Opinión

Lucha contra el narcotráfico marcan las elecciones mexicanas

(Rubén Díaz, enviado especial de La Voz del Sandinismo) Este domingo ochenta millones de mexicanos deciden al presidente de la República

Redacción Central |

Este domingo los mexicanos votan tras una campaña electoral que ha estado marcada por la violencia del narcotráfico que golpea al país y una posible vuelta al poder del Partido de la Revolución Institucional (PRI), que gobernó al país por más de setena años.

En estos comicios están convocados casi 80 millones de mexicanos para elegir al sucesor de Felipe Calderón que ejercerá la presidencia durante el periodo 2012-2018, pero también las dos cámaras del Congreso, seis gobernadores, el jefe de gobierno de la Ciudad de México y unos 900 alcaldes.

Según difundió Consulta Mitofsky en la última encuesta semanal de la campaña, alrededor del 13,6 por ciento de los entrevistados se abstuvo de responder acerca de su intención de voto, la cifra más baja desde que se inició la contienda el pasado 30 de marzo.

En cuanto a los candidatos presidenciales, Enrique Peña Nieto, de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM) se mantiene al frente tanto en la intención de voto como en la preferencia efectiva.

Peña Nieto logró 38,4 por ciento respecto a la intención y 44,5 por ciento en las preferencias efectivas.

El abanderado del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, obtuvo el 25,4 por ciento y 29,4 (continúa segundo); mientras que Josefina Vázquez Mota, del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), queda en el tercer puesto con el 20,8 y 24,1 por ciento.

Por la amplia diferencia existente, los resultados de Gabriel Quadri, representante del Partido Nueva Alianza (Panal), no fueron considerados como pronóstico por el sondeo.

La sombra del fraude polariza el debate electoral

Convocados por el Instituto Electoral Federal (IFE), los aspirantes Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, Josefina Vázquez Mota, del Partido de Acción Nacional, Andrés Manuel López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática, y Gabriel Quadri de la Torre, de Nueva Alianza,se comprometieron a rechazar la compra y coacción del voto y cualquier acto de violencia que impida a los votantes llegar a las urnas este domingo.

En 1988 fue el candidato presidencial Cuathemoc Cardenas el que denunció el fraude electoral y más recientemente en el año 2006 Andrés Manuel López Obrador cerró las calles del centro de la capital del país en protesta tras haber perdido por un estrecho margen la elección presidencial, lo cual aseguró fue producto de un fraude electoral.

también te puede interesar