Opinión

Honduras, guerra sin máscaras

(Por Juan Almenares) Honduras ha sido convertida en un laboratorio experimental de Guerra Programada y de terror mediático donde concurren fuerzas de ocupación militar del Pentágono, fuerzas militares y policiales colombianas, sicarios , guardias de seguridad privada e intelectuales nacionales e internacionales tarifados por la ultraderecha norteamericana , europea y latinoamericana.

Redacción Central |

(Por Juan Almenares) Guerra sin máscaras…A partir del golpe de Estado militar Honduras ha sido convertida en un laboratorio experimental de Guerra Programada y de terror mediático donde concurren fuerzas de ocupación militar del pentágono, fuerzas militares y policiales colombianas, sicarios , guardias de seguridad privada e intelectuales nacionales e internacionales tarifados por la ultraderecha norteamericana , europea y latinoamericana.

El plan es abortar cualquier proceso de democratización y liberación y transforma nuestro país en una plataforma ideológica política y militar de agresión contra los pueblos del Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador y todos los países afines al ALBA.

A raíz de la convocatoria al Paro Cívico el 30 de marzo del 2011por el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), organizaciones campesinas, obreras, mujeres, feministas, comunidad de la diversidad sexual ; artistas , estudiantes de secundaria , universitarios, maestros, maestras y diferentes movimientos en resistencia se manifestaron en solidaridad con el magisterio nacional y protestaron contra las multinacionales que han apoyado a las fuerzas golpistas.

Las protestas se realizaron en puntos vitales del territorio nacional mediante: toma de puentes y carreteras, marchas plantones frente a la Corte Suprema de Justicia, Universidad Nacional Autónoma de Honduras y Universidad Pedagógica Francisco Morazán.

Se estima más de un centenar de personas fueron afectadas tanto por los gases, persecución, tortura, detención e impacto por armas de fuego.

El asalto de las tropas militares y policiales del Alma Mater y la Universidad Pedagógica con la consecuente salvaje represión estudiantil fueron hechos que se volvieron a realizar con el silencio de las autoridades universitarias.

Las zonas más importantes del Paro Cívico fueron: Dulce Nombre de Copan, Chiquila, Santa Bárbara en el occidente; Santa Cruz de Yojoa y Potrerillos en Cortés y El Progreso, Yoro. Al norte: San Pedro Sula y Ceiba, en el centro Tegucigalpa, en la zona Sur: Choluteca y el Aguan cerca de la costa atlántica.

En los Planes, zona del Aguan del departamento de Colón se concentraron aproximadamente mil personas con la presencia de aproximadamente 400 campesinos(as) miembros de la margen izquierda MUCA (Movimiento Unificado Campesino del Aguan), representantes del MCA(Movimiento Campesino del Aguan), maestros y maestras.

Durante tres horas la protesta pacífica fue objeto de lanzamiento de disparos dirigidos al cuerpo de más de trecientas bombas lacrimógenas y luego a múltiples disparos de bala vida de fusiles galiles y pistolas nueve milímetros .Según el relato de una de las victimas era una lluvia de balas que silbaban en los oídos.

Los resultados preliminares fueron seis heridos del MUCA: Neftalí Espinal, Franklin Hernández, Víctor Manuel Euceda, Paulino Chávez y Antonio Vásquez.

Un campesino del MCA fue golpeado en forma severa y dos maestros: Elías Nieto y Waldina Meléndez fueron heridos.

Algunas de las víctimas fueron hospitalizadas y sin respetar su condición traumática los militares y policías no respetaron las normas hospitalarias; al continuar violando sus derechos

Según el relato campesino murió un guardia de Seguridad que andaba con una escopeta y que fue confundido por las fuerzas represivas y recibió un disparo. Tres policías fueron objeto de trauma durante la confrontación.

Mientras esta barbarie ocurría; un contingente militar, policial con guardias privados y sicarios de los terratenientes desalojaba un grupo de campesinos de “La Aurora” quienes ante la desproporcionada fuerza represiva y terror no confrontaron pero defenderán las tierras que según ellos legítimamente les pertenecen.

El discurso de los cuerpos represivos y la guerra mediática es justificar la impunidad de las agresiones y tortura aduciendo en forma falsa y perversa la presencia de extranjeros (Cuba, Venezuela y Nicaragua)

Esta guerra programada articulada a una campaña mediática tienen fines experimentales la tortura física y psicológica , los crímenes de lesa humanidad , la utilización de armas toxicas letales en espacios cerrados y disparos dirigidos al cuerpo de las victimas produciendo quemaduras e incluso muerte.

En nombre de la democracia, de dios y la defensa de la propiedad privada de la oligarquía y las multinacionales se agrede a los cuerpos humanos como si fueran desechos o cosas sin valor.

Los operarios de la violencia ya no necesitan ocultar sus rostros con las capuchas y aunque se protejan con las máscaras antigás, tarde o temprano sufrirán el impacto de los tóxicos.

La esencia de esta agresión contra el pueblo está en la ¡Verdad sin Mascaras! cuyo contenido es la ideología y práctica fascista de los fieles servidores de la oligarquía y el capital multinacional.

Solo la organización, resistencia, movilización y la unidad de todo nuestro pueblo articulada a la solidaridad internacional podremos construir una nueva sociedad donde Honduras vuelva ser nuestra y de “Nuestra América”.

(Visited 4 times, 1 visits today)

también te puede interesar