Opinión

Las elecciones venezolanas son transparentes

(Por Rubén Díaz, especial para La Voz del Sandinismo) Chávez y la revolución bolivariana han recuperado para el continente el legítimo significado humanista y popular del socialismo

presidente Hugo Chávez
El presidente venezolano Hugo Chávez se enfrenta en estas elecciones del siete de octubre a una feroz campaña internacional de desprestigio instigada por Estados Unidos y sus socios y sirvientes en América Latina y Europa. La voluntad de construir un proceso hacia el socialismo, defendiendo la soberanía nacional venezolana es una aspiración prohibida por el imperio norteamericano. | prensalibre

Redacción Central |

El presidente venezolano Hugo Chávez se enfrenta en estas elecciones del siete de octubre a una feroz campaña internacional de desprestigio instigada por Estados Unidos y sus socios y sirvientes en América Latina y Europa. La voluntad de construir un proceso hacia el socialismo, defendiendo la soberanía nacional venezolana es una aspiración prohibida por el imperio norteamericano.

El águila imperial está alerta para caerle encima a cualquier país que ose levantar la bandera del socialismo, o simplemente la de la independencia, para ello se realiza un colonialismo de tipo cultural, gracias a la penetración de la televisión “Made in USA”, que ha convertido al socialismo en algo perverso y peligroso para los pueblos.

Chávez y la revolución bolivariana han recuperado para el continente el legítimo significado humanista y popular del socialismo y está cooperando para que otros países de la región, mediante métodos democráticos acordes con sus propias realidades, inicien el camino de liberación del ser humano que significa el socialismo.

La oposición venezolana está lanzando la idea de un posible fraude, incluso antes de producirse la cita electoral, para ello Henrique Capriles, el contrincante de Chávez, se ha negado a firmar un compromiso para reconocer el resultado que proclamará el Consejo Nacional Electoral, la institución más prestigiada de Venezuela e incluso la Conferencia Episcopal apoya con eufemismos la estrategia subversiva de la oposición.

Por su parte Chávez, en cambio, no sólo acepta firmarlo sino que decenas de veces ha repetido que respetará los resultados sean cuales sean y es que el fraude anticipado carece de verosimilitud, el propio Centro Carter, nada sospechoso de chavismo, ha declarado que el sistema electoral venezolano -electrónico y manual simultáneamente- es “el mejor del mundo”.

también te puede interesar