Opinión

Nuestros derechos humanos

Nuestra misión como ciudadanos de este país: defender los Derechos restituidos por este Gobierno, cueste lo que cueste.

Redacción Central |

El Siglo XX será recordado por las dos guerras más brutales que ha registrado la Humanidad. La primera, en la década de los años 20, entre 1914 y 1918, y la segunda, entre 1939, 1940 y 1945. Los líderes mundiales de aquella época, dijeron que después de la Primera Guerra Mundial no volvería otra… y vino la Segunda.

En la Segunda hubo verdaderas atrocidades contra el pueblo judío, seis millones de Seres Humanos asesinados por los nazis, contra los pueblos gitanos, contra las minorías étnicas o de cualquier otra índole; contra los comunistas. Por ejemplo, Julius Fucik fue asesinado por comunista y por periodista, por el régimen nazi.

Y también será recordada la Segunda Guerra Mundial, por el horror de Hiroshima y Nagasaki. Estados Unidos castigó a Japón por el ataque a Pearl Harbor y le lanzó dos bombas atómicas. La primera vez ¡y la única! en la historia de la Humanidad que se han utilizado esas armas.

A Estados Unidos no le importó asesinar a decenas de miles de personas, y no solamente en el día que lanzó las bombas atómicas, sino lo que ocurrió después. Porque todavía hoy en día sigue muriendo gente como resultado de la contaminación radiactiva lanzada por las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, con un nuevo Orden Internacional, emergió la Unión Soviética como una potencia a la par de Estados Unidos, y las potencias europeas quedaron pulverizadas. Al terminar esa Segunda Guerra Mundial, los pueblos se pusieron de acuerdo en una Declaración Universal de Derechos Humanos y en 1948 la publicaron.

Han transcurrido más de 60 años de esa Declaración, y hoy en día está absolutamente vigente, pero castrada, mutilada; porque el capitalismo se ocupó en esta parte del mundo, en el Hemisferio Occidental civilizado, cristiano y occidental… decía alguien por ahí, en este Hemisferio se ocupó de solamente relativizar los Derechos Humanos a la esfera política, al derecho a la Democracia, que sí, es un derecho; al derecho a organizar Partidos Políticos, que también es un derecho… y ¡válido además! Pero todos los demás, ni siquiera los conocemos, ni siquiera están difundidos masivamente ante la población.

Pocos conocen, por ejemplo, que a partir del Artículo 21 de esa Declaración, están los Derechos Sociales. Les quiero citar algunos, por ejemplo, en el Artículo 21 de la Declaración Universal de Derechos Humanos está establecido todo lo que son los Derechos Políticos; y el siguiente Artículo, el 22 dice: “Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la Seguridad Social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales indispensables a su Dignidad y al libre desarrollo de su personalidad”.

Fíjense, en este Artículo, se establece que la cooperación internacional es un Derecho Humano. Y ¿qué es lo que hemos vivido los nicaragüenses? Nos han politizado ese Derecho, y nos han condicionado políticamente el ejercicio de ese derecho, a complacer los caprichos, los deseos, la voluntad política de los europeos y los norteamericanos… ¡están violando nuestros Derechos Humanos!

Lo vamos a poner ahora de otra forma. ¿Qué cosas ha hecho este Gobierno en estos 33 meses de ejercicio del Poder? Sencillamente, algo muy corto: ha restituido los Derechos Humanos del pueblo nicaragüense, en toda su dimensión.

No se trata, cuando el Gobierno, por ejemplo, inaugura viviendas, o cuando el Gobierno abre un nuevo pozo de agua potable o declara la gratuidad de la educación o declara la Revolución Educativa para tener calidad o inaugura un instituto técnico o hace una carretera o financia a los campesinos para luchar contra el hambre o financia a las mujeres para que tengan derecho a un préstamo en condiciones ventajosas y puedan salir adelante…Cuando hace todo esto, no se trata de dádivas que el Gobierno entrega, no se trata de limosnas que el Gobierno entrega. ¡No…! Se trata de la restitución de Derechos Humanos fundamentales, conculcados por el capitalismo a lo largo de los últimos 17 años, entre el año 1990 y 2007.

Es decir, en fin de cuenta, lo que ha hecho el gobierno del Presidente Daniel Ortega ha sido restituir derechos, a veces ignorados incluso, por los Seres Humanos que habitamos Nicaragua; el Derecho a la Autodeterminación, el Derecho a la Soberanía Nacional, los Derechos Políticos, de eso sabemos mucho los nicaragüenses.

De las otras cosas, nos las convirtieron en mercancías. Nos dijeron que eso no, ese no era tu derecho, si tenías dinero… ¡cómpralo! Si no tenés dinero, pues no lo comprás. Si no tenés dinero para comprar comida, pues te morís de hambre; si no tenías dinero para comprar medicamentos, pues te morías hasta de un dolor de estómago.

Hoy no, esos son Derechos restituidos, estamos cumpliendo cabalmente la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y así tenemos que asumirlo. Son cosas que teníamos derecho y que no las gozábamos… ¡hoy las gozamos, y tenemos que defenderlas! Esa es nuestra misión como ciudadanos de este país: defender los Derechos restituidos por este Gobierno, cueste lo que cueste.

Recuerde, la lucha es el más alto de los cantos, y si nos unimos… ¡somos invencibles!

también te puede interesar