Opinión

Irresponsabilidad de los patrones

Aseguran que en sus publicaciones promueven “el respeto” a las libertades públicas. La libertad de expresión, de prensa, derechos humanos, individuales, políticos y los valores morales. Son ardientes defensores de la ética, es decir, que hacen creer que están irradiados por un aura que ilumina sus actuaciones

Redacción Central |

Sin embargo, cuando se trata de sus intereses económicos hacen desaparecer la objetividad, el balance informativo, el profesionalismo porque se olvidan de sus escrúpulos y de practicar la ética y echan lodo contra quien sea. No les importa dañar la credibilidad y reputación de las personas, autoridades o instituciones.

Esa práctica de la dictadura bicéfala de El Nuevo Diario quedó descubierta, la semana pasada, con la publicación contra una prestigiosa empresa estatal, cuyo titular decía “Extorsión en parqueo del Aeropuerto”.

¿De quién es el negocio? se preguntaban los patrones del rotativo en el antetítulo.

La información se refería a un supuesto aumento de la tarifa del parqueo del Aeropuerto de 20 a 50 córdobas, afirmación que es totalmente falsa porque jamás hubo tal incremento.

Desde hace varios meses en las entradas de acceso al parqueo, se encuentran sendos rótulos que establecen las tarifas del pago de veinte córdobas para los vehículos livianos y cincuenta para los semipesados, en cuya categoría están los que transportan a más de seis personas.

“Informadores” desinformados

La publicación de El Nuevo Diario además de no contar con ninguna fuente de información, no contenía la declaración de algún funcionario de la empresa que proporcionara su versión a como corresponde, y ni siquiera tenía el crédito del “periodista” que se encargó de redactar la nota informativa, es falsa.

“La semana pasada se pagaban 20 córdobas, pero ayer comenzaron a cobrar 50 córdobas por cada vehículo, aunque esté solamente estacionado cinco minutos”, dijeron los quejosos que llamaron a la redacción de este diario.

¡Qué tacaña!

¿Cuáles quejosos?. No podían citar a ninguno porque no existían. Realmente quien proporciona los datos es una integrante del clan Chamorro, quien proporcionó la “información”, luego de armar un berrinche en el Aeropuerto por el cobro de los pinches cincuenta córdobas por el ingreso de su camionetona que transportaba a más de seis de sus familiares que viajarían al exterior.

Sí esa “defensora de las libertades públicas” se comporta tan tacaña teniendo tanto dinero a costa de los trabajadores, ¿cómo sería si fuese palmada?

Que se puede esperar de esta mujer que es la misma irresponsable que en el mes pasado se expuso a contraer el virus de la influenza humana en México y sin importarle que estaba arriesgando al contagio a miles de nicaragüenses, ingresó por el Aeropuerto y no reportó su permanencia en le país azteca.

Que concha la que tiene esta mujer al hablar de extorsión. En todo caso es ella junto a su familia, quienes están extorsionando a los lectores al elevar el precio de cada publicación de cinco a siete córdobas, es decir, le aumentaron el cuarenta por ciento.

“Esperamos la comprensión de nuestros lectores y el convencimiento que sólo la presencia de una prensa libre, sostenida con valentía, independencia y respeto por la pluralidad del pensamiento, puede ayudar a garantizar que no vuelvan a conculcarse en nuestro país los derechos individuales y las libertades públicas”, justificaron los patrones por el aumento del precio de cada ejemplar.

Claro que esperan comprensión de sus víctimas, pero para continuar embolsándose las exorbitantes ganancias que obtienen en sus ingresos.

El que habla de las peras..

No olvidemos que también extorsionan a los trabajadores debido a que les pagan míseros salarios; mientras la cúpula mediática se receta abultadísima sumas de dinero, y perennemente realizan cambio de vehículos de lujo que salen de las costillas de los empleados.

¡Y tienen el cinismo de criticar a los altos funcionarios por devengar megasalarios!.

Los directivos del monopolio mediático no están dispuestos a perder sus privilegios y prefieren sacrificar a los lectores y a sus trabajadores, a quienes están echando a la calle sin ninguna consideración.

¡Sorpresa!

Los despidos de las empresas también constituyen noticia. ¿Pero por qué no publican que la semana pasada echaron a la calle a una veintena de trabajadores, cuatro de ellos periodistas?.

Algunos de los cesanteados habían sido enviados de vacaciones para no pagárselas en su liquidación.

El colmo, hasta el hijo de uno de los directivos, Sergio Aguirre, tuvo que engrosar la extensa lista de desempleados de ese diario.

Nadie esperaba que Aguirre, hijo de uno de fundadores de El Nuevo Diario, fuese lanzado a la calle como cualquier mortal periodista.

Nepotismo mediático

No podía ser de otra manera. El fallecimiento del director Xavier Chamorro, había dejado renca a la dictadura bicéfala Chamorro-Aguirre, compuesta por cuatro miembros de cada familia. Tenía que corregirse el balance para que quedaran tres a tres.

El resto de periodistas y trabajadores del Nuevo Diario,

interpretan el despido de Aguirre como la profundización de la pugna

silenciosa que ha existido entre los miembros de ambos clanes.

Desde la fundación del periódico, los Chamorro han venido

escalando posiciones y han logrado copar los mejores puestos de la dinastía

mediática al ejercer control absoluto de los principales cargos de dirección,

así como de la toma de decisiones económicas y financieras de la empresa.

Otras disposiciones que adoptaron los patrones contra los trabajadores es la suspensión de la mínima cuota de combustible que le otorgaban a algunos periodistas que poseen vehículos, y eliminaron la ayuda de un mil córdobas que les otorgaban a los empleados para la compra de lentes.

Por supuesto que los beneficios de ambas familias quedaron intactos.

Manipuladores

Son tan irresponsables que armaron una alharaca e intentaron destruir la imagen de la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales, (EAAI) por la supuesta confiscación de equipos que habría practicado contra una compañía que brindaba servicios en la industria aeronáutica.

¿Por qué no preguntan cómo surgió y quiénes son los socios de esa empresa?, ¿Por qué el Instituto de Aeronáutica Civil, les revocó la concesión de prestatario del servicio?.

Solamente se dedicaron a especular y dar una sola versión para cumplir con su objetivo de proyectar una actuación incorrecta del gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

Por si no lo han olvidado, los gobiernos neoliberales promovieron la privatización de todos los servicios, e intentaron hacerlo con el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino (AIACS) para otorgárselo a una línea aérea.

Como no pudieron ejecutar sus planes con el AIACS, impulsaron el surgimiento de Ghansa e hicieron desaparecer la cooperativa integrada por trabajadores de la terminal aérea que inicialmente brindaban el servicio de rampa.

Con una amañada concesión, Ghansa obtuvo el arrendamiento de los costosísimos equipos del AIACS que ahora reclama como suyos.

Esa es la objetividad, imparcialidad y transparencia que utiliza el monopolio mediático para actuar e informar al público nacional e internacional.

también te puede interesar