Nicaragua

Estamos entregados a fortalecer una cultura de reconciliación, trabajo y paz

Aplicada a estos tiempos de desafíos que sabremos trascender, aseguró Rosario

Nicaragua-se-niega-a-ser-tierra-fértil-para-el-odio
Estamos entregados a fortalecer una cultura de reconciliación, trabajo y paz |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, aseguró que sabemos reconocer que somos un pueblo de hermanos, que debemos fortalecer y construir la paz y unidad todos los días desde la reconciliación.

Estamos entregados a fortalecer una cultura de reconciliación, trabajo y paz, y estamos trabajando para que desde la Asamblea Nacional se pueda discutir y convertir en Ley de la República y que nos permita avanzar desde la escuela y la comunidad, creando los lazos de familia cristiana, de familia, de fe y esperanza que sabe reconocer en Dios al hacedor de todas las cosas, confiamos plenamente en Dios y desde la esperanza que alienta vamos adelante, insistió.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía precisó que se está consultando la propuesta de política de reconciliación y paz, renovada y aplicada a estos tiempos de desafíos y retos que sabremos trascender.

Los revolucionarios estamos hechos para enfrentar los retos con valentía, nobleza, porque los ideales y valores de las revolucionarios son nobles, porque luchamos para que los pueblos vivan bien y para salir de la pobreza, manifestó.

Rosario recalcó que la victoria principal es la paz y seguridad.

Añadió que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional trabaja desde la fe y esperanza para afianzar amaneceres y tiempos nuevos.

Para que la esperanza se instale en todos los corazones, y para que desde ese ánimo vayamos avanzando, venceremos porque sabemos vivir de acuerdo a los preceptos de nuestra fe cristiana, construyendo fraternidad, respeto y reclamando que nos respetemos unos a otros como seres humanos, destacó.

A través de los medios del poder ciudadano, indicó que el pueblo jamás va a perdonar que obstaculicen el derecho a trabajar.

Que no vivan en sintonía con las mayorías que necesitan trabajar, los que quieren y tienen derecho a vivir mejor no van a perdonar a quienes no entienden ni respetan el derecho esencial a la vida, a la alegría y prosperidad, insistió.

Enfatizó que las familias queremos reconciliación y paz para avanzar todavía más.
mem/ele

también te puede interesar