La agenda popular que ayuda a la Revolución

(Por Carlos Escorcia) Existe toda una variedad de pequeñas acciones individuales que podemos y debemos tomar para promover una cultura popular que reafirme el gran objetivo de promover el bienestar de todos los nicaragüenses.

Ahora que los nicaragüenses tenemos garantizada una agenda gubernamental Cristiana, Socialista y Solidaria (CSS), debemos tomar en cuenta toda una agenda popular que coadyuve y complemente la agenda oficial del gobierno Sandinista.

Existe la errónea tendencia de dejárselo todo al gobierno y a no mover un dedo si no es por iniciativa u orientación del presidente o la primera dama.

Aunque es fundamental mantener la disciplina y no desarrollar agendas paralelas, mucho menos hacer competencia a nuestro pueblo presidente, existe toda una variedad de pequeñas acciones individuales que podemos y debemos tomar para promover una cultura popular que reafirme el gran objetivo de promover el bienestar de todos los nicaragüenses.

A continuación algunas sugerencias que pueden ser adoptadas a título personal por todos los nicaragüenses que aspiramos a una vida mejor para nuestro pueblo, sin tener que agregar un centavo del presupueso estatal:

Hagamos un hábito el reciclar todos aquellos envases, productos, envoltorios, vasijas,etc que sean sujetas de reciclaje. Promovamos el uso de recipientes para la basura, no solo en nuestras casas, sino vigilemos y demandemos que estos existan en escuelas, centros comunitarios y parques. Recojamos todas las latas y bolsas plásticas que en contremos a nuestro paso y reciclémoslas, llevándolas a los centros de reciclaje. La ciudad se mirará mas limpia, por lo tanto mas saludable y habremos iniciado una Buena costumbre para nosotros y nuestros hijos.

Desarrollemos hábitos alimenticios saludables, eliminando el consumo de gaseosas, chucherías, alimentos con preservativos químicos y comida chatarra. Cuantas consultas médicas o camas en los hospitales es posible ahorrarnos con solo alimentarnos en forma saludable? Bebamos mas té verde y de manzanilla y consumamos menos cerveza y veremos un cambio dramático en nuestra salud. Incrementemos el consume de “jugo noni” como parte de nuestro consume diario de alimentos.

Con la entrega masiva de titúlos de propiedad y terrenos que promueve nuestro gobierno, se facilitaría la práctica masiva de pequeños huertos familiares para la producción de nuestras propias hortalizas. Producir nuesra propia ensalada en nuestros patios no solo significaría un gran aporte a la economía familiar, sino nos permitiría alimentarnos de manera mas saludable. Igualmente deberíamos criar nuestras propias gallinas, garantizándonos la obtensión de huevos de amor y el consumo de carne de gallina india, mas saludables y barato.

Promovamos la siembra masiva de árboles, comenzando en nuestras propias casa, extensiva a los parques y terrenos escolares. Insistamos con los maestros de nuestros hijos que se siembren constantemente grandes cantidades de árboles en todas las escuelas del pais, visitemos la escuela, ayudemos a regar los árboles y mantengamos el interés, demandando constantemente de nuestros hijos, sus maestros y nosotros mismos el cuido permanente de los árboles. Un crecimiento masivo de árboles en la ciudad, resultará en un clima mas agradable, un medio ambiente más saludable y mas sombra en nuestro candente clima nicaragüense.

Insistamos en el uso de la medicina natural como medio seguro para mejorar nuestra salud y curar la mayoría de nuestras dolencias. El uso de hierbas medicinales está tomando auge en los paises ricos, teniendo ellos que importarlo de otros paises, mientras nosotros tenemos toda una farmacia natural y una botánica farmacéutica a nuestro alcance y muchas veces gratis o a precios extremadamente bajos. Obviamente que se require un intenso proceso educativo, ya que existen muchas complicaciones que requieren ayuda médica profesional y los peligros de la automedicación siempre son una realidad a tomar en cuenta. Sin embargo, no es secreto que la alta presión y la diabetes por ejemplo, pueden prevenirse bajando de peso, eliminando la sal, el azucar, haciendo ejercicios y comiendo frutas y verduras.

Para todas esas cosas, lo único que necesitamos es un poco de iniciativa, la voluntad de hacerlo y poner manos a la obra, sin necesidad de dejárselo todo al gobierno y sin gastar ni un centavo extra en la mayoría de los casos. Produciendo nuestra propia ensaladas en los patios de nuestras casas, criando nuestras propias aves en casa, obteniendo huevos de amor a la orilla de la cocina, consumiento muchas frutas y vegetales, absteniéndonos del consumo de licor, gaseosas y cigarillos, significará un enorme ahorro personal y miles de consultas médicas innecesarias, permitiendo que otros que verdaderamente necesiten ayuda médica profesional, puedan recibirirla en los hospitales.

Necesitamos que nuestro presidente o nuestra primera dama nos tengan que bajar linea para hacer esto? Necesitamos esperar que la Asamblea Nacional discuta y aprueba el presupuesto de la república para implementar esta agenda popular? Obviamente que no, entonces, manos a la obra hijos de Sandino.