Opinión

Obama-Afganistán: ¿Decisión in extremis?

La historia de la guerra en Afganistán va para largo y augura un atasco para los invasores

Redacción Central |

Tras largas semanas de cavilaciones y consultas, el Presidente Barack Obama ha dado un paso que lo involucra más en la guerra de Afganistán, al decidir enviar otros 34 mil soldados al país centroasiático a partir de marzo de 2010.

La cifra no llega a lo solicitado por el General Stanley McChrystal, pero constituye un significativo incremento de las tropas norteamericanas, en medio de la violencia que ha dejado ocho años de invasión y la incertidumbre tras el fiasco electoral.

La decisión sobreviene en un momento de creciente rechazo en la sociedad estadounidense a la presencia militar en Afganistán (una encuesta de CNN muestra un 57% de opositores a la guerra y un 59% que está en contra de enviar más tropas). Pese a ello, la Casa Blanca dio el paso adelante. Pareciera, como valoró el renombrado intelectual Gore Vidal, que el presidente «está actuando como si Afganistán fuera el talismán mágico; resuélvelo y habrás resuelto el terrorismo». [1]

Lo preocupante no es sólo la decisión en sí, sino bajo qué condiciones fue adoptada. Una alarmante noticia publicada en la revista Rolling Stone, el 29 de octubre, bajo la firma de Robert Dreyfuss, develaba que Barack Obama enfrentaba un ultimátum del Pentágono y la Junta de Jefes de Estados Mayores: o le facilitaba al General McChrystal los 40 mil efectivos adicionales que ha solicitado públicamente o enfrentaba un motín a gran escala de sus generales…”Tal parece que el Presidente está librando dos batallas: una en Afganistán y la otra organizadas por sus propios generales”. [2]

Obama estaba contra la pared desde que el diario “The Washington Post” publicara el informe del general McChrystal, que le fue filtrado por manos interesadas, en el que este señalaba que si no se envían refuerzos militares en escalada a Afganistán el riesgo de derrota es inminente: el chantaje no podía ser más brutal.

Como confirmación, aparecería en la prensa más tarde que atrás de la jugada de McChrystal se encontraba el general David Petraeus, quien ahora encabeza el Comando Central y, según algunos analistas, pretende ser candidato a la Presidencia por los republicanos en el 2012.

La guerra en Afganistán es la tercera más larga en la historia de Estados Unidos (97 meses) y sobrepasará pronto a la guerra de VietNam, que ha sido la más prolongada (102 meses). Más de 800 norteamericanos han fallecido en el campo de batalla, 55 de ellos en el pasado mes de octubre, y se espera que el incremento de tropas aumente además el número de bajas entre los ocupantes. La historia de la guerra va para largo y augura un atasco para los invasores. Como expresan los comandantes talibanes, herederos de la cultura de resistencia del pueblo afgano, “ellos tiene los relojes, pero nosotros tenemos el tiempo”. [3]

¿Se impulsó Obama hacia el abismo o fue empujado por sus generales?

[1] Entrevista a Gore Vidal «Obama está haciéndolo muy mal. Confía en los Generales», en El Mundo, España, 11 de octubre de 2009.

[2] Robert Dreyfuss: “Alzamiento de los Generales: Mientras Obama reexamina la fracasada estrategia de EE.UU. en Afganistán, enfrenta dos insurgencias: El Talibán y el Pentágono”, en Rolling Stone, 29 de octubre de 2009

[3] David Brooks: “Se cumplen 8 años de guerra en Afganistán; Obama evalúa el envío de 40 mil soldados”, en La Jornada, México, 8 de octubre de 2009

también te puede interesar

Bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)

CIRCULAR / JEFATURA NACIONAL DE CAMPAÑA

Como [email protected], como Gran Familia, como Familia Sandinista, Vamos Adelante, EN AMORANICARAGUA, y Siempre Más Allá!