Opinión

Unidos somos invencibles

Las corporaciones mediáticas aplican las reglas del mercado,también para vender a sus candidatos, para vender sus ofertas políticas.

Redacción Central |

Con frecuencia escuchamos en los medios de comunicación, en las corporaciones mediáticas, que tal o cual producto tiene más o menor validez, que tiene mayor o menor gusto entre la gente. También ocurre con los políticos… el marketing político. Es decir, las corporaciones mediáticas aplican las reglas del mercado, también para vender a sus candidatos, para vender sus ofertas políticas.

Una de las maneras que tienen las corporaciones mediáticas para ofrecer las bonanzas de sus productos es la “encuestodocracia”, algo parecido a la “partidocracia”. Han tratado de ofrecernos, fabricarnos, inventarnos un consenso con las famosas encuestas que se dan a hacer según el gusto del cliente; hay clientes que quieren aparecer de determinada forma y, otros que prefieren de otra manera.

Este lunes hemos sido testigos de una más de esas fabricaciones de consenso… te quieren hacer aparecer como que la mayor parte de la gente te dice esto o aquello, y te ocultan lo que no les conviene; siempre aparece, en estos medios de comunicación, lo más favorable a sus intereses. Pero en esta oportunidad, este lunes por ejemplo, no aparece para nada relevados, como debe ser, los escuálidos resultados que han obtenido sus propios partidos. Y ¡qué casualidad! Ellos, que se reclaman como la mayoría de los ciudadanos, aparecen exactamente como lo contrario, como la ínfima minoría.

Observemos por ejemplo el cuadro que publicaba este lunes el diario La Prensa. En ese cuadro aparece el Frente Sandinista de Liberación Nacional como la principal fuerza política del país. No solamente es el Partido de mayor arraigo entre la gente, sino que, si nos atenemos a esos datos, es el Partido de mayor influencia. Es decir, es el único Partido que podría decir: “yo sí represento a la mayoría de los ciudadanos”.

Porque fíjense, la oposición, en su conjunto, suma apenas: 9 puntos el PLC; 5.4% el PLI-Vamos con Eduardo; 1.3% la Alianza MRS; 0.8% el ALN y, 0.4% el Partido Conservador. Ni entre todos llegan a la mitad de lo que el Frente Sandinista de Liberación Nacional marca por sí solo… ¿quién podría reclamarse entonces como la fuerza mayoritaria, el Frente Sandinista o toda la oposición en su conjunto?

Entonces, la gran pregunta es… ¿Por qué nos quieren vender lo contrario? ¿Por qué nos dicen, cuando hablan de la oposición: éstos representan a la democracia, representan a la mayoría; el Frente Sandinista representa a la minoría y representa la antidemocracia? ¿Por qué nos fabrican esta realidad, por qué nos inventan esta realidad…? Por una sencilla razón: sus intereses son contrarios a lo que la mayoría piensa; sus intereses son contrarios a lo que el Frente Sandinista plantea, que representa, como bien lo demuestran sus encuestas, la mayoría del pueblo nicaragüense.

Ahora bien, hay otro ángulo… ¿Por qué será que la oposición no logra sembrar sus posiciones, por qué no logra fabricar un proyecto entre la gente? ¡Porque no tienen ideas! Porque lo único que saben es defender intereses. Ustedes observen, analicen los discursos de la oposición, de cualquiera que se proclama a sí mismo “demócrata”, se llame Eduardo Montealegre, Abelardo Mata, se llame Arnoldo Alemán, Edmundo Jarquín o Antonio Lacayo ¡no importa el nombre! Póngale cuidado… ¿tienen alguna propuesta para que Nicaragua venza los problemas que enfrenta? ¿Tienen alguna alternativa a lo que hace el Gobierno? Siempre están “Don me opongo…” Entre más se oponen, creen que son más opositores, y el pueblo los castiga.

Hay datos que no publica el diario La Prensa, por ejemplo, y los cito del Informe Pastrán. Según esta propia encuesta, que La Prensa no publicó, el 52% de los nicaragüenses dice que la Salud ha mejorado y, más o menos el mismo porcentaje, el 51% dice que la Educación ha mejorado. Fíjense, dos de los principales proyectos del Gobierno de la República que, casualmente, son los más censurados por las corporaciones mediáticas, y sin embargo, pese a la censura, la gente constata en la realidad, que están mejor hoy que hace dos años y medio, cuando ellos tenían el poder. Sin embargo, esto no lo ponen de relevancia, ¡ni siquiera lo publican!

Más aún, hay una contradicción enorme en esa encuesta. Fíjense ustedes: el Presidente Daniel Ortega, dicen, ha bajado su popularidad… Pongan cuidado en esto: Dicen que ahora la gestión del Presidente Ortega es apenas aprobada por el 22%. Y sin embargo, el Frente Sandinista tiene casi el 33% de esa encuesta, de opiniones favorables. ¿Cómo se compara lo uno con lo otro? Es una evidente contradicción. Ahí, evidentemente hay una manipulación de los datos.

Cómo ése podríamos citar muchos otros ejemplos. Rápidamente te digo otro… el único Partido que ha crecido entre una encuesta y la otra, es el Frente Sandinista, más del 2%. El único Partido que ha crecido como tal. Y los indecisos, que aparecían con mayor fuerza, ahora son menos; es decir, los que se declaran independientes, porque según esta última encuesta han bajado los independientes. O sea, los independientes, los que se declaran sin Partido, cada vez están más con la obra del Gobierno del Frente Sandinista… ¡esos son hechos! según sus propias encuestas.

Y me estoy ateniendo simplemente a los datos que ellos ofrecen, que no sabemos si es la realidad; simplemente estamos tratando de advertir, de lo que ellos mismos publican, cuáles son las cosas verdaderas.

No se olviden, la mayor encuesta es lo que vos sentís; la mayor encuesta es cómo vos analizás las cosas, cómo vos constatás en la realidad, los hechos. No te dejés llevar por lo que ellos dicen, o por lo que otros dicen… tu experiencia está por encima de todo.

Y también no se olviden: que la lucha es el más alto de los cantos y, si unidos luchamos ¡somos invencibles! Que la pasen bien.

también te puede interesar