Opinión

Nicaragua continuará su desarrollo económico

Numerosos economistas no solo resaltan el crecimiento real de la economía en los últimos seis años, sino que beneficia a toda la población mediante mayor empleo (Por Antón Rius)

Crecimiento de la economía
Crecimiento de la economía |

Redacción Central |

Numerosos economistas no solo resaltan el crecimiento real de la economía en los últimos seis años, sino que beneficia a toda la población mediante mayor empleo
(Por Antón Rius)

Por Antón Rius

Managua.- La economía nicaragüense ha crecido realmente en los últimos seis años, tendencia alcista que continuará porque tiene bases sólidas en el desarrollo del sector  agropecuario, mejor infraestructura nacional, creación de nuevas ofertas al mercado interno e internacional y el desarrollo de megaproyectos que avanzan, con la característica  que hoy día sí beneficia a toda la población mediante la creación de empleos y programas económico-sociales.

Estas realidades no se pueden negar ni tratar de ignorarlas porque son visibles, se ven en toda la geografía nacional, se oye a la población en sus conversaciones entre amigos y parientes, en sus rostros se deja de ver cada vez más el sabor amargo del hambre. Quien aun dude, que converse con los comerciantes minoristas, esos que en los últimos años rompen niveles de ventas y de ganancias, porque hay más dinero en circulación, más personas trabajando y son miles de familias las que han creado su propio negocio con ayuda financiera del gobierno sandinista.

Recientemente, en la Universidad Americana efectuaron un foro bajo el título: Las Tres Revoluciones, donde se dijeron cosas a medias, con mucho veneno político por quienes no piensan en el bienestar de la población y solo analizan estadísticas que muestran crecimientos económicos para unos pocos y aumento del hambre y la miseria de la mayoría de la ciudadanía del país, abandonada a su suerte, con altos índices de muertes prematura, analfabetismo y ausencia total de un servicio de salud y educación, además de ni hablar de programas alimenticios, de nutrición.

En estos casos no se pueden comparar números fríos, sino poner en el centro del análisis el bienestar social de todos los nicaragüenses y no solo el de los bolsillos de unos cuantos, con frases construidas que llaman la atención, pero que no dejan de ser trilladas y utilizadas solo para hacer daño cuando existe un gobierno que está sacando del lodo a una mayoría de la población que tiene ahora un incentivo real para la vida.

 En ese foro se reunió un grupo de especialistas con estadísticas de crecimiento económico de los últimos 30 años, una gran parte de ese período fatídico para el país porque los primeros 24 años estuvo gobernado por políticos de tendencia neoliberal, quienes abandonaron a los que viven en zonas rurales y en los suburbios de las ciudades, privatizaron la educación y el servicio de salud, abandonando prácticamente la atención pública en estos dos servicios que benefician directamente a la población, y hasta quitaron pequeñas pensiones a jubilados.       

A quienes seguimos el desarrollo socio-económico del país nos resultó indignante, porque este análisis hecho por considerados especialistas está hecho como si estuvieran en el polo norte o encerrado en sus casas, sin tener contacto con la población, los trabajadores, los nuevos pequeños empresarios, la iglesia, los hombres de negocios que han engordado en los últimos seis años sus cuentas de ahorro y, repito, un elemento esencial, un termómetro de la economía doméstica, los comerciantes del mercado minorista.

Con los programas sociales como Crisol y Usura Cero se le da financiamiento con un impuesto mínimo, irrisorio, simbólico más bien, a familias para que puedan iniciar su pequeña empresa  o agricultura familiar, con lo cual pueden adquirir semillas, animales para reproducir y obtener  carne o leche para el alimento y poder tener mercancía que llevar al mercado comunitario, así como se le da tierras y propiedades de las mismas, o de las viviendas que ocupan, para que puedan producir seguros que el cultivo y la cosecha nadie podrá quitársela, como ocurrió años atrás.

Es posible que los llamados especialistas en economía señalen que la gran mayoría de los residentes en zonas rurales son sandinistas y que abogan por la Revolución que dirige el Comandante Daniel Ortega. Pero existen otras fuentes, que no son sandinistas, que tienen credibilidad internacional, porque representan a entidades a nivel mundial, muchas de ellas de la Organización de Naciones Unidas.

Este es el caso del director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Graziano Da Silva, quien visitó recientemente Nicaragua y señaló que esta nación, pequeña y aun empobrecida, se va convirtiendo poco a poco en el granero de Centroamérica, gracias a las buenas políticas del Gobierno Sandinista, al promover la seguridad alimentaria a través de la reactivación de la agricultura familiar.

Da Silva dijo en esa oportunidad en Managua que “Nicaragua se va convirtiendo relativamente en un granero de Centroamérica, un ejemplo de cómo promover la política de seguridad alimentaria y de apoyo a la pequeña agricultura familiar”.

La visita del titular de la FAO se produjo para entregar al gobierno del país un certificado por el cumplimiento anticipadamente, dos años antes, de las metas de la ONU para el milenio en cuanto a disminuir el hambre y favorecer la nutrición en la población.

El programa de producción agropecuaria del país sigue su tendencia alcista y para este año el ministro de Agropecuarios y Forestales, Ariel Bucardo, señaló recientemente que los planes del sector para este año se acrecientan en diferentes áreas productivas e indicó que la tarea fundamentalmente es garantizar que haya comida de manera estable y a precios justos para nuestros consumidores, pero también que haya precios justos al productor para que esté motivado a producir y a sembrar.

Bucardo precisó que dentro de las metas que tiene este gobierno está sembrar un millón 800 mil manzanas, tanto para el consumo básico, así como productos de exportación, entre estos el café, cacao, palma, la caña para producir azúcar y seguir creciendo en la producción de arroz, con el objetivo de satisfacer el consumo nacional.

Además, uno de los propósitos que tiene la producción agropecuaria es elevar la eficiencia y productividad y es por ello que el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (Inta) entrega semillas a los productores, con variedades preparadas para las condiciones climáticas de cada territorio y obtener mejores rendimientos en toda la geografía nacional.

Miguel Obando, subdirector del INTA, explicó que la institución ha puesto en práctica un plan de desarrollo en la generación de semillas que toma en cuenta la situación climática de toda Nicaragua y precisó que en la producción de frijoles y arroz se cuenta con líneas adaptadas al cambio climático, más resistentes a altas temperaturas, lo que permitirá la mejor producción de estos componentes.

Todo ello permitirá que Nicaragua experimentará este año un crecimiento superior al cinco por ciento en la producción total, un indicador que despeja un horizonte alentador para este sector del país, señalan estimaciones de agricultores y ganaderos.

Álvaro Fiallos, Presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, manifestó que con la caída de las primeras lluvias, los productores arrancaron la siembra de primera, motivados por la atención gubernamental que se les brinda.

Con más producción se estabiliza el precio en el mercado local, pero además hay mayores excedentes para exportar, lo cual ha sido una tendencia en los últimos años, incluso con la incorporación de nuevos rubros, no solo como ocurría hace apenas diez años, que se vendía al exterior oro, café y ganado, como reconocieron en el mencionado foro de la Universidad  Americana.

Jorge Molina, director ejecutivo del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex),  señaló que las cifras de las exportaciones en Nicaragua podrían romper récord durante 2013, porque se mantiene una tendencia de crecimiento que se ha llevado en los últimos años.

El alto funcionario indicó que las exportaciones del país este año podrían superar los tres mil 200 millones de dólares, de no presentarse mayores percances en la producción, las cuales estarán por encima de los dos mil 753 millones de dólares alcanzados durante 2012, traducido en un 15% de incremento.

En 2012 se produjo un 17.5% de crecimiento, lo cual se debió sobre todo a los programas sociales y proyectos de infraestructura que ha venido implementando el Gobierno Sandinista presidido por el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, fundamentalmente en regiones agrícolas.

Apuntó que si las exportaciones de Nicaragua están creciendo es porque se realiza un gran esfuerzo en invertir en energía eléctrica, carreteras, en lo social y en la infraestructura en general. La unión de estos esfuerzos, puntualizó, es lo que está potencializando ser el país que más está creciendo en Centroamérica en relación a las exportaciones.

Indica Cetrex que Estados Unidos se mantiene como el principal mercado, le siguen Venezuela, Canadá, El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Francia, México y otras naciones. Con el acuerdo de Asociación  en vigor con la Unión Europea se ampliará mucho más el abanico de destinos, así como se negocian acuerdos con países de Europa Oriental y Asia.  

Entre los productos, el café oro se mantiene como principal rubro, seguido del oro, la carne bovina, azúcar de caña, granos básicos y el maní.

Hay dos elementos importantes en este aspecto es que se la agrega valor a los productos exportables, lo cual genera empleos en el país y sube la cotización de los productos, como es el caso de los granos, carne bovina y productos lácteos.  

Además, hay otros sectores que se mueven en sentido positivo a buen auge y uno de ellos es el turismo, que ha crecido de año en año y que ha generado muchos empleos en todo el país, porque Nicaragua ha dejado de tener un turismo de sol y playa, sino que amplía sus opciones y destinos por todo el país, creándose pequeños negocios familiares con comidas típicas, artesanías nacionales y habitaciones en lugares pintorescos o del llamado turismo de aventuras.

La titular del Instituto Nicaragüense de Turismo, Mayra Salinas, apuntó recientemente que durante el primer semestre el sector creció 4.5% en el ingreso de turistas al país y que para fines de este año se espera recibir ingresos por 475 millones de dólares generados por esta actividad, y más de un millón 200 mil visitantes.

Añadió Salinas que Nicaragua aspira a un turismo con mayor poder adquisitivo y de mayor gasto en el país.

El gobierno basa esas proyecciones de crecimiento en 2013 para el turismo externo en que a partir de este año Nicaragua cuenta con una mejor infraestructura, pese a la crisis económica que atraviesa Estados Unidos y los países de Europa.

Sin lugar a dudas este crecimiento económico responde a factores que han sido analizados por especialistas en estas ciencias, como el doctor Francisco Mayorga, representante de Nicaragua ante el Banco Interamericano de Desarrollo, quien ha manifestado que esta alza ha sido constante por varios factores, primero la atención directa del gobierno a las personas que residen en zonas rurales, dando la posibilidad de cultivar la tierra, proporcionándoles semillas de granos básicos, implementos agrícolas y animales para la producción, como cerdas y vacas preñadas, gallinas y un gallo para la obtención de huevos y carne avícola, con lo cual han iniciado la agricultura familiar, con muy buenos resultados.

Además, muchos de estos pequeños productores se han unido y crearon cooperativas, porque al juntar sus recursos elevan las posibilidades de producir más y mejor, porque incluso algunos no solo han adquirido equipamiento para mantener refrigerada la leche y productos lácteos, sino que han creado pequeñas agroindustrias, las cuales tienen tendencia a crecer y mejorarles las economías a sus miembros.

Es por ello, ha dicho Mayorga, que existen mayores posibilidades para las exportaciones, además que se abre el abanico de destinos.

Este experto en la esfera ha señalado en varias oportunidades que los dos megaproyectos en marcha garantizan que el crecimiento económico futuro sea aun mayores. Uno es el doble canal interoceánico, uno mojado a través del río San Juan, del cual ya se encuentran especialistas determinando las rutas factibles, y el canal seco mediante el uso de ferrocarril y dos puertos de agua profunda, uno en el Océano Pacífico y otro en el Atlántico.

Estos dos canales interoceánicos ya generan ingresos, porque se emplean personas para trabajar con los especialistas, así sucederá durante la construcción definitiva y más aun durante la explotación de estas dos vías de transportación, los cuales eliminarán el desempleo del país y con ello cualquier vestigio de pobreza que pueda quedar, así como el hambre en esta nación centroamericana.

El otro megaproyecto que también está en marcha es el de un satélite de comunicaciones que posibilitará no solo establecer contacto telefónico desde cualquier punto de la geografía nicaragüense, sino que se podrá vender este servicio a los países vecinos y a entidades que necesitan de estos medios tan vitales en el mundo moderno.

No obstante estos prometedores megaproyectos, tanto el presidente Daniel Ortega como otros altos funcionarios han indicado que  es necesario mantener los  crecimientos y el desarrollo en todos los sectores y frentes económicos y sociales del país, para tener una mejor nación.

Además, y muy importante, es el destino de los recursos que obtiene el país, la buena redistribución de los ingresos nacionales, lo cual ha sido reconocido y avalado por las instituciones financieras internacionales, con lo cual el país ha mantenido en una categoría correcta y confiable de la macroeconomía, a lo que habría que añadir una elogiada seguridad ciudadana y el diálogo como vía para resolver cualquier tipo de conflicto, porque los nicaragüenses viven paz.

Es por ello que a quienes consideran que el país debe regresar a la democracia, se les recuerda que la gran mayoría de los nicaragüenses han expresado que nunca esta nación ha tenido un gobierno más democrático que este y que se preocupe de verdad de la población, que reparta beneficios sin preguntar a qué partido político pertenece, ni el color de la piel y el lugar de nacimiento. Además, para quienes aun tengan dudas, pueden revisar las encuestas de los últimos años y podrán entonces comprender que la gran mayoría apoyan al gobierno sandinista.                

Un estudio de la encuestadora Siglo Nuevo y revelado el pasado mes de junio arrojó que más del 75 por ciento de la población considera que el presidente Daniel Ortega ha hecho un buen trabajo en su gestión de gobierno.

La encuestadora hizo la pregunta ¿Considera que el Presidente Daniel Ortega ha hecho un Buen Trabajo?, el 75 por ciento respondió afirmativamente, como muestra de respaldo a la labor del ejecutivo sandinista que encabeza el líder del Frente Sandinista.

La fuente señaló que la encuesta se realizó en una muestra de siete mil personas en todo el país, con un margen de error de 1.17 por ciento, y un nivel de confianza en ella del 95 por ciento, pues abarcó a mil 326 núcleos de las áreas urbana y rural.

Para cualquier observador, la gran mayoría de la población no solo apoya al gobierno del presidente Daniel Ortega, sino que trabaja y se prepara mediante el estudio de tecnologías para afrontar los años siguientes, más aun cuando la electrificación se amplía y en cualquier parte de la geografía nicaragüense puedan emplearse, porque no solo hoy día viven mejor, con más dignidad, sino que tienen el futuro en marcha para un mayor bienestar nacional.

también te puede interesar