos previos a la Cumbre con encuentros entre los coordinadores nacionales, mientras, el lunes 27 se reunirán los cancilleres.

Paralelo a la cita se desarrollarán una serie de eventos como la inauguración el lunes venidero del puerto de Mariel, con la presencia de algunos jefes de Estado y Gobierno, y un homenaje al líder bolivariano Hugo Chávez, impulsor de esta Comunidad.

“Hasta cuándo vamos a ser nosotros la periferia atrasada, explotada y mancillada. Estamos poniendo aquí la piedra fundamental de la unidad, la independencia y el desarrollo sudamericano. Vacilar sería perdernos. Avancemos sin vacilación, que este es el camino. La unidad, la unidad, la unidad. Solo la unidad nos hará libres, independientes”, manifestó en una ocasión el fallecido presidente venezolano.

Con apenas dos años de creado, el bloque se ha convertido en el único interlocutor que puede hablar en nombre de América Latina y el Caribe, y ha demostrado al mundo que los 33 países que lo integran no podrán nunca más ser considerados como el patio trasero de Estados Unidos.

Durante la inauguración este viernes de la sala de prensa de la II Cumbre, el canciller cubano expresó que en este año de presidencia, la isla ha tratado de dejar su mejor contribución sobreponiendo los intereses de la región a los propios.

Estamos en condiciones de asegurar que este será un evento de alta asistencia de jefas y jefes de Estado, de gran trascendencia por la profundidad y el alcance de sus acuerdos y pronunciamientos y un paso más en el proceso de consolidación de nuestra comunidad latinoamericana y caribeña, agregó Rodríguez.

Durante el encuentro serán negociados una treintena de documentos que incluyen el Plan de Acción, normas y principios que rijan la cooperación en la región, así como algunos comunicados especiales sobre varios temas, entre ellos, las Islas Malvinas, el bloqueo contra Cuba y otros asuntos presentados por los países.

El Plan de Acción incluye rubros como la seguridad alimentaria, la cooperación, el medio ambiente, la energía y las finanzas.

Abelardo Moreno, vicecanciller cubano, enfatizó en la importancia del documento que declarará a América Latina y el Caribe como zona de paz, un tema trascendente, no solo  para Cuba, sino para todo el continente.

Nuestra región es una zona libre de armas nucleares, pero no basta, porque hay que buscar la forma de que las diferencias nunca se resuelven por la fuerza, sino mediante la diplomacia, el diálogo, expresó el viceministro.

La Celac es otro paso en la solidificación de un sueño integracionista que se pospuso durante 200 años, es la consolidación del pensamiento de José Martí, para quien “nuestra patria es una, empieza el Río Grande y va a parar a los montes fangosos de la Patagonia” y Simón Bolívar: “la unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino. Unámonos y seremos invencibles”.

también te puede interesar