Opinión

Gobiernos neoliberales demostraron odio al pueblo

Las nuevas generaciones deben conocer lo que padecieron los nicaragüenses al ver la arremetida de la ultraderecha contra las conquistas del gobierno sandinista

Redacción Central |

El odio visceral de los gobiernos neoliberales contra todo lo que olía a revolución y las obras sociales que ésta había impulsado, lanzó al desempleo, a la miseria y al hambre a miles de nicaragüenses del campo y la ciudad en la década de los noventa, pero no pudo acabar con el ímpetu revolucionario de los trabajadores organizados en los sindicatos, cooperativas y otras formas de organización creadas en las zonas rurales.

Hoy, casi dos décadas después de aquella etapa terrible que sufrió el pueblo, es posible que las nuevas generaciones no conozcan lo que padecieron los nicaragüenses y otros, quizás, se resistan a revivir aquellos días aciagos, tras enfrentar la más brutal guerra de agresión y el embargo económico propiciado por Estados Unidos, que dejó como saldo miles de muertos, lisiados, destrucción y un país en bancarrota económica.

Se estima que más de 100 mil nicaragüenses que entran al mercado de trabajo anualmente, se vieron sin ninguna alternativa y se produjo una migración hacia el norte y hacia el sur, superior a la que se registró durante los años de la guerra contra- revolucionaria financiada por Estados Unidos.

“El Plan de Conversión Ocupacional, implementado por el gobierno de Violeta de Chamorro en 1990, fue ejecutado con la intención de despedir a miles de personas y cerrar todas las puertas para desmantelar el Estado, significó el desmontaje del Estado”, expresó la ministra del Trabajo, Jeannet Chávez Gómez.

A partir de ese momento se fueron clausurando todos los programas que el gobierno revolucionario había implementado y reduciendo el ámbito de acción del Estado “y el resultado fue autonomía escolar, falta de gratuidad en la salud y la venta de todas las empresas y bienes del Estado a precios de guate mojado”.

Comienza el éxodo

Miles salieron a países vecinos en busca de nuevos horizontes, para sobrevivir y ayudar a sus familias, ante la ferocidad de los planes de ajustes estructurales impuestos por los organismos financieros internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“No hubo ninguna preocupación por tener programas especiales que pudieran absorber a toda esa gente que estaba saliendo del Estado. La gente fue lanzada a la calle sin ninguna posibilidad de ser protegida por algún programa y sin ninguna posibilidad de conseguir empleo”, agregó la titular del MITRAB.

Asimismo, en los noventa el papel del Ministerio del Trabajo fue reestructurado, al igual que todas las instituciones de gobierno, fue ajustado al modelo neoliberal y hasta el 2006 el MITRAB jugaba un papel absolutamente pro empresarial.

“Esa era la percepción que tenían los trabajadores, que el MITRAB era un ministerio en donde no se le resolvían sus problemas y no había la más mínima confianza para exponer un problema laboral, una situación de incumplimiento de derechos laborales”, dijo Chávez.

Se avanza en condiciones difíciles

“Ahora hemos venido avanzado durante estos dos años para que se cumplan los derechos laborales a los trabajadores del país y para que se respeten los derechos de los niños a no trabajar, y para que a los adolescentes se les den las condiciones que la ley manda”, resalta la funcionaria.

Hoy existe una situación difícil en materia de empleo, pero hay una convicción política y revolucionaria, que durante este año se van a generar de más de 123 mil empleos a partir fundamentalmente de los programas de inversión pública, en infraestructura vial, infraestructura eléctrica, vivienda popular, se van a generar 40 mil 600 nuevos empleos, según estima la ministra del Trabajo.

A través de los bonos productivos se generarán más de 35 mil nuevos empleos. El plan es entregar más de 17 mil bonos y se estima que son dos nuevos empleos por cada bono productivo.

Asimismo con el programa Usura Cero, se entregarán 20 mil nuevos microcréditos que significarán 20 mil nuevos autoempleos para las mujeres de la ciudad.

También se apoyarán a las micro y pequeñas empresas. Hay 500 empleos planificados para el 2009, con créditos a los sectores turísticos y agroindustrial en todo el territorio nacional.

Defender empleo y salario

“Este empleo está cimentado sobre la inversión pública y sobre el compromiso de este gobierno no sólo de generar ese empleo, sino de la defensa del actual empleo y el salario”, expresó Chávez Gómez.

“Estamos trabajando para que quienes tienen un empleo puedan continuar sosteniendo las condiciones que han gozado en materia de derechos laborales y sus salarios”.

Indicó que la tasa de desempleo abierto es de un 6%, lo que significa que el 94% de gente está ocupada. La tasa de subempleo es alrededor del 30%, “y estamos trabajando con ese sector informal para poco a poco ir formalizando y que tengan la cobertura del seguro social y el cumplimiento de sus derechos laborales”, dijo.

Revolución alcanzó pleno empleo

Por su parte, el secretario general del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT), doctor Gustavo Porras, enfatizó que en la primera mitad de la década de los 80´s, cuando todavía el imperialismo norteamericano no había aún apretado sus acciones contra el proceso revolucionario nicaragüense, el gobierno sandinista logró pleno empleo en el país. Como nunca antes en la historia.

“En la etapa de la reconstrucción hubo una política de pleno empleo, en la reconstrucción y productivo. Como nunca se distribuyó la tierra y se fueron desarrollando grandes esfuerzos en el campo”, resaltó.

“Esa política de pleno empleo provocó en la población una situación de tranquilidad, estabilidad y de felicidad. Pero la política de agresión y de desgaste del imperio norteamericano y de todos sus lacayos que son los mismos que siguen actuando a favor del neoliberalismo, fue golpeando esas posibilidades”, expresó Porras.

El dirigente sindical señaló que a pesar de la guerra se hicieron enormes esfuerzos para mantener equidad social y el abastecimiento a la gente y el empleo.

Acabaron con el Estado

“En los noventa se da un desmantelamiento de todo el Estado y la privatización brutal de todos los servicios públicos y la filosofía de que el mercado era el que resolvía todo y en tan sólo dos años despidieron a más de 100 mil empleados”, recordó Porras, quien vivió aquellos duros momentos. Sólo la Unión Nacional de Empleados, (UNE) que tenía aglutinado a más de 60 mil trabajadores fue reducida a tan sólo siete mil. El neoliberalismo impuso el Plan de Conversión Ocupacional. Casi la mitad de la población quedó desempleada o subempleada.

“También contrataban a la gente con contratos civiles no laborales, para que perdieran sus derechos, teniendo trabajadores casi esclavos, sin derechos laborales”, recordó Porras.

Facilitadores de la explotación

“Hicieron un Estado facilitador, pero facilitador de sus negocios. Ese concepto de Estado facilitador hicieron un proceso de privatización del presupuesto. Ejecutando el presupuesto bajo el concepto de tercerización, contratando a los ONG, que a la vez contrataba trabajadores de la salud pero con contratos civiles, sin derechos laborales”, recordó el médico y líder sindical.

El dirigente del FNT asegura que golpearon a los sindicatos y los derechos de los trabajadores y todo estaba subordinado a los intereses de los empresarios y las transnacionales.

“No había crédito, ni reforma agraria y las propiedades que se les había dado con la reforma agraria andaban detrás los voraces neoliberales para comprárselas a guate mojado. Los neoliberales destruyeron las posibilidades de este país y las capacidades productivas”, sentenció.

A partir de los noventa se da la fuga de nicaragüenses que se van por problemas económicos, por el desempleo, haciendo trabajos por los cuales estaban sobre calificados.

“Es un dolor para nosotros darnos cuenta que una enfermera está de empleada doméstica en Costa Rica, cuando podría estar atendiendo a los nicaragüenses, pero como se cerraron las posibilidades de trabajo, no hubo expansión del empleo”, señaló.

también te puede interesar