Opinión

Los hombres clave de Obama

¿Quiénes son los hombres y–las pocas– mujeres que acompañan al presidente de Estados Unidos en su segundo mandato?

Los hombres clave de Obama
En las últimas semanas, Barack Obama ha bromeado en casi cada nombramiento. La mayoría de los nuevos son conocidos con los que ha trabajado muy de cerca y muy intensamente los últimos cuatro años y tienen un perfil diferente al de los elegidos para los grandes cargos en 2009. | elmundo.es

Redacción Central |

María Ramírez
El Mundo.es

En las últimas semanas, Barack Obama ha bromeado en casi cada nombramiento. La mayoría de los nuevos son conocidos con los que ha trabajado muy de cerca y muy intensamente los últimos cuatro años ytienen un perfil diferente al de los elegidos para los grandes cargos en 2009.

Al presidente se le nota relajado junto a los escogidos para los puestos de mayor responsabilidad. Así, bromeó distendido con Jack Lew, su jefe de gabinete hasta ahora y el elegido para ser secretario del Tesoro. “Nunca me había fijado en su firma, pero después de que verla destacada en la prensa consideré cancelar su nombramiento”, dijo el presidente sobre el garabato infantil que tendría que ir en los billetes. “Jack me ha prometido que se esforzará en hacer al menos una letra legible para no hundir nuestra moneda”, bromeó.

El cambio de estilo en el nuevo mandato tiene mucho que ver con la experiencia.En 2008, Obama seguía siendo un recién llegado a Washington. Había sido elegido cuatro años antes como senador y había parado poco en la capital por su temprana campaña presidencial. Su primera Administración estaba compuesta por políticos y consejeros del Gobierno Clinton e incluso alguno del de Bush, como Robert Gates, el secretario de Defensa.La estrella era Hillary Clinton, su archirrival y seleccionada, en parte, para unir a los demócratas después de unas primarias históricamente duras. El resultado fue desigual, especialmente con un equipo económico dispuesto a desoír las instrucciones del presidente, según cuenta el libro ’Confidence Men’, un relato pormenorizado del principio de la Presidencia Obama.
Para el segundo mandato, Obama ha construido su equipo con un núcleo duro de fieles.Políticos y funcionarios en los que confía y conoce bien. Es el caso deLew, que llegó en 2010 del Departamento de Estado a la Casa Blanca y que es uno de los pocos a quien el presidente deja negociar con los republicanos sobre los detalles de recortes e impuestos sin apenas pedir explicaciones.

El presidente se siente igual de cómodo con su nuevo director de la CIA,John Brenna, su actual jefe antiterrorista. Obama le ha premiado ahora por su fidelidad incansable (“no ha dormido en los últimos cuatro años”, según el presidente) y su papel en la operación contra Osama Bin Laden.

AChuck Hagel, el elegido para Defensa, Obama lo conoce de sus años en el Senado, donde hicieron buenas migas al trabajar en la reforma de inmigración. También viajaron juntos a Iraq. En este caso, la conexión más personal viene del vicepresidenteJoe Biden, que en una ocasión definió a Hagel como su senador preferido. Obama conectó cuando los republicanos empezaron a hacer vacío a su compañero por su oposición a la guerra de Irak.

Con John Kerry, que será secretario de Estado, el presidente había tenido poca relación hasta el año pasado. Su conexión cambió durante la campaña, cuando el senador y ex candidato presidencial ayudó a Obama a preparar los debates contra Mitt Romney. Durante días de ensayos muy intensos, Kerry hacía el papel del rival republicano y Obama apreció la dedicación del experto en Exteriores.

El presidente, que aún necesita el visto bueno del Senado, se quiere rodear de los más fieles que refuerzan sus ideas. Todos los poderosos son hombres en un gabinete que contrasta con el de hace cuatro años, cuando eligió al equipo más variado de la historia, con siete mujeres y cinco miembros de minorías (sólo había ocho hombres blancos).
Hillary Clinton dejó el puesto en cuanto el Senado confirmó aKerry e Hilda Solis, secretaria de Trabajo, también ha decidido dimitir. Como mujeres poderosas aún quedanKathleen Sebelius, en Sanidad,Janet Napolitano, si es que sigue en Seguridad Nacional, yValerie Jarrett, consejera de los Obama y madrina política de la pareja en Chicago.
Obama planeaba elegir como secretaria de Estado a Susan Rice, embajadora en la ONU y amiga personal, pero se echó atrás por la polémica sobre los comentarios poco informados de la diplomática acerca del atentado en Bengasi el pasado 11 de septiembre.

Interrogado sobre la pequeña polémica acerca de la falta de mujeres en su nueva Administración, el presidente pidió paciencia. “Sugiero a todos que antes de juzgar esperen hasta ver todos mis nombramientos”, dijo Obama.
Pero el único hueco político poderoso que queda por llenar es el de jefe de gabinete de la Casa Blanca. Y se espera que el presidente nombre aDenis McDonough, viceconsejero de Seguridad Nacional y que empezó trabajando de asesor de Exteriores en la campaña de Obama de 2008.

McDonough también está en la foto de los pocos escogidos que contemplaron la operación de asalto del cuartel de Osama Bin Laden en mayo de 2011.

también te puede interesar