Opinión

Barcelona y Centroamérica

Lo que sufre España le duele al mundo, pero lo vive también, y a gran escala, Guatemala, El Salvador y Honduras