Opinión

Celebra en grande Nicaragua Día Mundial de la Alimentación

(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo) Nicaragua registra excelentes resultados en su política de gobierno contra la pobreza y el hambre, por lograr la soberanía alimentaria para bien de todos en el país

Redacción Central |


(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo) Nicaragua registra excelentes resultados en su política de gobierno contra la pobreza y el hambre, por lograr la soberanía alimentaria para bien de todos en el país

Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo

Managua.- El gobierno nicaragüense aplica desde que el Comandante Daniel Ortega asumió la presidencia en 2007 una política contra la pobreza, el hambre y por lograr la soberanía alimentaria que ha dado excelentes resultados para bien de todos, situación que ha sido reconocida recientemente por la FAO, precisamente en ocasión del Día Mundial de la Alimentación que se celebra este martes.

En una reciente conferencia que ofreció en Managua Gero Vaagt, representante en Nicaragua de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), significó que el país ha disminuido la desnutrición en un 63.5% desde 1992, pero ocurre que puede ser un por ciento mayor, porque según reconoce esa entidad de la ONU, tomaron como base cifras de 2008, cuando todos sabemos que en los últimos años Nicaragua ha tenido constantes crecimientos económicos y ha disminuido el desempleo, que es la causa fundamental del hambre y la pobreza.

De todas formas, Nicaragua se encuentra entre los Estados que más han logrado reducir la pobreza en América Latina, encontrándose entre los países que están considerados por la FAO con luz verde, lo cual significa que podrán cumplir los Objetivos del Milenio, que son disminuir el hambre y la desnutrición en 50%, propósito que está ya prácticamente cumplido y no hay que esperar hasta el año 2015, porque en esa fecha no solo estará satisfecho el compromiso, sino que se podría llevar a cero la desnutrición nacionalmente, de acuerdo al ritmo de crecimiento y los programas que están en marcha.

Esta situación sobre la erradicación del hambre y la desnutrición de nuestros nacionales se desarrolla en medio de una problemática económica adversa en el planeta, donde hay naciones en la región que no solo incumplirán, sino que lamentablemente se les agrava el panorama, porque son seres humanos los que viven en esos países y en donde se incrementa el hambre. Es realmente una pena que esas cosas sucedan y no sigan el ejemplo que ya les constituye Nicaragua.

¿Qué ha sucedido en esta nación centroamericana para que exista un programa que funciona bien y que avanza en la erradicación total del hambre, de la miseria, del desempleo, que es la causa directa de la pobreza en las familias?

Vale la pena penetrar en la economía del país y de la voluntad de un gobierno de responder a los reclamos de la gran mayoría de la población de una nación que ha sido considerada durante decenios como la segunda más pobre de América Latina, solo superada por Haití. Y no es un milagro económico como a veces se pide cuando llega la hora de cenar y no existe suficiente o ningún alimento para la familia. No, se debe este salto en positivo a un programa de gobierno que el Frente Sandinista de Liberación Nacional tiene como objetivo desde su lucha armada contra la dictadura de los Somoza.

Es por ello que desde que el Comandante Daniel Ortega asume la presidencia del país en enero de 2007, tras ganar elecciones en noviembre de 2006, se establece un gobierno que plantea la paz y el diálogo entre las partes como necesidad primera para el desarrollo nacional, en el que se plantea como emblema fundamental el cristianismo, socialismo y la solidaridad, con el apoyo de gobierno a los que más necesitan, que son los pobres, a quienes se beneficia con urgencia mediante programas sociales que no solo alivian la penuria existente, sino que se les pone en las manos de las personas posibilidades para trabajar, producir alimentos y que puedan ser independientes o incorporarse en cooperativas de todo tipo, pero fundamentalmente agropecuarias, como ellos decidan, así como incrementar las micro, pequeñas y medianas empresas, las que no solo ocupan personas y mejoran las fuentes de empleo, sino que les dan valor agregado a los productos, con mayor presencia y calidad para su comercialización, dentro y fuera del país.

Entre los programas sociales de mayor impacto para disminuir hasta eliminar el hambre y, como es lógico, la desnutrición, se encuentran varios, entre ellos el Bono Productivo Alimentario, también conocido como Hambre Cero, en el cual se le da a la familia campesina un pequeño lote de tierra, en el caso que no tenga, así como algunos animales y semillas e instrumentos de trabajo, con todo ello no solo puede producir alimentos para la familia, sino también para llevar productos al mercado de la comunidad. Muchos de ellos luego se reúnen y forman cooperativas agropecuarias, para reunir sus posibilidades y obtener mayores resultados.

Otro de los programas sociales que ha tenido gran impacto en la producción de alimentos y la eliminación del desempleo, insisto, la causa fundamental de la pobreza, es el de Usura Cero, mediante el cual se le dan pequeños préstamos a mujeres, más aun si son madres solteras, para adquirir semillas, instrumentos de trabajo, animales, o sea la base productiva para crear sus microempresas o ampliar si es que ya tienen alguna, con el objetivo de mejorar su calidad de vida, alimentar correctamente a la familia y crear nuevas fuentes de trabajo.

El programa Patio Saludable cumple dos objetivos, por un lado se le proporciona a las familias que residen en zonas urbanas o semi-urbanas semillas e instrucción para crear huertos familiares y mejorar su alimentación con frutas y vegetales, mientras que con estos sembrados se eliminan o aprovechan objetos que cumplieron su objetivo en otra etapa y que se pueden convertir en depósitos de agua para la cría del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue, enfermedad que puede convertirse en mortal.

También a los niños se les enseña en sus colegios a cuidar Huertos Escolares, en los cuales se pueden apreciar figuras geométricas como triángulos, cuadrados y rombos, entre otras, mientras se pueden demostrar prácticamente elementos de botánica y cuidado de plantaciones, así como la necesidad de producir alimentos para el consumo.

Hay otros muchos programas que se llevan a cabo, pero uno de los más importantes para este análisis, en ocasión del Día Mundial de la Alimentación es el de las cooperativas, porque en ellas no solo se reúnen pequeños productores para unir esfuerzos, sino que con las ganancias de su labor cotidiana han logrado un paso más en sus resultados, el crear pequeñas agroindustrias, las cuales se perfeccionan y amplían, dan valor agregado a los productos agropecuarios, incluso crean marcas industriales y llegan al mercado no solo con artículos de alta calidad, sino de agradable presencia, que logra competitividad. Porque no importa que haya un alimento bueno, de alta calidad, tiene que ser atractivo para que el consumidor lo adquiera y pruebe.

La ONU declaró el 2012 como “Año Internacional de las Cooperativas” y la FAO, en conjunto con Instituciones de Gobierno, Universidades, el Sector Privado, Gobiernos Municipales, lo que hace es establecer una Jornada para celebrar el Día Mundial de la Alimentación, que, recuerdo, se celebra cada 16 de octubre.

En declaraciones recientes en el programa TN8, del canal ocho, el Ingeniero Luis Mejía, Oficial Agrícola de la FAO, señaló que en este mes de Octubre y parte de Noviembre, la FAO a nivel de todo el Mundo, desarrolla la Jornada del Día Mundial de la Alimentación; y tiene como lema año un tema muy importante, sumamente significativo, porque dice: “Las Cooperativas alimentan al Mundo”.

Y pudiera considerarse a Nicaragua como un ejemplo de este aspecto tan importante en la agricultura moderna de los países en desarrollo, que no tienen grandes recursos para crear extensas áreas de cultivos con recursos diversos, incluso aéreos. No existen esos recursos en nuestros países, pero sí el humano y con la voluntad de gobierno se pueden hacer muchas cosas positivas para eliminar el hambre en cada nación.

No podemos olvidar que el General de Hombres Libres, Augusto C. Sandino, un día antes de ser asesinado, inauguró una cooperativa de producción agropecuaria, porque estaba convencido que esa era la vía para producir alimentos y eliminar el hambre en el país, pero fundamentalmente en las zonas más desprotegidas históricamente, el sector rural o campesino, donde increíblemente hay tierra, agua y abonos naturales faltan productos que nutran a personas y animales que benefician a los seres humanos.

Tras el triunfo de la Revolución Sandinista, el 19 de julio de 1979, se crearon en el país numerosas cooperativas, miles de ellas, pero los gobiernos neoliberales trataron desde 1990 eliminarlas totalmente para pasar las tierras a nombre de latifundistas, pero tras el triunfo y la recuperación del gobierno en el año 2007 estas se volvieron a incrementar y en el país hay unas cuatro mil 200, multiplicándose en solo cinco años varias veces a las existentes en 2006. También es significativo que existen unas mil 700 en el sector agropecuario, productoras de alimentos. De estas últimas un 30% son constituidas por mujeres.

Es de señalar que existen unas 82 cooperativas agropecuarias con casi nueve mil miembros, que están trabajando en coordinación con la FAO, acompañando a instituciones de gobierno, principalmente. Entre los rubros en que se está trabajando para mejorar los cultivos se encuentran la papa, maíz, en el tema de semilla hay mucho trabajo a nivel de campo por parte del ministerio Agropecuario, el Inta, que es básico la producción de alimentos.

El especialista de la FAO señaló que otro punto que se desarrolla en Nicaragua es la agricultura urbana y semi urbana, mediante las cuales se producen alimentos en terrenos en el entorno de las ciudades, que mejora las condiciones de vida a productores y consumidores, además de favorecer el medio ambiente.

Los actos por el Día Mundial de la Alimentación empezaron en Nicaragua desde el pasado 10 de octubre con una conferencia sobre situación actual y perspectivas de esta actividad en el planeta, Centroamérica y en Nicaragua en particular. Este lunes y martes hay previsto encuentros con mujeres que integran cooperativas, cita que será en Jinotega, el miércoles, 17 de octubre, habrá un Acto Solemne en la Asamblea Nacional para conmemorar la efeméride.

Además, hay programado también Encuentros de Cooperativas en el mes de noviembre y finalmente la jornada finalizará con la Feria del Día Mundial de la Alimentación, la cual se hará a nivel nacional, pero en los Municipios y las Universidades trabajan conjuntamente con las diferentes Organizaciones para estar destacando actividades que hacen las Cooperativas, tanto en Nicaragua como en otros países.

Los objetivos de la FAO y del gobierno nicaragüense tienen algo en común, eliminar el hambre y en ese noble propósito se trabaja fuerte desde que se luchaba contra la dictadura somocista y luego, desde enero de 2007 se trabaja fuerte en esa dirección y cada vez son menos los que están sin trabajo, cada vez son menos los que están en la miseria y, por tanto, disminuyen constantemente los que sufren el hambre en esta productiva nación centroamericana.

también te puede interesar