Opinión

Prioridad sandinista combatir pobreza

Informe del presidente Daniel Ortega al Parlamento resaltó aspectos exitosos de la aplicación de esa estrategia en 2008

Redacción Central |

Informe del presidente Daniel Ortega al Parlamento resaltó aspectos exitosos de la aplicación de esa estrategia en 2008
» Informe de Daniel refleja logros y traza nuevas metas
» Informe en formato Word (.doc)

El balance del trabajo en esa dirección durante el segundo año de gobierno de Daniel resalta la importancia de la entrega de los bonos alimentarios y de la capitalización de los pequeños y medianos productores empobrecidos durante 16 años de gobiernos anteriores.

En 2008 se entregaron 19 mil 359 bonos productivos a mujeres, implementando de esta manera prácticas de género y dejando atrás las retóricas promulgadas por el modelo neoliberal.

Se logró incrementar seis mil 359 bonos más que en el 2007, lo que representa un aumento del 48,9 por ciento y es bueno tener en cuenta la llegada de los beneficios, desde el inicio del programa, a 32 mil 359 mujeres y sus familias, hecho de hondo contenido social.

La generación de empleo directo e indirecto a través del Programa Productivo Alimentario Hambre Cero en los dos años de funcionamiento ha sido de 48 mil 802 permanentes y 97 mil 604 indirectos o temporales.

En el ciclo agrícola se habilitaron 140 mil 10 productores distribuyéndose 82 mil 625 quintales de semillas de granos básicos y superando la atención a quienes producen en 48 por ciento en relación al ciclo anterior.

En la parte agrícola del Programa durante los dos años de duración se generaron 598 mil 314 empleos directos e indirectos temporales, de ellos 432 mil 30 sólo en el 2008, todo lo cual significó una notable reducción del desempleo en el sector.

Durante los 16 años de gobiernos neoliberales, las mujeres nicaragüenses estaban excluidas de acceder a financiamientos adecuados y el gobierno sandinista terminó con esa discriminación absurda.

En 2008 el programa de microcréditos Usura Cero atendió a 68 mil 221 socias, nada menos que 64 mil 916 más que al inicio del programa en el 2007.

Se otorgaron 384,4 millones de córdobas en créditos, cantidad muy superior a los 43,7 millones del 2007 y la distribución fue en 129 municipios del país, todo ello destinado a terminar con las condiciones de explotación vigentes durante anteriores Ejecutivos para acceder a una ayuda de ese tipo.

Desde que se inició el programa en 2007 y hasta diciembre del 2008, se habilitaron 71 mil 526 socias a las cuales se les ha entregado 80 mil 895 créditos con un monto total de 428,1 millones de córdobas.

La atención a las pequeñas y medianas industrias dejó de ser sólo una retórica de seminarios y consultorías y se convirtió en verdadero instrumentos de fomento y de respaldo a esos nicaragüenses con deseos de trabajar y producir.

En 2008 se asesoraron a 160 empresas, se constituyeron y legalizaron 80 cooperativas, se apoyó a 100 PYMES para la mejora de sus productos y se capacitaron mil 305 empresarios en escuelas técnicas de las ramas de cuero, textil, cerámica, panificación y turismo comunitario.

A través de un plan de financiamiento incluyente se materializó un crecimiento en monto de fondos y en usuarios de crédito en el sector rural.

El valor de los créditos desembolsados pasó de 542,2 millones de córdobas en el 2007 a dos mil 420,5 millones en el 2008, concretando así una política que potencia las capacidades productivas de sectores excluidos por el neoliberalismo.

El informe registra también el apreciable salto en la producción de granos básicos, carne bovina, leche y acopio de plantas, rubros de importancia para el país y su economía.

Igualmente, el establecimiento de puestos de venta que forman la red de distribución de alimentos básicos a la población, la cual ni siquiera existía al llegar el sandinismo al gobierno.

Otra indudable medida de beneficio popular fue el establecimiento del programa Paquetes de Alimentos para el Pueblo dirigido a trabajadores de instituciones del Estado, mediante el que se atiende a 17 mil empleados y a sus familiares, pues quien labora y produce tiene la ayuda y el apoyo del gobierno revolucionario.

también te puede interesar