Opinión

Suma Nicaragua más victorias en saludo al 33 aniversario de la Revolución Sandinista

(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo) Muchas victorias presentes en este aniversario de la Revolución Sandinista, pero esta vez trataremos algunas, porque no caben todas en un modesto artículo

Redacción Central |


(Por Antón Rius, especial para La Voz del Sandinismo)
Muchas victorias presentes en este aniversario de la Revolución Sandinista, pero esta vez trataremos algunas, porque no caben todas en un modesto artículo

Managua.- La Revolución Sandinista, que si bien tuvo el triunfo de su etapa armada el 19 de julio de 1979 contra la tiranía de los Somoza, acumula numerosas victorias sociales a favor de la población nicaragüense y en este trigésimo tercer aniversario son muchos los logros, avances que se reconocen y que se reflejan en las encuestas más recientes, con más de 80 por ciento de simpatía hacia el Comandante Daniel, presidente de Nicaragua.

Los que peinamos canas o pocos pelos conocimos aquella etapa previa al triunfo sandinista, caracterizada por prisiones, torturas, desaparecidos, enriquecimiento ilícito del grupo que apoyaba al tirano y el sufrimiento de la gran mayoría de la población, quienes no solo padecían desempleo, hambre y el desamparo de un gobierno que no los representaba, lo que se vio reflejado amplia y públicamente tras el terremoto que castigó a Managua, ciudad que casi desapareció y que las hordas somocistas se adueñaron de las ayudas humanitarias que llegaban, dejando en la más triste indigencia a los que perdieron familiares, casas y los escasos recursos que disponían para sobrevivir.

Esta es una nueva etapa, porque más de 40 programas gubernamentales de carácter social ayudan actualmente a los más desposeídos a pasar los días, semanas y meses, mientras se amplían las ofertas de trabajo, lugares donde ganar el sustento de la familia de forma honrada y con la ayuda para crear pequeños y prósperos negocios, sean individual, familiares o en cooperativas rurales y urbanas, que no solamente ya se piensa en participar en el comercio local , sino nacional e internacionalmente, porque todas las posibilidades están abiertas.

Como ha dicho la compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del gobierno, se avanza de victoria en victoria hacia la prosperidad y el bienestar de toda la población, a buen ritmo, a paso sandinista.

Este trigésimo tercer aniversario del Triunfo de la Revolución Sandinista lo celebraremos no solo con nuevas victorias, sino con triunfos contundentes para la economía y el bienestar social de nuestro país, porque después de siglos de pensamientos, sueños y añoranzas, avanza a buen ritmo, a paso sandinista, la construcción del canal interoceánico, que unirá el Atlántico y el Pacífico mediante el río San Juan, que desde un inicio, ya cuando empiecen las primeras obras, ocupará mano de obra nacional , permitirá a nuestros jóvenes desarrollarse en las más modernas tecnologías del sector y, después que empiece su explotación, los recursos que deja al país serán bien distribuidos, como nos ha acostumbrado el gobierno del presidente, Comandante Daniel Ortega.

La construcción del Gran Canal Interoceánico a través del Río San Juan ya fue aprobado por nuestra Asamblea Nacional, prácticamente por todos los diputados, con solo dos abstenciones, lo que refleja que existe unidad de criterios sobre la importancia de esta obra para el país.

Nicaragua tendrá el 51 por ciento de las acciones, con igual proporción de ganancias cuando esté en funcionamiento, poniendo el país los recursos naturales que se requieren para una obra de tal dimensión, lo que implica que las naciones y empresas que se incorporen tendrán que invertir en equipos y todo lo demás que sea necesario.

No son pocos los que han manifestado interés en participar en la construcción y explotación de esta vía interoceánica, entre ellos Brasil, Rusia, Japón y otros países, así como entidades de reconocimiento internacional en esta materia. Pero hay tiempo y se pueden analizar todas las ofertas y aceptar aquellas que mejor garanticen a nuestra nación centroamericana el mayor aprovechamiento de este recurso.

Lo cierto es que se podrá hablar en un futuro de un antes y después del Gran Canal interoceánico de Nicaragua, porque la construcción y ejecución de esta vía eliminará no solo la pobreza extrema de nuestro pueblo, sino que se podrán desarrollar los trabajos de infraestructura necesarios para dejar atrás la pobreza nicaragüense y hacer de este pueblo una nación próspera, con bienestar, porque habrán posibilidades para todos, para hacer más grandes sus empresas y para iniciar pequeñas y medianas entidades que aportarán sus beneficios económicos y sociales.

Como dije en un artículo anterior, la juventud tiene ahora un gran reto, lógico de esta situación, y es el de enfrentar su capacidad para asimilar las nuevas tecnologías y pasar de una etapa de sumarles valores agregados a producciones agroalimentarias a la de asumir la ocupación de métodos modernos para el trasiego de buques de gran porte por esa vía interoceánica.

Pero esto sería una de las victorias en este aniversario, existen otros logros como los records económicos obtenidos durante el año pasado, tanto en producciones de diversos rubros y exportaciones en el 2011 por casi dos mil 500 millones de dólares, mientras que las inversiones directas sobrepasaron los 900 millones de dólares y el turismo internacional registró un millón 50 mil visitantes, por solo mencionar algunos.

Y seguimos avanzando a buena marcha, a ritmo sandinista, porque ya en el primer semestre las exportaciones de nuestros principales productos superan los mil 437 millones de dólares, lo cual fue reportado recientemente por el Centro de Trámite de las Exportaciones (CETREX), entidad que destacó también un incremento importante en el volumen vendido fuera de fronteras.

El director de CETREX, Jorge Molina, subrayó que las exportaciones se mantienen con el nivel que se han registrado a través de los últimos años y que de enero a junio ya superamos en 166 millones de dólares al de igual período del año pasado, para un crecimiento de 13 por ciento.

Molina afirmó que las proyecciones de las exportaciones para este año son superiores a los dos mil 700 millones de dólares, con un incremento también en el volumen.

Son muchas más las razones, porque si analizamos el mejoramiento de la infraestructuras en sectores vitales para la población como la educación, salud y caminos y carreteras, entonces tendríamos que llenar muchas más cuartillas y si alguien sabe de ese avance es la misma población, que no solo las ve, sino que las disfruta y las comenta, porque son protagonistas en muchos casos de esas labores, mediante un método que ha triunfado en nuestro país, el de responsabilidad compartida.

En este nuevo aniversario del triunfo sandinista sobre el somocismo podemos decir, sin temor a equivocarnos, que no solo vencimos al tirano con las armas, sino que avanzamos a paso seguro para eliminar al enemigo más cruel de los pueblos, la pobreza extrema, que tiene al hambre como su principal acompañante.

Este aniversario no solo está lleno de victorias, como hemos podido apreciar en párrafos anteriores, sino que tenemos un futuro cercano lleno de alegrías, porque existen proyectos que avanzan y son ya parte de nuestras realidades, como es el del Gran Canal y el de elevar nuestra competitividad exportadora, a la vez que nuestra población se aleja de la desnutrición, el analfabetismo y el hambre, lo cual ha sido reconocido por entidades internacionales en los últimos meses, como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y el Programa Mundial de Alimentos.

Por eso podemos decir a los mártires de aquella lucha armada, junto a nuestro presidente, el Comandante Daniel, el próximo 19 de julio, que la sangre derramada no fue en vano y que hoy seguimos combatiendo, pero con la sabiduría y el trabajo por un país mucho mejor, sin miseria y un porvenir lleno de posibilidades buenas, las cuales ya están a la vista y tenemos que seguir avanzando hacia esos objetivos, unidos en esta Revolución Cristiana, Socialista y Solidaria.

también te puede interesar